Rózsa creía que venezolanos entrenaron a los oficialistas

Milicia de Rózsa se alistaba para enfrentar una guerra después del referendo por CPE. El ‘Viejo’ mintió sobre su prontuario. El testigo clave de la Fiscalía se convirtió en imputado por terrorismo, pero no fue detenido

image

Terrorismo: Eduardo Rózsa en el hotel Las Américas (La Prensa)

La Patria

El boliviano-húngaro-croata Eduardo Rózsa Flores, abatido en un operativo policial el 16 de abril en un hotel de Santa Cruz, creía que militares venezolanos y cubanos habían entrenado a las fuerzas oficialistas que, según él, habían determinado “controlar” la ciudad oriental.

La revelación fue difundida por el Gobierno, a través de su periódico “Cambio” que el pasado viernes reveló parte de la correspondencia que el supuesto terrorista mantenía con un presunto mentor en el exterior.

Según una transcripción de la correspondencia por internet que Rózsa mantenía con una persona denominada “Istvan”, el “objetivo” de la operación del boliviano-croata era “impedir que los militantes partidarios del Gobierno entrenados por los cubanos y venezolanos tomen bajo su control la ciudad de Santa Cruz y la provincia (el departamento)”.

Rózsa declara también que si ese objetivo no se cumplía, pretendía “renovar la llamada media luna”.

APOYO

Rózsa se declaraba en desventaja con respecto a sus adversarios del Gobierno que contaban con respaldo financiero exterior.  “Nosotros aquí no tenemos tanto apoyo financiero (aunque es indudable que aquí –Santa Cruz- también existen personas muy ricas) como la parte del Gobierno”.

“Nosotros no tenemos narcodólares, ni apoyo financiero de Venezuela, ni consejos profesionales ni cubanos”, le dijo a Istvan en una misiva electrónica.

Istvan consultó a Rózsa si existían explicaciones para justificar la presencia de tropas venezolanas. “¿Existe alguna explicación por qué están allí también las fuerzas venezolanas?”, preguntó Istvan, que según el Gobierno era un “estratega” que vivía en Hungría o Kosovo.

DERROCAMIENTO Y NOMBRES

Istvan, según la publicación del Gobierno, le había preguntado a Rózsa si “¿el objetivo es el derrocamiento del Gobierno (de Evo Morales)?”.

Rózsa en respuesta le envió a su interlocutor con lo que el Gobierno califica como “las cabezas visibles” de las presuntas acciones separatistas.

“Los dirigentes del movimiento (cruceñista) son: Rubén Costas Aguilera (prefecto), Branko Marinkovic (ex presidente del Comité Cívico), Eduardo Paz (presidente de la Cámara de Agricultura y de Ganaderos del Oriente) y Germán Antelo (ex presidente del Comité Cívico)”, dijo Rózsa según Cambio.

PODEMOS

Rozsa también se refiere a la oposición del Congreso. Con respecto a Podemos, el extinto y supuesto mercenario dijo que era “una agrupación de oposición” que “está muriendo”. “Sus dirigentes hicieron un pacto con el Gobierno”.

Los mensajes de Rozsa fueron redactados después de la aprobación del proyecto de Constitución Política del Estado consensuado en el Congreso en octubre del año pasado.

CONTRADICCIÓN

También aparecen contradicciones en las supuestas cartas de Rozsa. Aunque anteriormente dijo que su movimiento no tenía financiamiento, en otra misiva revela que “gastamos más de 25 millones de dólares”.

“Los instrumentos financieros aunque en una cantidad bastante limitada, provienen de los círculos y organizaciones empresariales, y de las donaciones voluntarias de empresas privadas”, dijo Rozsa.

Milicia de Rózsa se alistaba para enfrentar una guerra

DESPUÉS DEL REFERENDO POR LA NUEVA CONSTITUCIÓN

La Prensa

El presunto grupo irregular de Eduardo Rózsa se preparaba para enfrentar una guerra después del referéndum constituyente y dirimente del domingo 25 de enero.

En uno de los documentos del cuaderno de investigación de la comisión parlamentaria sobre el caso terrorismo hay una relación del plan de defensa de Santa Cruz que alistaba la milicia de Rózsa en el supuesto caso de que el Gobierno de Evo Morales intentara tomar este departamento autonomista y “rebelde” frente a la Constituyente.

Los papeles datan del 17 de diciembre de 2008 y están firmados por la sigla “LH”, que bien puede ser interpretada como Luis Hurtado, uno de los falsos nombres de Eduardo Rózsa, quien murió por balazos de arma de fuego el 16 de abril en el hotel Las Américas de Santa Cruz, durante un operativo policial en el que fue desarticulado su grupo.

La hipótesis de conflicto que se formula en el plan denominado “Secreto” da por hecho que la consulta popular del 25 de enero aprobaría el proyecto de la nueva Constitución Política del Estado “por pequeños márgenes de una mayoría nacional y rechazo por mayoría absoluta en cuatro departamentos (de la “media luna”)”.

En el supuesto mencionan que el Gobierno, al margen de aprobar en inmediato varias leyes, apuesta por el debilitamiento y anulación de los gobiernos departamentales, pero frente a esto se inicia una “resistencia pacífica” a la implementación de la nueva CPE.

Luego, con la hipótesis plantea que las Fuerzas Armadas, la Policía y los movimientos sociales afines al MAS cercarían a los departamentos “rebeldes”, tomarían comités populares; se producirían enfrentamientos con elevado saldo de bajas, detención de líderes departamentales y dirigentes sociales.

El Gobierno se declara “bajo ataque en la inminencia de un golpe reaccionario cívico-prefectural, la situación es caótica”, por lo tanto, la milicia propone a las “Instancias Superiores” la urgencia de activar los grupos Operativos de Reacción Rápida, para lo que pide asegurar el material solicitado (no especifica ) y presupuesto. Las “Instancias Superiores” serían, según el informe de la comisión, autoridades cruceñas como el prefecto Rubén Costas, el ex presidente del comité cívico Branko Marinkovic y otros.

Datos

Rózsa avizoró una crisis después de la consulta popular del domingo 25 de enero.

Para él , la nueva Constitución Política del Estado es comunista e indigenista.

El grupo irregular detecta presencia militar de cubanos y venezolanos en Santa Cruz.

El objetivo de la milicia no es derrocar a Evo Morales, sino defender la capital cruceña.

El ‘Viejo’ mintió sobre su prontuario

El testigo clave de la Fiscalía se convirtió en imputado por terrorismo, pero no fue detenido

image

El Nuevo Día

Domingo,  7 de Junio, 2009

Ignacio Villa Vargas, el “testigo clave” que le permitió a la Fiscalía revelar una supuesta conexión entre la presunta célula terrorista de Eduardo Rózsa con líderes cruceños, mintió sobre sus antecedentes en sus declaraciones del pasado 21 de abril, donde negó haber tenido algún proceso judicial.

El informe establece que Villa Vargas en sus declaraciones como “víctima y testigo” respondió con un “No” a la pregunta del fiscal de turno sobre si tenía problemas con la justicia, con la policía o que tenía alguna condena a prisión, 

Un reporte de El Nuevo Día hace varias semanas atrás, mostró que el “Testigo Clave” tenía ocho procesos denunciados entre 1996 y 2009.

El 5 de septiembre de 1996, su nombre está en el proceso penal por el delito de cheques en descubierto, y por estafa, el 10 de octubre del 2000, en el Juzgado 5º de Instrucción.

El 16 de octubre del 2000, en el Juzgado 3º de Partido en lo Penal, hay otro caso en su contra por estafa, al igual que el 25 de abril del 2001 en el Juzgado 7º de Instrucción.

En el Juzgado 2º de Instrucción Cautelar, el proceso del 20 de enero del 2003 es por robo; y el 5 de noviembre del 2005, la causa es por lesiones graves y leves.

El 11 de abril, en el Juzgado 5º de Instrucción Cautelar, hay un caso por estafa, y el 7 de mayo del 2009, el delito por el que Villa Vargas llegó al Juzgado de Sentencia Penal fue por calumnia e inclusive hay un mandamiento de aprehensión para que sea trasladado a Santa Cruz.

La Fiscalía citó en un principio como testigo a Vargas y lo mantuvo hospitalizado en Cochabamba por su estado de salud deteriorado, pero hace aproximadamente dos semanas, cuando declaró ante la Fiscalía, salió como imputado aunque no fue detenido.

La comisión multipartidaria de diputados que investiga los hechos de terrorismo, lo interrogó una semana antes, la oposición le restó importancia a sus declaraciones.