María Galindo: «Los concursos miden a la mujer como ganado: tetas y cintura»

Las misses y modelos no es importante qué estudien y qué opinión tengan, son un adorno para complacer la mirada masculina.

image



El Deber

Gina Justiniano

Es la autora del libro Ninguna mujer nace para puta y hace días, en plena elección de Miss La Paz, protestó por lo que ella llama ‘la cosificación de las mujeres’ (volverlas cosas, objetos ornamentales, que no piensan ni tienen voluntad propia). Y es que María Galindo, de la organización feminista boliviana Mujeres Creando, siempre llama la atención y no solamente por su look andrógeno.

Declarada lesbiana, fundó la asociación de mujeres de toda identidad sexual para, según ella, enfrentar el machismo y la homofobia. Por sus controvertidas obras de arte fue detenida por la policía y agredida varias veces.

Sociales conversó con ella vía telefónica y su voz casi dulce y pasiva contrastaba con la que se escuchó la noche en que fue sacada por la fuerza del hotel Radisson, durante la final del certamen de belleza paceño.

– ¿Cree que los concursos de belleza denigran a la mujer?

– Son concursos que miden a las mujeres desde parámetros estéticos tiránicos; a las chicas se las mide como a ganado: tetas, cintura y caderas.

– ¿Qué es lo que más le molesta de estos certámenes?

– Es grave que el municipio de La Paz, que debe responder por el bienestar de la comunidad, financie este concurso. Además, el MAS ha hecho un uso político de las misses, el alcalde (Juan del Granado) las ha mandado a sacarse fotos con el Presidente y Vicepresidente, que nunca se dan tiempo para recibir a movimientos de mujeres, pero sí lo tienen para dárselas de machitos guapos. Los concursos son una negación del ejercicio al derecho de pensar. El hombre vale en la sociedad por la actividad que realice y la mujer tiene que adquirir valor por las medidas que tiene.

– ¿Usted cree que las misses y modelos son tontas? ¿Alguna vez conversó con ellas?

– No son tontas, pero hay un proceso de atontamiento. Aquí no es importante qué estudien y qué opinión tengan, son un adorno para complacer la mirada masculina.

– ¿Cuál es el objetivo de Mujeres Creando?

– Es un movimiento feminista autónomo, no somos un partido político, ni una ONG, nosotras planteamos que la mujer es un sujeto político en la sociedad que está siendo omitido, porque no somos interlocutoras reales del Estado. Hay una serie de opresiones sobre las mujeres, si te fijas los índices de desempleo y analfabetismo atacan a las mujeres… nosotras somos un movimiento que interpela y subvierte el orden establecido.

– ¿Qué ha conseguido hasta ahora?

– No trabajamos en una lógica funcional de, hemos conseguido esto o aquello. Mujeres Creando ha instalado en la sociedad boliviana un referente de rebeldía para varias generaciones de mujeres, interpelando a lo que la sociedad entiende por mujer.

– ¿Cree que su forma de protestar es la apropiada?

– Definitivamente, optamos por la acción creativa no violenta para generar debate. En todas nuestras intervenciones usamos un lenguaje poético y lúdico. Por ejemplo, por mi intervención en el Miss La Paz me llamaron hasta de Tarija y ustedes mismos ahora.

– ¿Supo que Sixto Nolasco dijo que usted es una lesbiana amargada?

– No me sorprende, porque viene de la televisión basura y no quiero responder a una actitud homofóbica con xenofobia, diciendo que Sixto Nolasco no tiene derecho a estar en la televisión boliviana. Pero creo que para trabajar en la sociedad boliviana debería conocerla y respetarla. Yo soy una mujer lesbiana pública y he pagado una factura muy alta por esta lucha que tiene mucho valor, no soy un chimento que él está sacando. Él es el menos indicado para atacar la libertad de la opción sexual.

– ¿Qué dice su familia acerca de sus protestas?

– Yo no pregunto a mi familia, los quiero muchísimo, pero mis opciones políticas ideológicas no tienen nada que ver con un asunto familiar.

– En la calle ¿siente el apoyo o el rechazo de la gente?

– Ni busco el aplauso, ni estoy haciendo de esto una plataforma política; al menos con mis actuaciones se ha generado un debate importante, ese es mi objetivo.

– ¿Es casada, tiene hijos?

– Soy lesbiana pública desde hace más de 15 años. No soy madre, he optado por no serlo.

– ¿A qué se debe su look?

– Lo  mismo que cualquier persona, cada quien se viste y se peina como le da la gana o le gusta.

– ¿Le interesan algo los suplementos ‘socialeros’?

– No me gustan porque reiteran los racismos y clasismos de la sociedad y promueven la cosificación de las mujeres.

– ¿Cree que en Bolivia el machismo predomina?

– Estamos en una sociedad profundamente machista, por ejemplo los concursos de belleza no son un símbolo de libertad; sino de provincianismo, sólo sirven para conseguir un buen partido.

– ¿No cree que el feminismo es tan dañino como el machismo?

– El machismo es una conducta irracional culturalmente establecido, que no tiene ningún argumento. El feminismo es una visión ideológica, política y filosófica, no se puede poner en el mismo plano.

¿Quién es ella?

María Galindo (1964, La Paz), es una psicóloga, locutora de radio y ex presentadora de la televisión boliviana. Por sus controvertidas obras de arte fue detenida y agredida varias veces por la policía boliviana. Fue docente de la UMSA en la carrera de Sociología, ha escrito varios libros referidos a la sexualidad.