Toma de tierras pone en duda nueva Carta Magna

Aseguran que nueva CPE garantiza propiedad solo en papeles. Las tomas de tierras urbanas protagonizadas en los últimos tiempos por los movimientos sociales siembran un manto de duda.

Los Tiempos

Santa Cruz | El Deber. La propiedad privada se encuentra plenamente garantizada, si se toma en cuenta lo expresado en los artículos 56 y 57 del proyecto de Constitución Política del Estado (CPE) consensuado en el Congreso. En esta conclusión coincidieron representantes del sector privado y del Gobierno. Sin embargo, las tomas de tierras urbanas protagonizadas en los últimos tiempos por los movimientos sociales siembran un manto de duda sobre el particular. Además, se tiene como antecedente que muchos de esos asentamientos se consolidaron.



En un debate organizado por El Deber, el ex constituyente Jorge Ávila; el asesor de Anapo, Fernando Asturizaga; el presidente del Colegio de Economistas de Bolivia, Waldo López; el titular de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, Gabriel Dabdoub hicieron conocer las observaciones que tenían con relación al capítulo de la propiedad e iniciativa privada en el proyecto de CPE y el ministro de Desarrollo Agropecuario, Carlos Romero, que intentó responder a las mismas.

La definición del concepto de función social y el de perjudicial al interés preocupa a Ávila y Dabdoub, sobre todo porque será la Asamblea Plurinacional la que defina los alcances del mismo, teniendo en cuenta la orientación filosófica, ideológica y doctrinal del proyecto de CPE. «Temo que estas condicionantes provoquen que el derecho esté relativizado y venido a menos y que no exista en los hechos una efectiva y real garantía a la propiedad privada», destacó Avila.

Asturizaga fue más contundente al indicar que los hechos demuestran claramente que la propiedad privada corre un serio riesgo debido, principalmente, a las acciones de los grupos sociales afines al Gobierno. «El Movimiento Sin Tierra es parte de los grupos sociales que apoyan al Gobierno, dijo.

Romero pide no temer

Carlos Romero, ministro de Agricultura, dijo que la nueva CPE protege claramente la propiedad privada y que el propietario de tierras urbanas no debe preocuparse ni sentir temor de que se le vaya a quitar lo que tanto esfuerzo le ha costado conseguir.

Sin embargo Waldo López; titular de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, lamentó que se haga una discriminación entre propiedad comunitaria y privada. «El proyecto de Constitución establece que reconocerá, protegerá, respetará y promoverá la propiedad comunitaria, mientras que con relación a la privada no establece que la promoverá. Eso es ir en contra de lo que pasa en el mundo. Por ejemplo, China está pasando de lo colectivo al sector privado y se está promoviendo la iniciativa privada».

Romero estableció que esta apreciación no es correcta, ya que el Estado también fomentará la propiedad privada. «No es imaginable una economía con intervención absolutista del Estado ni es imaginable una economía que prescinda del sector privado. El Estado no puede hacerlo todo y no tiene capacidad para hacerlo», justificó.

Otra de las preocupaciones expresadas por López se relaciona con el sistema económico plural establecido en el artículo 306, por considerar que jerarquiza lo comunitario sobre lo privado.

Romero respondió indicando que lo que se busca es apoyar a los otros sistemas de economía, no sólo al capitalista, para que puedan desarrollarse, en el entendido de que absorbe el 80% de la población económicamente activa.