Chávez pisa el acelerador

image CHÁVEZ ACELERA LAS MEDIDAS PARA CONTROLAR LA ECONOMÍA VENEZOLANA

El Estado no dispone de fondos para pagar sus deudas por el desplome del precio del petróleo

MEXICO (CORRESPONSAL LA VANGUARDIA)

Hugo Chávez pisa el acelerador a su revolución. Dispuesto a implementar un modelo económico en el que el Estado domine la producción en la mayoría de sectores, el presidente venezolano radicaliza su plan de nacionalizaciones de empresas, sin importarle que el desplome del precio del petróleo haya dejado semivacías las arcas nacionales.

Después de que el 15 de febrero se aprobó la enmienda constitucional que le permite postular a la presidencia por toda la eternidad, Chávez aumentó la celeridad y profundización de las medidas destinadas al control de la economía por el Estado. En esta marcha sin tregua, en la vida del venezolano no existe día en que no acontezca algún hecho político o económico que perturbe su existencia.

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

El diario “El Universal” de Caracas destacó ayer que tres estatizaciones absorberán el 42% del ingreso de divisas. Venezuela se ha comprometido a pagar 1.354 millones de dólares por la nacionalización del Banco de Venezuela (propiedad del Grupo Santander), incluida la repatriación de dividendos; 1.970 millones de dólares por la siderúrgica Sidor y otros 819 millones por dos compañías cementeras.

Sólo por estas tres nacionalizaciones, Venezuela debe pagar 4.143 millones de dólares, lo que representa el 42% de las exportaciones del primer trimestre. Además, el Estado tiene pendiente de pago la adquisición de Cerámicas Carabobo, 76 empresas de servicios petroleros, la planta de alimentos de Cargill, así como el resultado del arbitraje con las petroleras Exxon y Conoco y con la cementera mexicana Cemex. El jueves, Chávez nacionalizó cinco empresas productoras de briquetas (conglomerados de hierro) y tubos de acero.

»En estas medidas se mezcla el componente ideológico con el económico. Chávez no renuncia a su proyecto socialista pero lanza una forma peculiar de hacer frente a sus deudas. Nacionaliza porque no puede pagar, es una manera de postergar o incumplir sus compromisos», comenta Asdrúbal Oliveros, de la firma Ecoanalítica.

Otros analistas señalan con mayor crudeza que  Chávez no nacionaliza sino que confisca, ya que no dispone de fondos para indemnizar a las empresas.  

Chávez inició en 2007 una política de nacionalización de industrias estratégicas, como la petrolera, telecomunicaciones y electricidad, que se extendió al sector siderúrgico, cementero, bancario y alimenticio. Con la estatización el viernes del Banco de Venezuela, el Gobierno se convierte en el actor determinante del sistema financiero: el Banco Central de Venezuela (BCV) informa que el sector público domina ya un 29.5% de la economía.

De no rebrotar con fuerza la cotización del crudo, el  Estado entraría en bancarrota. El precio promedio del petróleo venezolano en lo que va de año registra un descenso de 51% respecto a 2008; en el primer trimestre, el ingreso de las exportaciones muestra una caída de 55%. “El Universal” subraya que el valor de las compras en el exterior, como alimentos, insumos industriales y medicinas, es mayor al ingreso de divisas.

Según el BCV (banco emisor), en los últimos seis meses las importaciones superan en 5.166 millones de dólares a las exportaciones. Venezuela arrastra, en promedio, un déficit de 861 millones de dólares al mes. Por ahora se cubre el desequilibrio con reservas, que el 18 de mayo acumulaban una caída de 31% al ubicarse en 29.352 millones de dólares.

El economista Domingo Maza Zavala, ex director del BCV, califica de "error fundamental la estrategia del gobierno de estatizar todas las actividades”. Maza afirma que “esta política no tiene sentido, en ningún país ha funcionado”.

Por su parte, el economista Ricardo Hausmann dice que Chávez tiene una agenda totalitaria que lleva a cabo según la resistencia que enfrenta.

“Como cae la renta petrolera, Chávez reparte activos en vez de ingresos. Por eso expropió las empresas de servicios petroleros. La aceleración de su agenda revolucionaria está haciendo inviables algunos fundamentos de su supuesta estrategia económica”, destaca Hausmann. Según este experto, “el Estado venezolano es insostenible. Este año, el crecimiento económico será negativo, y en 2010 la situación será aun más difícil. Venezuela es un carro que viaja a 150 kilómetros contra una pared”.

JOAQUIM IBARZ

AUMENTA EL CONTROL SOCIAL

La crisis económica por el derrumbe del precio del crudo condujo a Chávez a reforzar él control social. Para  doblegar a los sectores que rechazan la revolución  multiplicó las nacionalizaciones e intensificó el acoso a la oposición. Con el fin de anular al alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, Chávez se sacó de la manga una vicepresidencia con funciones sobre la ciudad y ordenó tomar las oficinas municipales. El alcalde no puede ejercer. Cada día aumenta el nivel de las amenazas contra Globovisión, el único canal crítico que queda en el país. El día 27 se cumplen dos años del cierre de RCTV, el canal de mayor audiencia.