Sucre restaña heridas con los indígenas y celebra hoy un Bicentenario deslucido

Bicentenario: Bolivia libre, pero dividida. Los actos oficiales serán en Sucre. Evo festejará en El Villar con campesinos y militares. El Senado rinde homenaje a la gesta libertaria

Aniversario. Hoy se celebra el 200 aniversario del grito libertario de Charcas contra la colonia española. Las principales autoridades nacionales no participarán en los actos conmemorativos, que se llevan adelante bajo el temor a hechos de violencia. Ayer, los indígenas realizaron un acto de desagravio por la humillación sufrida el 24 de mayo de 2008. Chuquisaca, en pie de lucha

image

image

Desagravio. Los campesinos entraron al centro de Sucre y la gente los aplaudió; no hubo violencia, todo es fiesta (El Deber)

Sucre restaña heridas en el 200 aniversario del grito libertario

Los pueblos originarios marcharon contra el racismo y fueron recibidos con aplausos

La Prensa, Boris Miranda / Enviado especial | Actualizado 25/05/2009

Al menos tres actos se realizaron al mismo tiempo en diferentes puntos de Sucre. Dirigentes campesinos del Movimiento Al Socialismo realizaron un desagravio por los actos de racismo. El Gobierno celebrará por separado el grito libertario de 1809 con la participación de sus ministros.

Sucre / La Prensa.- Sucre festeja hoy el bicentenario de su grito libertario tratando de cerrar las heridas abiertas con los indígenas humillados el 24 de mayo de 2008. Ayer, los campesinos ingresaron en la plaza principal y fueron aplaudidos por la población y sus autoridades. Hoy se realizarán actos conmemorativos organizados por el Gobierno, la Prefectura de Chuquisaca y el gobierno municipal sucrense. Cada uno por su lado.

Ángel Vallejos Ramos es el alcalde del municipio de Mojocoya, provincia Zudáñez, y fue uno de los campesinos que el 24 de mayo de 2008 fueron obligados a besar suelo sucrense por activistas del Comité Interinstitucional y estudiantes de la Universidad Mayor Real y Pontificia de San Francisco Xavier. Aquella jornada, recuerda, tuvo que desearle la muerte a Evo Morales y vivar a “la capital” enfrente de la Casa de la Libertad.

Ayer, un año después, volvió a pasar frente a la fachada del inmueble donde se firmó el Acta de Independencia de Bolivia en 1825. Sin embargo, esta vez no entró en la plaza 25 de mayo como un rehén —“la ciudad está distinta”—, lo hizo acompañado de alrededor de 10.000 manifestantes que fueron recibidos con aplausos y expresiones de cariño de la multitud que se concentró en los alrededores para saludar a los marchistas.

La columna estaba encabezada por el secretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Isaac Ávalos, y la máxima dirigente de la Confederación de Mujeres Campesinas de Bolivia Bartolina Sisa (CNMCB-BS), Leonilda Zurita. El acto de desagravio, como lo denominaron los protagonistas, inició en El Abra, al pie de uno de los cerros que rodean la capital. Desde las ocho de la mañana se dieron cita organizaciones de casi todos los departamentos del país, sólo faltaron delegaciones de Pando y Beni.

A la misma hora, a varias cuadras de distancia, en el centro de la ciudad, las bandas escolares sucrenses atravesaban la calle España para llegar a la plaza principal. La víspera, los colegios también habían hecho el mismo recorrido. A las diez y media la Policía hizo un cordón en las cuatro esquinas de la 25 de mayo. Quince minutos después ingresó la marcha campesina y empezaron los aplausos, en el mismo lugar donde un año antes había ocurrido un capítulo que ocasionó que el Gobierno decretara que el 24 de mayo sea recordado en adelante como el Día contra la Discriminación Racial en todo el territorio nacional.

Las consignas entonadas por los manifestantes estuvieron relacionadas fundamentalmente con el rechazo al racismo y con los pedidos de justicia por la vejación acontecida un año antes. El alcalde Vallejos es uno de los principales impulsores de la denuncia interpuesta contra los autores del hecho. El proceso se ventila en el Ministerio Público, que tiene una lista preliminar de autores de los hechos.

Frente a la Casa de la Libertad se encontraban las autoridades de la región. La Prefecta de Chuquisaca, Savina Cuéllar; a su derecha, la alcaldesa Aydeé Nava con todo el Concejo Municipal e incluso la Miss Bolivia 2009, sucrense. La máxima autoridad departamental y la edil coincidieron en que se debe “superar la división y reconciliar a la población chuquisaqueña”. Realizaron las declaraciones al tiempo que Leonilda Zurita pasaba frente a ellas y la banda de la Policía Nacional ensayaba marchas para acompañar el paso de los marchistas.

Cuéllar se animó a saludar a algunas de las marchistas que pertenecían a las “Bartolinas” de Chuquisaca, organización campesina de la que fue dirigente por casi 15 años, la expulsaron después de abandonar la línea oficialista. En toda la movilización casi no hubo banderas del Movimiento Al Socialismo, se contaron a lo sumo cinco de ellas y anudadas con wiphalas. El dirigente de la Federación de Campesinos de Chuquisaca, Esteban Urquizo, explicó posteriormente que se tomó esa decisión “por tratarse de un acto de desagravio”, además indicó que no se buscaba provocar a la población sucrense politizando la movilización.

La marcha concluyó hacia el mediodía en la plaza Tomás Katari, en el otro extremo de la ciudad, donde Ávalos, Zurita y Urquizo hicieron uso de la palabra. Un mojón contra el racismo fue plantado en el lugar. La escultura en madera fue calificada por Ávalos como “un testimonio para que no se vuelva a repetir el 24 de mayo de 2008”. Varias de las agrupaciones presentes, finalizado el acto, se dirigieron a los buses que las trasladarían a la localidad de El Villar, donde hoy el Gobierno celebrará el “Bicentenario de los Pueblos”, tal como indica el programa oficial que distribuyeron a los medios. Participaron en toda la manifestación las Federaciones de Campesinos de siete departamentos, la Asamblea Permanente de Derechos Humanos, las “Bartolinas” y personal del Instituto de Terapia e Investigación para Víctimas de la Violencia y Tortura Estatal (ITEI).

Circulan tres programas de celebraciones para hoy, 25 de mayo, fecha en la que Sucre celebra los 200 años de su primer levantamiento. En las actividades del “Bicentenario de los Pueblos”, promovido por el oficialismo, está anunciado un acto que contará con la presencia del presidente Evo Morales en El Villar, a casi cuatro horas de Sucre.

Al acontecimiento asistirán ministros de Estado y parlamentarios oficialistas, y estará acompañado con artistas de varios puntos del país. El viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Sacha Llorenti, quien ya se encuentra en Chuquisaca, afirmó en la semana que Morales encabezaría su propia celebración debido a que no sería correcto celebrar el bicentenario con los promotores del racismo.

La ONU felicita a Bolivia por la celebración y pide al país unidad

La ONU felicitó ayer “al pueblo y al Estado boliviano” en el bicentenario de su grito de independencia, que se celebra hoy, y pidió aprovechar esta ocasión para garantizar el derecho a la vida digna y fortalecer la unidad y la convivencia pacífica y democrática en el país.

“Naciones Unidas considera que el bicentenario es una ocasión única no sólo de celebración y de reconocimiento a los que aportaron en esta magna tarea, sino de reflexión para todos” sobre el camino recorrido y los retos del país, según un comunicado de la oficina de este organismo internacional.

Bolivia celebrará este lunes la primera revuelta americana contra la colonia española, ocurrida el 25 de mayo de 1809, hace 200 años, en lo que hoy es la ciudad de Sucre. Con motivo de esta conmemoración, la ONU insta a los bolivianos a preguntarse “dónde está Bolivia como país y como sociedad dos siglos después de la chispa que encendió la independencia y cuánto ha avanzado en el camino hacia la equidad, la justicia y la democracia”.

Las Naciones Unidas reconocen que Bolivia ha realizado “importantes avances” en los últimos 200 años en cuanto a la garantía de los derechos políticos, la ampliación del acceso a los servicios sociales y la reivindicación del derecho de los pueblos indígenas a ejercer el liderazgo político.

Sin embargo, el comunicado indica en otra de sus partes que “aún resta mucho camino por recorrer pese a los logros del país y de su sociedad”, ya que Bolivia continúa con “importantes rezagos en ciertos derechos básicos”.

En este sentido, tacha de “alarmante” el alto nivel de mortalidad infantil o la edad temprana a la que algunos niños abandonan las escuelas y otros aspectos, como “la desnutrición, la alta prevalencia de violencia de género o las dificultades de muchos para cubrir sus necesidades básicas”.

La ONU considera que el bicentenario es una “oportunidad única para unir los esfuerzos de todos los bolivianos” hacia la superación de estas brechas y muestra su disposición “para acompañar y apoyar al Gobierno y el pueblo de Bolivia en este proceso”. Pese a este pedido, organizaciones sociales y cívicas de Sucre y afines al partido en el Gobierno celebrarán por separado los actos referentes a los 200 años del grito libertario de 1809.

Evo festejará en El Villar con campesinos y militares

El presidente Evo Morales encabezará hoy los actos de celebración del bicentenario de la revolución del 25 de mayo de 1809 en el municipio El Villar, situado a 35 kilómetros de Sucre, al lado de campesinos, organizaciones sociales y populares y junto con autoridades políticas, administrativas y militares de Bolivia.

El acto central abrirá con la entonación del Himno Nacional, aproximadamente a las 11.00, además de la lectura del Acta de la Proclamación de la Independencia en cuatro lenguas originarias. Se tiene prevista la presentación de los grupos musicales Tupay, Norte de Potosí y los cantautores Esther Marisol y Juan Enrique Jurado. También se manifestará una parada militar, un desfile de campesinos y originarios y la caballería de El Villar. La fiesta comunitaria concluirá la concentración.

El principal dirigente de la Federación Única de Trabajadores de Pueblos Originarios de Chuquisaca (FUTPOCh), Esteban Urquizo, dijo que se organizó el festejo con la Central Obrera Departamental y participarán al menos 20.000 campesinos de todo el país.

Añadió que no se quiere volver a sentir el odio y la discriminación racista del Comité Interinstitucional, por ello se creó un nuevo Comité del Bicentenario y las celebraciones serán por separado. El Villar fue el cuartel general de la guerrilla que entre 1809 y 1825 combatió el poder de España en el “Nuevo Mundo” y liberó el actual territorio boliviano del yugo español. Juan Manuel Ascencio Padilla y Juana Azurduy, protomártires de la independencia de Bolivia, eligieron el lugar como cuartel general de su ejército, el cual enfrentó durante 15 años a las fuerzas militares de Madrid.

Tanto la Prefectura como el gobierno municipal invitaron al Presidente a participar en las festividades oficiales. El Villar es una localidad chuquisaqueña donde Juana Azurduy y su esposo, Manuel Ascencio Padilla, héroes de la Independencia, establecieron una de sus republiquetas de resistencia contra el colonialismo español.

La Prefectura y la Alcaldía prepararon celebraciones por el Bicentenario de manera autónoma debido a diferencias entre los comités organizadores responsables. Muestra de ello fue que en la noche del sábado la “preserenata” (la serenata fue ayer) de la entidad departamental se realizó en la plaza 25 de Mayo, mientras que el gobierno municipal optó por hacer un recital en las afueras de la estación de ferrocarriles.

El Cardenal pide diálogo

El cardenal Julio Terrazas, en su homilía dominical, exhortó a la población a buscar diálogo y tolerancia. En clérigo pidió resaltar los ideales de los héroes del primer grito libertario con una patria llena de paz, de justicia, de libertad y de amor.

En su alusión dijo que “celebrar los 200 años de aquellos héroes que soñaron una patria llena de paz, de justicia, de libertad y de amor. Si se levantaran hoy tendrían que comprender que los ideales eran muy fuertes y muy lindos, pero que las prácticas en estos 200 años no han ido en consonancia con los ideales”.

El prelado destacó que el 25 de mayo de 1809 fue precedido también por gestos de amistad, de deseos de que las cosas cambien mostrando un deseo de libertad en “nuestra dignidad y marchar sin que nadie nos atropelle”.

Señaló que los nuevos 200 años Bolivia tiene que aprender a seguir predicando a ese Dios que es vida y que da fuerza para cumplir lo bueno, marchar hacia el bienestar para todos los pueblos y que no se excluya absolutamente a nadie, a pueblos ni a personas.

Asimismo, con ocasión de la Jornada Mundial de Comunicaciones Sociales, Terrazas exhortó a practicar una cultura de diálogo en los medios de comunicación y en nuestra vida cotidiana.

“La Iglesia hoy —dijo Terrazas— nos dice cómo podemos ir y llegar con facilidad y rapidez a cada hermano, a cada pueblo, y por eso, el Santo Padre Benedicto XVI nos da un mensaje en el que nos recuerda que evangelizar es comunicar, pero que la comunicación está hoy casi en manos de las técnicas modernas que utiliza el mundo para llegar con mensajes que no son de vida y que no son de libertad y de verdad y nos invita a utilizar esos medios; está el celular, la computadora, el internet…”.

Los detalles

En las marchas no se advirtieron banderas del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Se plantó un mojón para que los actos de racismo de 2008 no se repitan.

Participaron legaciones de instituciones de derechos humanos del departamento y de La Paz.

Los agraviados, según el Instituto de Terapia e Investigación, presentan secuelas físicas.

Se conoce que las víctimas de estos actos presentaron una querella contra sus agresores.

El oficialismo organizó la celebración del Bicentenario a 35 kilómetros de la capital.

Participarán los ministros del Órgano Ejecutivo junto con artistas nacionales y extranjeros.

La cruceña Adriana Gil y el disidente masista Román Loayza arribaron a Sucre.

Se reunirán los prefectos de Beni, Santa Cruz, Tarija y Chuquisaca después de los festejos.

Detalles del festejo

Hubo acto de desagravio en El Abra, cerca de la ciudad.

La prefecta Savina Cuéllar participó en los actos realizados ayer en Chuquisaca.

También estuvo presente la senadora del MAS y dirigente campesina Leonilda Zurita.

Bicentenario: Bolivia libre, pero dividida

LOS ACTOS OFICIALES SERÁN EN SUCRE; EVO LLEVA SU FESTEJO A ‘EL VILLAR’

image Escolares en los actos de ayer, en Sucre. –

Por Redacción central | – Los Tiempos – 25/05/2009

Juegos pirotécnicos en lugar de salvas de fusilería, darán inicio hoy a las 5:00 en Sucre a los principales actos de celebración de los 200 años del inicio de la gesta libertaria del yugo español que culminó en 1825 con la independencia de Bolivia. Este gran acontecimiento, no obstante será rememorado hoy por los bolivianos con muchas heridas abiertas y divididos por antagonismos políticos.

Los llamados de unidad y reconciliación de diferentes sectores de la población, no llegaron hasta los oídos de las altas autoridades gubernamentales y chuquisaqueñas, que hoy en actos paralelos rendirán homenaje a los próceres que hace dos siglos, un 25 de mayo, dieron el primer grito libertario en Charcas, en busca de “libertad, igualdad y fraternidad”.

Fue en La Plata (hoy Sucre) donde se produjo la «chispa» de la insurrección en América con un levantamiento de la intelectualidad y la naciente burguesía contra el presidente de la Audiencia de Charcas (que abarcaba el actual territorio boliviano), Ramón García de León.

Los historiadores narran la paradoja de un alzamiento que invocó lealtad a Fernando VII ante la suposición de que Carlota de Borbón pretendía controlar las colonias para Portugal, si bien los revolucionarios en secreto trabajaban desde hace mucho para socavar el poder español.

Al levantamiento de Sucre le siguió el de La Paz el 16 de julio y después la formación de una junta de gobierno en Quito el 10 de agosto del mismo año, mientras que en otras ciudades americanas proclamaron insurrecciones en 1810.

La división de homenajes por el bicentenario es otra muestra más de la confrontación que mantienen el Gobierno actual y los dirigentes opositores de Chuquisaca desde 2006. Dos realidades, una campesina indígena rural y otra mestiza citadina, destacarán hoy en los actos conmemorativos, uno, denominado “Bicentenario de los Pueblos” que estará presidido por el presidente Evo Morales y sus ministros en la comunidad de El Villar, distante a 203 kilómetros de Sucre, donde asistirán sindicatos campesinos y embajadores de diferentes países, que fueron invitados.

Se eligió esa, por ser el lugar donde Juana Azurduy de Padilla y su esposo Manuel Ascencio, establecieron su cuartel general de operaciones durante la  guerra de guerrillas en contra del dominio español.

Esta actividad se contrapone al acto que celebrarán en Sucre, de forma oficial por el Bicentario de la gesta del 25 de mayo de 1809, la Prefectura de Chuquisaca y la Alcaldía de Sucre junto a los prefectos y dirigentes cívicos opositores de los departamentos de Santa Cruz, Beni y Tarija.

Contrariamente a esta confrontación, la población dio ayer una señal de reconciliación; los sucrenses recibieron con aplausos a los cientos de campesinos que llegaron hasta esa ciudad e hicieron su paso por la plaza 25 de Mayo en momentos que se realizaba el desfile escolar, en un acto de desagravio y rechazo al racismo y la discriminación que sufrieron sus compañeros el año pasado. El desfile escolar que se realizaba en ese momento por la efeméride departamental se interrumpió para que los movimientos sociales hagan su paso por la Casa de la Libertad. El temor de que se puedan repetir los incidentes de intolerancia del año pasado, desapareció y siguieron los actos con tranquilidad.

Las discrepancias entre el Gobierno y los principales representantes  sucrenses vienen desde que la Asamblea Constituyente, controlada por el oficialismo, relegó la petición de Sucre de ser otra vez la sede de los tres poderes del Estado y no sólo del Judicial, como actualmente sucede.

El conflicto tuvo picos de violencia cuando en noviembre de 2007 murieron tres sucrenses en protestas antigubernamentales, y en mayo de 2008 un grupo indígena seguidor de Morales fue agredido y humillado en Sucre a manos de jóvenes opositores autonomistas.

El portavoz presidencial, Iván Canelas, ha acusado esta semana a los líderes de Sucre de ser parte de una «oligarquía» de «extrema derecha racista» al recordar que hace un año se produjo la mencionada agresión a los campesinos en la ciudad de Sucre.

Esta es la razón que ha esgrimido el Gobierno para no asistir a los actos oficiales de Sucre, donde los grupos opositores se han movilizado varias veces para impedir visitas del mismo mandatario y de sus ministros.

Pero la alcaldesa de Sucre, Aydeé Nava, opina que el presidente Morales no asiste a los homenajes porque, a su juicio, quiere vengarse de los líderes opositores de la ciudad y actúa con «mezquindad» frente al bicentenario.

No obstante, la prefecta de Chuquisaca, la indígena quechua Savina Cuéllar, ha expresado su rechazo a la visita del mandatario a Sucre por considerar que puede ser un agravio al movimiento político regional que reclama aclarar las muertes de noviembre de 2007.

Pero ni los próceres de la independencia se salvaron de las discrepancias políticas, el presidente Evo Morales inició el jueves pasado  la celebración del bicentenario con una concentración indígena en una localidad rural de Potosí (Ravelo) donde rindió homenaje a olvidados héroes indígenas de la emancipación contra la colonia española, omitió a Jaime Zudáñez y otros héroes criollos que en los actos en Sucre, fueron resaltados.

El Cardenal pide resaltar los ideales de los héroes de 1809

EL cardenal Julio Terrazas en su homilía dominical, ayer, exhortó a la población a buscar diálogo y tolerancia. Terrazas pidió resaltar los ideales de los héroes del primer grito libertario una patria llena de paz, de justicia, de libertad y de amor.

«Al recordar 200 años del primer grito libertario. ¿Nos entendemos? ¿nos toleramos? ¿Nos tenemos paciencia? Creo que sí necesitamos crear esta nueva cultura. Celebrar los 200 años de aquellos héroes que soñaron una patria llena de paz, de justicia, de libertad y de amor. Si se levantaran hoy tendrían que comprender que los ideales eran muy fuertes y muy lindos, pero que las prácticas en estos 200 años no han ido en consonancia con los ideales», manifestó el Cardenal, según la agencia ANF.

Destacó que el 25 de mayo de 1809 fue precedido también por gestos de amistad, de deseos de que las cosas cambien mostrando un deseo de libertad en «nuestra dignidad y marchar sin que nadie nos atropelle». Señaló que los nuevos 200 años Bolivia tiene que aprender a seguir predicando a ese Dios que es vida y que da fuerza para cumplir lo bueno, marchar hacia el bienestar de todos los pueblos.

El Senado rinde homenaje a la gesta libertaria

La mayoría opositora del Senado rindió ayer un solemne homenaje a la gesta libertaria del 25 de Mayo de 1809, en el que su presidente, Óscar Ortiz, exhortó a los gobernantes y gobernados de ahora a «estar unidos en un solo sentimiento», al recordar a los precursores de la Independencia nacional.

Al acto de conmemoración asistieron sólo  miembros de la bancada opositora de la Cámara Alta, y se desarrolló en el Salón de Convenciones de la Prefectura del Departamento de Chuquisaca, según informó Anf.

Ortiz lamentó la decisión del Ejecutivo de apartarse de los festejos del Bicentenario del 25 de Mayo, al señalar en su discurso de homenaje que esta fecha encuentra al país dividido y sin muestras de una voluntad de reconciliación.

«Lamentablemente no estamos unidos, no pudimos mostrarnos al mundo como un país; aparecemos confrontados, sumergidos en la pobreza, la corrupción y el narcotráfico, el autoritarismo destruye la patria y está vendido a un proyecto extranjero», dijo Ortiz en alusión a la ausencia oficial en los festejos cívicos.

EN SUCRE

Los actos conmemorativos del Bicentenario del 25 de Mayo, preparados para hoy en Sucre, se iniciarán a las 5:00 con las salvas de fusilería, que esta vez se reemplazarán por juegos pirotécnicos, además de la tradicional diana a cargo de la banda municipal.

A las 8:00, las instituciones colocarán sus ofrendas florales al pie del monumento a Jaime Zudáñez, el protomártir de la independencia y gestor de la revolución de 1809.

A las 9:00 se celebrará el Tedéum en la Catedral metropolitana. Estará presidido por el obispo Jesús Pérez, ante la ausencia del cardenal Julio Terrazas.

Antes del inicio del desfile cívico, se escuchará el tañido de 25 campanadas desde la torre de la Catedral, y una alegoría histórica en puertas de la Casa de la Libertad.

Las autoridades chuquisaqueñas e invitados observarán el desfile cívico desde los balcones de laCasa de la Libertad.EN EL VILLAR

A las 11:00 el helicóptero de Evo Morales arribará a El Villar y junto a comitiva, será recibido por las autoridades del municipio, además de parlamentarios del oficialismo y otros funcionarios de Gobierno.

Previamente al acto central, Evo Morales sostendrá una reunión con diferentes alcaldes de Chuquisaca con el objetivo de concretar el financiamiento de proyectos productivos y de desarrollo por más de 7 millones de dólares.

Una vez instalado el palco oficial, el programa incluye diferentes actuaciones musicales, discursos de los dirigentes de las organizaciones campesinas de Chuquisaca y la intervención de Evo Morales.

Una vez concluya su discurso, éste presentará la moneda conmemorativa del Bicentenario y distinguirá con la misma a 10 ciudadanos.

La celebración concluirá con un  desfile cívico militar y campesino.