Cuantos pobres quisieran las sobras de los perritos de Paris

Suertudos. Los perritos de Paris se dan una gran vida. La rubia les construyó una mansión.

image



Paris Hilton redefinió la expresión ‘¡qué vida más perra!’. La extravagante rubia mandó construir para sus 13 canes una réplica de su mansión de Beverly Hills en miniatura y la bautizó como Mini Doggie Mansion. Pero eso no es lo más llamativo, sino que también colocó en su interior muebles a escala para que a sus ‘hijos peludos’, que muchas veces la acompañan, no les falte nada.

No contenta con esto, Paris, la misma que fue capaz de presentar su candidatura para presidenta de EEUU, hizo instalar un acondicionador de aire por si los perros se agobian con el sofocante calor de California y una estufa por si el frío les pone la piel de gallina.

Sin embargo, en un arrebato de humildad, o quizás de lucidez, Paris admite en su ‘microblog’: “Quizás los he mimado demasiado, pero ¿cómo podría no hacerlo? Sólo con mirar sus caritas te das cuenta de que merecen ser tratados como príncipes y princesas”. /Hola.com

* Título de la nota x editores de www.ernestojustiniano.org