Anuncios

Presidente urge a cocaleros del Chapare limitarse al cato

El presidente Evo Morales, pidió a los cocaleros del Trópico de Cochabamba controlar el cultivo y limitarse al cato de coca.

image

El presidente Evo Morales, entrego este miércoles el coliseo San José, de la población de Villa Tunari.(Fotos: Diego Valero).

San José de Chapare (Cochabamba), 3 jun (ABI).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, pidió el miércoles a los cocaleros del Trópico de Cochabamba controlar el cultivo y limitarse al cato de coca para poder demostrar a nivel internacional que Bolivia está embarcada en una campaña contra los sembríos excedentarios de la hoja, destinados a la fabricación sintética de droga.

«No es posible que algunos cocaleros no respeten el cato (una superficie de 1.600 mts2) de coca. Si queremos garantizar su legalización en el futuro, qué mejor con el control del sindicato, las centrales o las federaciones», señaló en un acto realizado en la población de Villa Tunari, a 200 km de Cochabamba, donde entregó un polivalente deportivo y otras obras menores a las comunidades.

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

    Recordó que «si no hubiera sido la conciencia ideológica, política y partidaria del sector», que dio lugar a que se consensue el cultivo de un cato por afiliado, la batalla hubiera sido ahora por revertir las políticas de «cero coca» que se intentó, incluso por vía de la fuerza, instrumentar en el país en la década pasada y principios de la presente.

    El pasado marzo, Morales reclamó en Viena, en medio de una asamblea focal de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la despenalización de la coca y para demostrar que su consumo no es nocivo para la salud, acullicó (masticó) una hoja en la testera.

    «Mi pedido compañeros y compañeras, es hacer mayor conciencia repasando la historia. La única forma de legalizar desde el acullico a nivel nacional o despenalizar la hoja a nivel internacional, es con la participación de todos ustedes», urgió.

    Sin embargo, aclaró que nunca apoyará el «libre cultivo de la hoja de coca» pero tampoco estribará en «cero coca».

    El mandatario, cuyo ascendiente político proviene del Chapare, apunta a que Bolivia sea modelo internacional para el control de los cultivos de coca.

   Lamentó que no se pueda fiscalizar el desvío de una parte de esta producción para fabricar cocaína «no por culpa nuestra sino por culpa de la gente del exterior que va consumiendo droga que hace mucho daño».

    Anunció también que en la zona de Paracti (Chapare) se instalará una planta de industrialización de la hoja de coca con fines benéficos para la humanidad.

    «Esto va a generar que el mercado de hoja de coca crezca dentro de las normas. Por eso hay que hacer respetar el cato de coca. Es una batalla a nivel internacional para su legalización. Los países de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) nos apoyan todos, excepto Perú», aseguró.

Anuncios