No hay señales de cómo murió la tía de Evo

Un manto de misterio envuelve las causas de la muerte de la tía del presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma, Rufina Morales de Ayma (73), cuyo cuerpo despedazado y en estado de descomposición fue encontrado el martes pasado en un barranco de Moq’o Pata (Santiváñez).

image Búsqueda de los restos de Rufina Morales de Ayma. – Los Tiempos Foto |

Por Katiuska Vásquez – Los Tiempos – 18/06/2009

A dos días del hallazgo, es difícil determinar la causa de la muerte, pues desapareció más de la mitad de su cuerpo y ahora se buscan pistas científicas, por ello el equipo forense que indaga el deceso pidió más pruebas de laboratorio al Instituto de Investigación Forenses de La Paz.

Para la forense Miriam Rocabado, la investigación es complicada “porque no hay cuello, no hay tórax, miembros superiores. Entonces, eso es lo que complica dar con la causa”, dijo a la conclusión de la segunda autopsia en la que la comisión de forenses intentó establecer causas.

Por segundo día, los familiares tuvieron que resignarse a que el cadáver siga en la morgue del hospital Viedma hasta la conclusión de los laboratorios (estudios complejos) de toxicología, genética y anatomopatológicos, necesarios para “tener un diagnóstico cierto”, agregó la forense.  

Explicó que “las muestras se han sacado de residuos, esbozos de tejido. En este momento las causas de la muerte están en estudio, porque se necesita el apoyo de laboratorio”.

Búsqueda

Una patrulla de sabuesos de la Unidad de Canes escudriñó ayer la probable escena del crimen con el apoyo de Bomberos y los investigadores de Homicidios en busca de los miembros cercenados.

Después de olfatear un radio de más de tres kilómetros, en un espacio que en realidad era un muladar donde merodean hasta los perros, los investigadores recuperaron algunas piezas dentarias y huesos de las manos, informó el subdirector de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Remi Ampuero. También se encontraron más despojos de ropa.

Ampuero agregó que el cadáver fue víctima de la antropofagia, devorado por animales carroñeros. “El martes por la tarde, pobladores de la zona vieron a los canes cerca del cadáver y comunicaron el hecho a la estación policial de la zona (Pucara)”, agregó.

Los Bomberos encontraron el malogrado cuerpo a unos 15 metros del barranco. Junto a él se encontraron dos cédulas de identidad: uno de la víctima y otro de su esposo, además de unas monedas que presuntamente la víctima separó de su renta de 400 bolivianos para pagar su transporte (taxi) a su casa, ubicada en Valle Hermoso.

El único hijo varón de la víctima, Jhonny Ayma, confirmó que los residuos cadavéricos pertenecen a su madre, guiándose en los documentos, vestimenta y rasgos físicos.

Pidió que el crimen sea investigado en profundidad y lamentó que los autores se hayan ensañado con una mujer indefensa.

Tras los autores

Después del macabro hallazgo, la Policía acelera la investigación de la muerte de Rufina Morales de Ayma y rastrea varias pistas como una placa (YPS-139), encontrada en el barranco y que probablemente correspondan a un auto robado. Además, se recolectaron objetos sospechosos, como un envase de cerveza y envolturas de droga (cinta adhesiva), botadas en el lugar.

No se ha descartado ninguna hipótesis y la división de Homicidios, que encabeza las averiguaciones ha tomado varias declaraciones informativas a personas cercanas a la víctima, informó el subdirector. 

Los familiares creen que la anciana pudo ser víctima de un atraco, porque desapareció luego de cobrar su Bono Dignidad el 8 de junio, en una agencia de Prodem en la calle 25 de Mayo. La víctima fue hallada nueve días después sin el dinero, sólo con su pasaje y documentos personales.

La Felcc tiene varias hipótesis, entre ellas que fue víctima de “documenteros”, aunque estos delincuentes se conforman con el robo y no suelen eliminar a sus víctimas, informaron fuentes policiales.