La Paz no se cansa de cosechar puntos afuera

En su cuarta salida al interior volvió a conseguir un buen resultado, ayer se impuso a Wilstermann en Cochabamba con dos goles. A nadie hubiera sorprendido si la diferencia era mayor para el “azulgrana”

image

Julio César Cortez (de blanco) y Santos Amador caen al piso en su intento por dominar el balón.



La Prensa

No hay en este torneo mejor visitante que La Paz Fútbol Club. Es el equipo que más partidos —cuatro en total— ha jugado afuera y no ha perdido ninguno, racha que remarcó ayer en Cochabamba con un notable triunfo sobre Wilstermann (1-2), rubricada con un golazo de Carmelo Angulo en el tercer minuto de adición.

El “azulgrana” fue superior, de eso no cabe duda alguna. Por tanto no debió esperar hasta el final para materializar su segunda victoria afuera, ni sufrir para lograrla. Pudo haber liquidado el pleito bastante antes y con un score más abultado, de haberse animado y definido con mayor precisión.

“Wilster”, jugando con un hombre menos desde los 10 minutos, porque Carballo se hizo expulsar, fue un débil local. Nunca el técnico Soria pudo resolver los problemas defensivos de su equipo a partir de esa roja, y de mitad de cancha para adelante actuó con poca profundidad.

Fue un bonito partido antes que predominara el juego fuerte y a ratos malintencionado. Cuando de parte de los dos hubo intenciones de jugar, no de golpear, se hizo de ida y vuelta.

En el arranque ambos tuvieron opciones. Rodas, por un lado, y Pereira, por otro. El gol no llegó por poco.

La buena tarea “azulgrana” en la mitad de la cancha, sobre todo en la recuperación del balón, se empezó a sentir a partir del cuarto de hora. Como Wilstermann no lo tenía o no encontraba el camino para hacer daño, buscó la manera más fácil, el centro para alguna cabeza salvadora, que pudo ser la de Amador. Santos falló a los 21″ la opción más clara.

Entre Rodas y Florentín le crearon más de un dolor de cabeza a la zaga local. Hubo dos en particular que por milagro no terminaron en la red de Suárez.

En ese ida y vuelta, “Wilster” también llegó, primero con un disparo de tiro libre del arquero, y luego —esta acción para no creer— a través de Olivares, quien permitió que en la boca del arco le arrebatara el esférico Gutiérrez, enviándolo al córner.

El último cuarto de hora fue todo “azulgrana”. Como si la cancha se hubiera inclinado. Sus llegadas fueron incesantes, pero la definición deficiente. En este lapso se perdió más de un gol.

“Wilster” comenzó mejor la segunda mitad. Tuvo dos ataques claros antes que a los 9 minutos una avivada de Salinas, aprovechando que el arquero y un zaguero de La Paz se durmieron, le permitió a Pablo la apertura. No la merecía el “Rojo”, pero no desperdició la ocasión.

Berdeja empezó a mover sus hilos desde el banco y su primer acierto fue meter a Marcelo Angulo en vez de Cortez. El mayor de los hermanos, sin correr mucho, hizo funcionar al conjunto paceño, cuya proyección ofensiva fue más clara.

El segundo cambio fue mejor aún. El DT hizo ingresar a Vargas en vez de Rodas y en la primera pelota que tocó, Carlos embocó. Aunque esa jugada, a los 26 minutos, fue en un 99 por ciento obra de Florentín, quien vació solito a la zaga “aviadora”.

En cambio, a Soria las sustituciones no le surtieron efecto. Su equipo se volvió más pálido y parecía convencido de que el empate era el menor de los males. Lo pagó caro. A diferencia de “Wilster”, La Paz Fútbol Club no se conformó, siguió atacando y también desperdiciando oportunidades. Sin embargo, ya en los descuentos, emergió la experiencia de Carmelo, el otro Angulo, para definir, pues recibió el balón con gran panorama y como vio adelantado a Suárez, le mandó un “sombrerito”, una joya que se convirtió en el segundo tanto y el de la victoria “azulgrana”. Un balde de agua fría para el local a los 48 minutos, sin tiempo para nada más.

La otra mirada

CON “PACO”

El plantel de Wilstermann se mostró solidario ayer con el ahora ex jugador “aviador” Francisco Esteche. “Paco, estamos con vos, gracias por todo”, rezaba una pancarta que exhibieron los futbolistas al ingresar en el campo de juego. El paraguayo rescindió contrato con el club la semana pasada, después de ser suspendido por 40 partidos por haber agredido al juez Joaquín Antequera. Más allá de esa agresión de hecho al referí, al parecer dejó buena impresión entre sus compañeros.

HOMENAJE A SIXTO

La semana pasada, el miércoles, dejó de existir Sixto Oquendo, recordado kinesiólogo que tuvo la Selección Nacional, y que fue todo un personaje desde ese su puesto de trabajo. Ayer hubo un minuto de silencio en su homenaje antes de que comenzara el pleito en el valle.

POR CELULAR

No pasaron inadvertidas las varias veces que el técnico de Wilstermann, Mauricio Soria, habló por celular. ¿Con quién? Al parecer de esa forma se contactó con su asistente técnico, Marco Sandy, quien eligió un lugar estratégico de las graderías para ver mejor el desplazamiento de ambos equipos e informar al DT.

EXPULSADO

No es la primera y seguramente tampoco será la última. Soria fue expulsado ayer por el árbitro Heberth Aguilera, por reclamar de forma airada. El referí y el entrenador llegaron a gritarse cara a cara, pero más allá de lo “fuerte” que se hablaron, el asunto no pasó a mayores. Un par de sus colaboradores sujetó al técnico. Si no, ¿hubiera sido peor?

LA MANO DE BERDEJA

El DT no juega, pero manda. Se puede equivocar en los cambios, aunque también puede acertar. Ayer, Berdeja tuvo un ojo clínico, primero incluyendo a Marcelo Angulo en vez de Julio César Cortez y luego a Carlos Vargas por Alcides Rodas. De los dos que entraron, el primero le cambió la cara al “azulgrana” y el segundo ingresó directo a convertir el empate.

4 Partidos sin perder lleva La Paz Fútbol Club afuera, en lo que va de este torneo. Ese invicto se traduce en dos empates a un gol, frente a Aurora en el valle y a Universitario en Sucre; y dos victorias, una en Santa Cruz sobre Blooming (3-5) y otra ayer ante el valluno Wilstermann (1-2).

LA FIGURA

Florentín

Su presencia en el área adversaria fue un constante dolor de cabeza para los zagueros “aviadores”. Generó muchas opciones de gol y tuvo varias para convertirlas, pero falló. Su espíritu luchador lo llevó a efectuar una gran jugada que —eludiendo a por lo menos dos rivales— le permitió a Vargas conseguir el empate.

El árbitro

Regular

Hubo una jugada que, a primera vista, pareció penal. Heberth Aguilera no cobró y en su defensa hay que admitir que la reiteración televisiva muestra al jugador de La Paz tropezándose ante una pierna ya estirada del zaguero “aviador”. Aparte de eso, el referí dejó pasar muchas jugadas fuertes y malintencionadas. Eso le bajó el puntaje.

Las frases

Fue un triunfo justo, pese a que contamos con muchas opciones de gol que no pudimos convertirlas. El orden y la tranquilidad que tuvo el equipo han sido aspectos importantes para conseguir el triunfo frente a un rival de cuidado”

Félix Berdeja

Técnico de La Paz FC

No bajamos los brazos, siempre fuimos al frente. Tuve mucha tranquilidad para definir y pude marcar un lindo gol, que nos da una importante victoria”

Carmelo Angulo

Jugador de La Paz FC

Síntesis

Wilstermann 1

Hugo Suárez

Santos Amador

Marcelo Carballo

Guillermo Imhoff

Didí Torrico

Édgar Olivares

Jimmy Vaca

(17″PT Oswaldo Medina)

Marcos Pereira

(37″ST Javier Guzmán)

Jair Torrico

Pablo Salinas

Luciano Varaldo

(31″ST Bernardo Aguirre)

DT: Mauricio Soria

La Paz FC 2

José Peñarrieta

Miguel Hurtado

Pablo Fernández

Sergio Bareiro

José Luis Llanos

Carmelo Angulo

Helmuth Gutiérrez

Luis Liendo

Julio C. Cortez

(13″ST Marcelo Angulo)

Alcides Rodas

(24″ST Carlos Vargas)

Jorge Florentín

(49″ST Joselo Nomey)

DT: Félix Berdeja

Goles Min. Autor

1-0 9″ST Salinas (W)

1-1 26″ST Vargas (LPZ)

1-2 48″ST C. Angulo (LPZ)

Estadio: Estadio: Félix Capriles

Recaudación: Bs 72.710.-

Público: 4.304 entradas vendidas

Árbitro: Heberth Aguilera

Asistentes: Jorge Calderón y Omar Peñafiel

Expulsados: Carballo (W), 10″PT; Llanos (LPZ), 43″ST