¿Rige en Bolivia el Derecho Penal Policial?

Oswaldo Roca Añez

image Los acontecimientos de la semana pasada en Santa Cruz de la Sierra, cuando en un operativo policial se acabó con la vida de tres presuntos terroristas, sumados a varios sucesos parecidos, recuérdese el tema aún sin esclarecer de los muertos del caso que lleva en contra del Grupo Delta el abogado Pedraza, y otros hechos confusos donde siempre se impuso la “justicia policial”, hace suponer que estamos regidos por el Derecho Penal Policial.

Este derecho es característico en los estados dictatoriales, al lado del Derecho Penal administrado por los jueces, que normalmente ofrece garantías para el preso común, el Derecho Penal Policial se aplica por la policía para los presos o perseguidos políticos, los cuales se hallan indefensos frente al poder del Estado. Las sanciones que aplican los policías, son extremadamente severas y gozan ampliamente de discreción para proceder en condiciones de “peligro social o político”, sin temer la censura o intervención de los tribunales ordinarios.



Entre otras penalidades tenemos los campos de concentración y de trabajo forzado, aunque éste último todavía no se puso de manifiesto, el primero, ya tiene sede (La Paz, San Pedro?) en lo que concierne a nuestro país, donde se enviaron y se amenaza permanentemente llevar a nuevos huéspedes cuyo destino ha sido decidido por la policía política, contra cuyas resoluciones no cabe recurso alguno (recuérdese no mas la desobediencia a órdenes judiciales de excarcelación o traslado que ya se han manifestado en el caso de los jóvenes cruceños presos, a quienes recientemente se les ha trasladado a Santa Cruz). Y éste último caso del hotel Las Américas, sencillamente se aplicó la más severa de sus penalidades: la pena de muerte.

Por todas las consideraciones anteriores, se define que quienes tienen decisión y responsabilidad por la vida y muerte de los ciudadanos bolivianos son los encapuchados policías, obligados a ejecutar órdenes de sus superiores a cuya cabeza se encuentra el Ministro del Interior.