Culmina cumbre: Declaración firmada sólo por 1 mandatario

 Cumbre con visos de caos: horarios incumplidos y presidentes boicoteadores del documento final.

Obama se abstuvo de posar incluso para la segunda foto oficial.

imageAlgunos mandatarios de Estado en la V Cumbre de las Américas – Agencia Ap Agencia



Por Agencia Ap -19/04/2009

La V Cumbre de las Américas culminó el domingo en medio de muestras de desorganización y una maltrecha declaración que, en un hecho sin precedentes, fue firmada sólo por uno de los asistentes, el primer ministro de Trinidad y Tobago Patrick Manning, por encargo de los otros 33 asistentes.

Manning dijo que algunos presidentes «no ratificaron» la llamada Declaración de Compromisos, por lo que fue aprobada «sin unanimidad» por los presidentes en un retiro en el día final de la cumbre de tres días.

Pero, explicó que los presidentes aprobaron «por consenso» que él sea el único que la firme por todos sus otros colegas.
Los temas permanentes del debate de estas cumbres, como democracia, desarrollo y gobernabilidad, se vieron reforzados por otros de interés más reciente como energía sostenible. Pero, esta edición careció de una discusión de la crisis económica y del tema de Cuiba, que estuvieron en el interés de la mayoría de participantes.

Manning fue el único en que públicamente firmó la declaración en una sala del Centro Diplomático.

No se sabía de inmediato quienes «no la ratificaron». Pero, los gobernantes de Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Honduras y Dominica, más Ecuador y Paraguay, habían adelantado al venir a la cumbre que no la firmarían.

El presidente mexicano Felipe Calderón dijo en una rueda de prensa final sobre la cumbre, en la que participaron también Manning, el presidente de Panamá Martín Torrijos y el primer ministro canadiense Stephen Harper, que la cumbre tuvo «una excelente conclusión».

«El éxito de la cumbre, así lo calificamos todos, se definió por la ratificación de la importancia del diálogo a nivel de los jefes de estado del continente», dijo Calderón.

«Permitió profundizar el conocimiento, comprensión de prioridades, problemas y diferentes puntos de vista, incluso de ideologías, expresadas en un ambiente de franqueza y de mucha cordialidad», agregó.

La mayoría de los 34 presidentes no estuvo tampoco en la ceremonia de clausura, en la cual Manning admitió en un discurso sombrío que era difícil llegar a un consenso entre toda esa cantidad de gobernantes.

La cumbre mostró hasta sus últimos momentos visos de caos que la caracterizaron: horarios incumplidos, actividades caóticas y presidentes boicoteadores del documento final.

Algunos de los presidentes, entre ellos Barack Obama, de Estados Unidos, se abstuvieron de posar incluso para la segunda foto oficial. Obama llegó al estrado, estrechó la mano de Manning, saludó con el brazo en alto y se retiró, pese a que algunos gobernantes estaban ya alineándose para la foto.

Otros presidentes simplemente no se aparecieron por el lugar o se marcharon minutos antes, entre ellos Evo Morales, de Bolivia.

La declaración de la cumbre fue mantenida en reserva durante los tres días de la conferencia. Grupos de la sociedad civil expresaron su incomodidad por la falta de acceso ya que desconocían su contenido a fin de formular propuestas.
Al concluir la cumbre, la declaración seguía siendo un documento fuera del alcance del público.

Manning explicó que la declaración fue elaborada y debatida por tecnócratas en los últimos dos años y sus propuestas medulares fueron hechas por los gobiernos según las necesidades del momento.

Algunos de esos gobiernos, admitió, ya no están más en funciones, como el del presidente George W. Bush, de Estados Unidos.

«La situación económica global fue diferente de la situación que emergió luego y atrajo la atención de los gobernantes en Puerto España», dijo Manning.