Expertos consideran imposible el biométrico para los comicios

El ex presidente del Instituto Electoral de México recomienda usar registro mixto. Tres firmas presentaron sus propuestas para el biométrico. El Órgano Electoral hará conocer el miércoles 17 a la empresa elegida.

image Demostración: el escáner registra huellas dactilares de un ciudadano

La Prensa

El Órgano Electoral insiste en que construirá el padrón digital para las elecciones de diciembre.Un experto internacional y dos ex vocales del Órgano Electoral Plurinacional consideran poco probable la construcción del padrón biométrico para las elecciones generales del 6 de diciembre, por lo que recomiendan que la oposición y el oficialismo busquen nuevos acuerdos políticos.

El organismo que administra procesos electorales anunció la anterior semana que el nuevo registro de los votantes se realizará en 88 días tanto en Bolivia como en cuatro países del exterior; sin embargo, a la nación que tiene el mayor padrón fotográfico, México, le costó casi dos años implementar esta tecnología.

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

En el país se pretende recoger al menos cuatro millones de registros que implican cuatro millones de fotografías, nombres y rúbricas, y 20 millones de huellas digitales en menos de dos meses, sin contar con los 211.000 bolivianos habilitados para votar en el exterior en los comicios de diciembre.

Para el ex vocal de la Corte Jorge Lazarte, es “imposible” lograr esta meta aun sí se contratan miles de empadronadores y máquinas biométricas, pues “con la tradición que tenemos en Bolivia de acudir a última hora a inscribirnos es aún más complicado”, por lo que recomienda que las fuerzas políticas de oposición y oficialismo se pongan de acuerdo para posponer las elecciones o usar el padrón viejo.

No obstante, considera que ambas vías son riesgosas, pues el oficialismo no querrá ceder en la postergación del proceso electoral porque en diciembre tendrá todas las posibilidades de ganar las elecciones con un respaldo mayoritario. Lo contrario podría ser “riesgoso”.

Eso explica, según Lazarte, por qué el MAS alista un “plan B”, pues “ya percibe que (el biométrico) no es tan viable, prefiere asegurarse”.

Si los comicios se celebran con el padrón viejo, el acto electoral sería deslegitimado por la oposición —según Lazarte— bajo el argumento de que hubo fraude porque el registro tiene irregularidades y está contaminado.

El ex vocal Iván Guzmán de Rojas, experto en informática, se apoya en dos hechos para dudar de la conclusión del registro: la complejidad del proceso y el corto plazo.

“Hacer un padrón en menos de dos meses es prácticamente imposible (…) estamos hablando de comenzar de cero. Echamos el registro actual y comenzamos a fundar uno nuevo”.

El padrón vigente tiene una antigüedad de más de diez años y cuenta actualmente con 3.891.397 inscritos. Según el experto, lo ideal sería levantar otra lista de electores de la misma cantidad de forma gradual como inicialmente tenía previsto el Órgano Electoral con el plan Euler.

Ese proceso, precursor del biométrico, se llamaba “padrón fotográfico” y consistía en la incorporación de una fotografía al registro para darle mayor certidumbre a la lista de votantes en un plazo de dos años.

La Ley Electoral Transitoria, aprobada el 14 de abril en el Congreso Nacional, establece que el Órgano Electoral debe empadronar a por lo menos cuatro millones de bolivianos y bolivianas en el país, y más de 211.000 en el exterior (Argentina, Brasil, Estados Unidos y España). El ex vocal del organismo electoral también observa el hecho de que hasta ahora no comenzó la campaña de motivación ciudadana para que los votantes se inscriban de nuevo.

En el organismo electoral indicaron que están trabajando en un plan para llamar a la población a que se registre en el nuevo padrón, en esta tarea están concentrados profesionales como el periodista Raúl Peñaranda y este equipo será acompañado y asesorado por especialistas internacionales.

El experto electoral mexicano José Woldenberg Karakowsky, quien llegó al país la anterior semana para asesorar al Órgano Electoral en el mejoramiento de su imagen institucional, tampoco está convencido de que el 6 de diciembre se pueda usar el registro digital de votantes.

A México le llevó casi dos años construir un padrón biométrico, que consiste en el registro de una fotografía y el pulgar derecho del elector (ver entrevista).

No obstante, el especialista confía en la promesa del organismo electoral de realizar los comicios presidenciales con un padrón, pero si “por alguna circunstancia” no se logra cumplir el objetivo, entonces sugiere que se use un registro mixto, como planteó el senador de Podemos Carlos Böhrt.

El Órgano Electoral insistió durante la semana pasada en que las próximas elecciones están garantizadas con un padrón biométrico, aunque aún no ha sido contratada la empresa que dote de los equipos, como computadoras, escáneres, máquinas fotográficas, una central para la base de datos, antenas parabólicas y otros sistemas de comunicación para transportar los datos.

Además, requiere de un grupo humano capacitado para el manejo de los equipos, que, según las especificaciones técnicas, debe realizar la captura de diez huellas dactilares de las manos, la fotografía y la firma digitalizada, y también la información biográfica, es decir, los datos personales del votante.

Para la seguridad del registro también se requiere eliminar cualquier riesgo de duplicación y otras irregularidades como la adulteración de datos mediante los llamados hackers.

Según el presidente de la entidad electoral, Antonio Costas, esas contingencias se superarán con la comprobación de las huellas dactilares, es decir, habrá una copia archivada donde se guardará el registro original de los votantes ante cualquier duda. Asimismo, habrá un identificador basado en los rasgos faciales para comprobar si se trata de una misma persona.

La Central de la Base de Datos del nuevo padrón funcionará en La Paz

La Central de la Base de Datos del padrón biométrico tendrá su sede en el Órgano Electoral, que funciona en la ciudad de La Paz, según explicó el presidente de esa institución, Antonio Costas. Además, habrá una terminal de contingencia donde habrá otra copia de los datos de los electores.

Para Costas, lo más importante después de que se elabore el nuevo padrón es la seguridad de la información, para ello el sistema tendrá una serie de contraseñas. Además los operadores de las terminales tendrán registrados sus nombres y fotografías.

Cada vez que el operador de las computadoras ingrese a la base de datos, éste quedará grabado automáticamente en la red. Así se tendrá la certeza de que nadie modifique la información de la lista de votantes.

Además, toda la información que sea recogida por los empadronadores será impresa, así también habrá un registro documental.

“Esos documentos serán enviados por las cortes departamentales a La Paz, y ya es un reservorio documental, porque todo eso ya está digitalizado. Esa información demográfica, junto con la depuración biométrica, también es padrón biométrico”.

Para destacar

El 6 de diciembre se celebrarán las elecciones de autoridades del Ejecutivo y Legislativo.

En esa fecha también se efectuarán referendos autonómicos en cinco departamentos.

Ambos procesos electorales deben realizarse con el padrón biométrico.

Así lo establece la Ley Electoral Transitoria, que fue aprobada el 14 de abril en el Congreso.

Tres expertos electorales dicen que no será posible elaborar el registro digital.

Señalan que el Órgano Electoral está a destiempo para inscribir a los votantes.

La construcción del padrón electoral biométrico llevará al menos 88 días.

El organismo electoral también tendrá que empadronar a bolivianos en el exterior.

Un experto mexicano sugiere que en los comicios se vote con un padrón mixto.

La entidad electoral reitera que tendrá listo el registro digital para diciembre.

Tres firmas presentaron sus propuestas para el biométrico

EL ÓRGANO ELECTORAL HARÁ CONOCER EL MIÉRCOLES 17 A LA EMPRESA ELEGIDA

image Votación: campesinos sufragan en una comunidad chuquisaqueña en los referendos del 25 de enero

Tres empresas, de un total de siete, presentaron hasta el mediodía de ayer sus ofertas.

La Prensa

Tres empresas presentaron ayer sus propuestas para proveer de equipos, soluciones biométricas, soporte técnico y capacitación al Órgano Electoral para posibilitar la construcción del padrón biométrico, que será la base de los comicios del 6 de diciembre.

Las compañías son Nipon Electronic Company (NEC), una sociedad japonesa-argentina; Cogent System, de Estados Unidos, e Indra, de España.

El Órgano Electoral corre contra el tiempo para la elaboración del nuevo padrón, pues, tras la aprobación de la Ley Electoral Transitoria, se comprometió a elaborar ese registro en el plazo de 88 días.

Entretanto, la Comisión de Constitución del Senado analiza dos proyectos de ley, uno de ellos del MAS, que autoriza el uso del padrón aún vigente, y otro del senador Carlos Böhrt, relativo a un registro mixto.

A pesar de los esfuerzos, el ministro de Autonomías, Carlos Romero, advirtió que “si la Corte falla, se puede manejar un padrón mixto o el padrón actual para garantizar las elecciones”.

El 26 de mayo, el organismo electoral declaró desierta una primera invitación directa para la elaboración del padrón biométrico. Por ello, esa entidad optó por enviar el 4 de junio una segunda invitación directa a siete empresas: Sagen, Cogent, NEC (proveedoras fabricantes) y Oti, Indra, Dertmalog y L1 Identity Solutions (proveedora de integradoras).

Las propuestas fueron recibidas hasta el mediodía de ayer por la comisión calificadora, integrada por seis miembros. Sólo tres compañías citadas mostraron su interés. En esta nueva fase NEC e Indra se presentan como la novedad, en tanto que Cogent se presentó la anterior ocasión.

En una primera revisión de la documentación, las tres firmas presentaron los tres sobres exigidos, es decir, documentos legales administrativos; su propuesta técnica y su propuesta económica.

El presidente del Órgano Electoral, Antonio Costas, informó que la decisión sobre a cuál empresa se adjudicará la provisión de 3.000 equipos (1.700 fijos y 1.300 móviles), soporte tecnológico y con soluciones biométricas se conocerá el miércoles 17 de junio, doce días después de lo previsto en inicio.

Requisitos

Para que una de las tres firmas sea contratada debe garantizar su experiencia en la provisión de soluciones biométricas y contar con el soporte técnico de organismos internacionales de parámetros de calificación, como el NIST (National Institute of Standards Technology).

Se exige que cada uno de los kits que capturan datos y huellas biométricas tenga un escáner de huellas y de documentos, una cámara fotográfica digital, un tablero digitalizador de firmas, un computador, una impresora y sistemas de seguridad.

Para esta ocasión, el Órgano Electoral solicitó a las empresas interesadas realizar una presentación del hardware y software para el empadronamiento biométrico.

Además, éstas realizaron un simulacro del registro ciudadano con la toma de huellas, foto digital, escaneo del documento de identidad y datos demográficos para luego presentar una impresión final, proceso que no llevó más de diez minutos por persona.

Los representantes de las tres compañías expusieron la experiencia con la que cuentan y dónde operaron.

Empresas

Nipon Electronic

Company (NEC)

– Varias oficinas en el mundo.

– Desarrolla tecnología biométrica hace más de 30 años.

– Evaluada por el Finger Vendor Technology Evaluation, realizado por el NIST, referente mundial.

– Su sistema AFIS ha sido calificado como el más preciso del mercado.

– En la región tiene presencia en Argentina, Ecuador, Brasil y Chile.

– Todos los equipos provienen de sus fábricas NEC.

– Su sistema puede omitir alguna huella en caso de que a la persona le falte un dedo o más.

– Para el registro exterior puede atender directamente desde sus oficinas en España, Estados Unidos, Argentina y Brasil.

COGENT SYSTEM

– Empresa norteamericana con presencia mundial.

– Sus sistema AFIS es integrado y sencillo para su fácil manejo.

– Cuenta con un capturador móvil Ident II, bastante pequeño para el registro biométrico en zonas muy alejadas por su fácil transporte.

– El pequeño aparato utiliza baterías de celular, puede trabajar durante 50 horas sin energía eléctrica y almacenar datos de 10.000 ciudadanos.

– Cuenta con un sistema dactiloscópico para la comparación de huellas dactilares.

Indra

– Multinacional de Tecnología e Información líder de España.

– Su experiencia se centra en la realización de procesos electorales.

– Clientes en más de 100 países del mundo.

– Presentó un modelo de captura de acuerdo con los requerimientos de la Corte.

– Utiliza un sistema de captura de datos biográficos.

– Su sistema cuenta con medidas de seguridad através de sistemas de codificación de información.

“En estas elecciones se puede votar con un padrón mixto”

JOSÉ WOLDENBERG, EXPERTO ELECTORAL

image

“El Órgano Electoral es un árbitro, que intenta darle viabilidad (…) a los procesos electorales”. “En México, el padrón comenzó a levantarse en 1992 y se usó por primera vez en 1994”.

La Prensa

Jaqueline Vinoya | Actualizado 14/06/2009

José Woldenberg Karakowsky es un experto electoral con amplia carrera en el Instituto Federal de México (IFE), que hasta ahora levantó un padrón biométrico de al menos 75 millones de electores. Woldenberg llegó con una misión específica: mejorar la credibilidad del Órgano Electoral boliviano, que tiene en puertas la construcción de un registro informático para las elecciones generales del 6 de diciembre.

En esta entrevista con La Prensa, recomienda que “si en algún momento hay algún problema” con el registro digital de los votantes, se podría sufragar con un padrón combinado, es decir, una parte de la población con biométrico y otra con el vigente.

—Cuando se habla de un padrón biométrico es como si éste fuera la solución a grandes problemas, ¿realmente la población boliviana le perdió confianza al registro electoral vigente? ¿Cuál es su lectura de esta situación?

—Lo que he visto en Bolivia es que a lo largo de los años ha tenido elecciones correctas, en el sentido de que hay gobernantes de diferentes partidos; ha habido fenómenos de alternancia, es decir que, en materia de elecciones, Bolivia tiene 20 o 25 años realizándolos de manera normal, democrática. Como en todos los casos, hay eslabones que hay que pulir, hay problemas que surgen; pero hasta donde alcanzo a ver, la Corte Electoral (Órgano Electoral) no está frente a su primer reto.

—Si bien hubo acuerdos políticos para construir un registro biométrico, algunos partidos toman iniciativas como el de usar el padrón viejo si el Órgano Electoral no termina de empadronar a todos los votantes. ¿Cómo observa eso?

—Bueno, entiendo que habrá un gran esfuerzo para construir un padrón biométrico y entiendo que la Corte piensa que lo puede realizar, creo que todos deberían otorgarle el beneficio de la duda. Sin embargo, si en algún momento hay algún problema, digo, para terminar los trabajos del padrón biométrico, pues eventualmente se podría sufragar en estas elecciones (generales del 6 de diciembre) con el padrón biométrico y con el padrón anterior. Es decir, no hay que convertir en un fetiche a los instrumentos.

—Esto es lo que menos quiere la oposición, que propone postergar el proceso electoral hasta el año siguiente. Sin embargo, de ser así, ¿cómo puede encarar ese reto el Órgano Electoral en esta coyuntura, en la que los niveles de desconfianza son tan elevados?

—En primer lugar, con lo que haga la propia Corte interiormente, tenderá a fortalecerla o no, pero también creo que vale la pena destacar los acompañamientos a la Corte. ¿Quién tiene que acompañar el trabajo de la Corte?, pues los partidos políticos, los medios de difusión y las escuelas para explicar la importancia del papel que cumple esta institución.

Este organismo es como un organizador, en todo caso un árbitro, que intenta dar viabilidad a que en una sociedad como la boliviana puedan competir y coexistir corrientes político-ideológicas diferenciadas, ése es el sentido profundo de las elecciones, dado que nuestras sociedades, por su complejidad, por su magnitud, porque en ella existen diferentes ideas, intereses, pulsiones, no pueden encuadrarse bajo una sola organización partidista, pues lo óptimo es que existan conductos para que esa diversidad pueda expresarse, pueda recrearse, y pueda convivir de manera institucional, pacífica y ordenada; ése es el sentido profundo de una elección. Por eso les conviene a todos una Corte fuerte, asentada y creíble. Todos deberían trabajar con ese propósito.

—¿Cómo se puede construir procesos de confianza para fortalecer a la entidad electoral? En todo caso, ¿qué trabajo realizará usted por esta entidad?

—Entendiendo que la confianza es una construcción, porque la confianza no se decreta, no aparece de la noche a la mañana, sino que cada decisión que se toma, cada programa que se lleva a cabo, cada elección que se celebra debe vivir alimentada de la confianza, ésa es la idea. Es una operación compleja que la van haciendo las organizaciones electorales, los partidos políticos, los gobiernos, la prensa, la ciudadanía, en otras palabras, todos los actores.

—¿Cuál es la experiencia mexicana en el uso de un padrón biométrico?

—En México, a partir de 1992, se empezó a construir un padrón que nosotros llamamos “con fotografía”. A la gente que se registraba, se le tomaba la fotografía, la huella del dedo pulgar y estampaba su firma, y a partir de ello se expedía una credencial. Ese padrón en México sirvió para multiplicar la confianza en los procesos electorales, para que en el padrón estuvieran todos aquellos que deben estar y no haya nadie que no deba estar.

Ahora bien, el padrón es un instrumento más de un proceso electoral. Todos los instrumentos tienen que estar bien asignados para que al final el procedimiento sea venturoso, y entiendo, en efecto, que la Corte Nacional Electoral de Bolivia tiene una encomienda muy importante, la de realizar un padrón biométrico, pero, bueno, ellos sabrán evaluar y conducir a buen puerto esa iniciativa.

—En el caso de México, ¿cuántas personas se registraron en el padrón biométrico y cuánto tiempo llevó construirlo?

—El padrón se empezó a levantar el año 1992 y se usó por primera vez en las elecciones de 1994, pero el padrón tiene que ser actualizado, el proceso no se detiene, no es que uno levanta un padrón y ya. Existe la lista de electores porque hay que actualizarla constantemente, porque la gente muere, los jóvenes llegan a la edad de votar y tienen que inscribirse, la gente cambia de domicilio, y mucho más en países como los nuestros donde hay migraciones muy fuertes. Entonces todo eso va desactualizando el padrón, por tanto, hay que actualizarlo, y a la fecha el padrón mexicano debe rondar por los 75 millones de personas.