Anuncios

Vulnerando la Constitución, gobierno gasta dinero sin aval del Congreso

Dos convenios internacionales suscritos entre los gobiernos de Venezuela y Bolivia por 230 millones de dólares no fueron ratificados por el Congreso, vulnerando la Constitución y la Ley de Administración Presupuestaria, que definen que todos los acuerdos internacionales deben estar bajo conocimiento del primer poder del Estado.

image

Una escuela construida en Quillacollo con recursos del Programa Evo Cumple. – Noé Portugal Los Tiempos

Por Gisela Alcócer Caero – Los Tiempos – 21/06/2009

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

Aunque nunca se estableció claramente el monto total que entregó el Gobierno venezolano durante los tres años que dura la gestión del presidente Evo Morales, se tienen registrados 16 convenios internacionales aprobados por el Congreso Nacional, cumpliendo la normativavigente. Estos acuerdos brindan créditos de la nación venezolana para apoyar a proyectos de educación, minería y metalurgia, reforestación productiva, defensa, cooperación científica, tecnológica e innovación y telecomunicaciones.

Sin embargo, existen otros dos convenios, firmados en la gestión 2006, que no fueron aprobados por el Congreso y según informaron en el Ministerio de la Presidencia, son los que financian el programa Bolivia Cambia Evo Cumple. Al no estar refrendados por el Poder Legislativo, no existe ningún tipo de fiscalización sobre su utilización.

Ambos convenios internacionales fueron suscritos en el marco del acuerdo para la aplicación de la alternativa bolivariana para los pueblos de América y el Tratado de Comercio de los Pueblos (TCP-ALBA) y establecen que servirán para la “complementación productiva sobre bases de racionalidad, aprovechamiento de ventajas existentes en los países, ahorro de recursos, ampliación del empleo, acceso a mercados”.

El primero fue firmado el 26 de abril de 2006 en La Habana Cuba, por los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Venezuela, Hugo Chavez, por 130 millones de dólares, de los cuales 100 son un crédito con el 4% de interés anual, y 30 son de donación, según se establece en las disposiciones cuarta y quinta del capítulo relacionado con “las acciones a desarrollar por Venezuela en sus relaciones con Bolivia en el marco del TCP-ALBA”. 

El segundo acuerdo fue suscrito el 17 de mayo de 2006 en La Paz Bolivia y en él se establece la creación de 100 millones de dólares para el apoyo a los proyectos productivos y de infraestructura con una tasa e interés anual del 4%. Ninguno de los dos proyectos fue presentado al Congreso Nacional, a pesar de que la Constitución anterior (vigente el año en el que ambos fueron firmados) establecía en el artículo 59, atribución 12 que es atribución del Poder Legislativo “ratificar los tratados internacionales suscritos por el Poder Ejecutivo”.

La nueva Constitución establece la misma atribución del Congreso en su artículo 158 numeral 14. Esta normativa es de cumplimiento obligatorio, razón por la cual cuando se consideró un acuerdo comercial muy importante, sobre la ratificación del “Protocolo de enmienda al acuerdo de cooperación energética de Caracas”, que debía ser aprobado por el  Congreso para entrar en vigencia, el canciller David Choquehuanca, e incluso el presidente Evo Morales, el 13 de junio de 2007 enviaron notas en las que exigen que el Legislativo las apruebe.

Legisladores desconocen

El presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados, René Martinez, dijo desconocer los detalles de estos dos convenios internacionales, pero sostuvo que de todos modos el Ejecutivo debe tramitar su ratificación en el Congreso.

“Tuviera que conocer oficialmente estos convenios porque no conozco el contenido de los mismos”, dijo el legislador ratificando que existen 16 normas que fueron aprobadas por el Parlamento. “Paralelamente tendría que tramitarse la ratificación. La mayoría de los convenios ya fue ratificado y más allá de la temporalidad siempre habría que hacer una revisión en el Congreso”, dijo.

Sin control
Desvío
Una parte de ese dinero fue destinada a sedes sindicales afines al Gobierno, pero figuran como obras municipales.
Datos distintos
En el Poder Ejecutivo se manejan diferentes montos invertidos en el programa “Evo Cumple”.

Contradicciones  del “Evo Cumple”

Una investigación realizada por el diputado opositor, Edwin Jiménez (Podemos), demostró contradicciones en la ejecución del Programa “Bolivia Cambia, Evo Cumple”, pues dos autoridades del Ejecutivo se contradicen respecto a la cantidad de dinero invertido en todo el país.Según los informes escritos enviados por el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, al diputado Jiménez, a través de su director general de Asuntos Jurídicos, Martín Burgoa Luna, el 11 de noviembre de 2008, se habrían invertido 136.170.770 dólares en el financiamiento de proyectos dentro de este programa en todo el país.

Sin embargo, el 26 de septiembre de ese mismo año, el viceministro de Descentralización Administrativa, dependiente también del Ministerio de la Presidencia, Fabián Yaksic, aseguró que sólo se invirtieron 72.166.941.

Anuncios