Seis regiones sufren escasez de carburantes

Crisis. Hay problemas en Santa Cruz, Tarija, Beni, Pando, Cochabamba y La Paz. Surgen roces entre YPFB, YPFB Refinación y la Súper de Hidrocarburos. La producción llegó al tope. Importarán gasolina.

Hilton Heredia García | [email protected]eldeber.com.bo



image

Espera. Cientos de vehículos forman largas filas en algunos surtidores para abastecerse de diésel. La gente está furiosa

En barrios y el campo sigue el drama

La producción de gas natural y líquidos llegó a su ‘pico’ en Bolivia. La escasez de carburantes impacta en Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando, además que se observan largas filas de vehículos en las estaciones de servicio de Cochabamba y de La Paz, lo cual provocó un estallido de crisis entre YPFB, la empresa YPFB Refinación y la Superintendencia de Hidrocarburos, admitieron fuentes gubernamentales de la estatal petrolera y de la entidad reguladora.

Ante esa situación, el Ministerio de Hidrocarburos convocó a las partes y les ‘aclaró’ sus funciones y competencias.

Si bien los primeros argumentos de la estatal petrolera y de la Superintendencia de Hidrocarburos fueron que la falta de carburantes se produjo por los bloqueos de los cívicos, principalmente en la zona del Chaco, ahora se confirma que la producción llegó a su ‘tope’. Además que no hay criterios técnicos para manejar la situación entre las empresas y la Súper, y todo el trabajo se politizó en el interior de esas instituciones. El tema salió a la luz tras la falta de diésel en el oriente boliviano, además del racionamiento de gasolina en La Paz, que causó roces entre la empresa nacionalizada, la entidad reguladora y el propio Ministerio de Hidrocarburos.

Consultado el viceministro de Industrialización, William Donaire, admitió que hubo una reunión de alto nivel con los titulares de YPFB, YPFB Refinación y la Superintendencia de Hidrocarburos, a los cuales se les recordó sus competencias. "El control de regulación y ver si cada uno de los mercados está abastecido es una función estrictamente de la Súper; la producción y entrega corresponde a Yacimientos. Se han definido las obligaciones y, por lo tanto, es la Superintendencia la que tiene la última palabra en el control", aseveró.

Sin embargo, el Ministerio de Hidrocarburos y el propio Gobierno han dado un ultimátum a las petroleras para invertir en el país hasta diciembre. ¿No es responsabilidad del Poder Ejecutivo exigir una mayor producción y velar por el abastecimiento del mercado interno? preguntó EL DEBER a Donaire, a lo que respondió: "Este tema se está manejando, pero seguimos analizando cada uno de los programas de las compañías".

Un reporte del Ministerio de Hidrocarburos señala que la producción total de gas llegó a los 41,9 millones de metros cúbicos diarios de gas natural (MMm3/d) y la de hidrocarburos líquidos -de los cuales se obtiene la gasolina, el diésel y el GLP- llegó a 47.700 barriles, es decir, 10.000 barriles menos que los 57.700 que se logró hace tres años.

Por su lado, el gerente nacional de comercialización de YPFB, Rodrigo Carrasco, dijo que hay varios surtidores que esconden combustibles, principalmente diésel, con el objetivo de comercializarlo en el mercado negro y tener jugosas ganancias, porque el litro del carburante en algunas poblaciones cuesta entre Bs 11 y 20. Responsabilizó a la Superintendencia por el tema.

Refiriéndose al desabastecimiento en Beni y Pando, dijo que el asunto es competencia de YPFB Refinación.

A su vez, el gerente de comercialización de YPFB Refinación, Ramiro Rocabado, reconoció que existen problemas de logística y que seguirá la escasez en Trinidad, Cobija, Guayaramerín y Riberalta por lo menos hasta la próxima semana. No obstante, dijo que el asunto pasa por la producción.

En Camiri, Villa Montes y Yacuiba falta combustible. En Trinidad también hay una aguda crisis de GLP de uso doméstico y en Pando hay una total escasez de carburantes.

A la crítica situación se suman Cochabamba y La Paz, donde los transportistas hacen largas filas en busca de combustibles.

Fuentes del sector indicaron que en 2009 se importará gasolina de Chile.

Analistas sugieren acelerar producción

Expertos del área energética recomendaron ayer al Gobierno dar seguridad jurídica a las compañías petroleras para que aceleren las inversiones en el país y de esta manera se pueda garantizar el abastecimiento del mercado interno.

Los analistas, Carlos Alberto López y Carlos Miranda, y el ex delegado presidencial para la mejora de la Capitalización Francesco Zaratti coinciden en que la única forma de salir de la crisis energética es invirtiendo.

“La escasez de combustibles en el país es un problema estructural que no se resuelve políticamente, sino técnicamente”, aseguró Zaratti.

"Me hizo reír una declaración del Superintendente de Hidrocarburos (Guillermo Aruquipa) sobre que el desabastecimiento de diésel en Santa Cruz tenía su origen en un surtidor que ocultó 3 mil litros, cuando todos sabemos que este volumen es para 20 camiones y falta para más", aseguró Zaratti.

Los problemas del desabastecimiento son la falta de producción. Si no producimos más gas, tenemos menos líquidos. No debemos olvidar que importamos diésel y hay una norma legal para importar gasolina de Chile, precisó.

Por su parte, la Superintendencia de Hidrocarburos informó de que continuarán los operativos en los diferentes surtidores del país para evitar que se esconda el carburante.

Los volúmenes   

Exportación a Brasil

31,3

Es lo que se envía al mercado brasileño de forma diaria. Los datos del Ministerio de Hidrocarburos aseguran que estos volúmenes en MMm3/d son normales.

Mercado interno

6,05

Es lo que consume el país diariamente. El último año la demanda creció 1 MMm3/d. Se cree que el consumo nacional aumenta vertiginosamente.

Argentina

2

Corresponde a los envíos de volúmenes de gas natural al vecino país. Este mercado requiere 7,7 MMm3/d; sin embargo, Bolivia incumple los compromisos.