Bolivia considera que diálogo para recomponer relaciones con EEUU no ha terminado

Habrá una segunda ronda. El Canciller Choquehuanca  informó que espera respuesta de EEUU la próxima semana, para fijar el día de la reunión que debe realizarse en Washington.

image

David Choquehuanca, Canciller de Bolivia (ABI)

    La Paz, ABI.- El Gobierno boliviano afirmó el domingo que el diálogo con Estados Unidos para recomponer las deterioradas relaciones diplomáticas no ha terminado y que habrá una segunda ronda, después de que Washington haga conocer una respuesta a la propuesta boliviana presentada en La Paz en mayo, para construir un nuevo acuerdo marco.

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

    El Canciller boliviano, David Choquehuanca, informó que espera esa respuesta la próxima semana, para fijar luego el día de la segunda reunión que debe realizarse en la capital estadounidense, como se pactó en La Paz con la delegación de alto nivel encabezada por Thomas Shannon, secretario Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos.

    «El dialogo no se ha terminado tenemos una segunda ronda de negociaciones donde nosotros vamos a exponer. Para eso están estos procesos de negociación», remarcó en una improvisada conferencia de prensa.

    Choquehuanca insistió en que Bolivia está a la espera de que Estados Unidos haga llegar «una contra respuesta escrita» y aseguró que existe una «actitud positiva» en las máximas autoridades del gobierno estadounidense, como la secretaria Estado, Hilary Clinton, con quien se reunió la pasada semana y el presidente Barack Obama.

    Aunque ratificó que «aparentemente» los personeros que están llevando la negociación no están a tono con la actitud de Clinton y del propio presidente Obama.

    «Parece que no hubiera buena comunicación entre las máximas autoridades y los funcionarios que siguen operando con el pensamiento de la administración Bush y se lo hemos hecho conocer a la señora Clinton», subrayó.

    El jefe de la diplomacia boliviana abrió dudas en la capacidad y en la intención de los funcionarios estadounidenses que trabajan en las comisiones y en las mesas técnicas, quienes a su juicio, no «quieren buenas relaciones entre Bolivia y Estados Unidos», percepción que dijo fue comunicada a la Secretaria de Estado.

    «Posiblemente no conocen el tema, pero no quieren buenas relaciones», remarcó al recordar que el documento enviado al Gobierno boliviano para justificar la suspensión de las preferencias arancelarias andinas (ATPDEA) tiene un fuerte contenido de injerencia y de observación a nueva la Constitución Política del Estado.

    El documento en cuestión reprocha a la administración Morales por alejarse del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI), observa la nacionalización de los hidrocarburos y cuestiona la nueva Constitución sobre el derecho a la propiedad privada.

    También contiene una acusación de extinguir a los sindicatos obreros, de echar a la agencia antidroga de EEUU (DEA) del territorio boliviano y de incentivar el cultivo de la coca.

    El Canciller boliviano reveló que en su última visita a Estados Unidos, hace dos semanas, varios parlamentarios de ese país se mostraron sorprendidos porque el presidente Obama «mantiene el castigo de la anterior administración» que suspendió el ATPDEA en una actitud política, después que el Congreso estadounidense aprobó su ampliación.

    «Nosotros esperamos que los funcionarios que trabajan en estas comisiones, en estas mesas técnicas puedan estar a tono con el discurso del presidente Obama y de la señora Hilary», insistió.

    Choquehuanca reconoció que la relación con Estados Unidos «nunca ha sido fácil, una relación compleja» pero recordó que ambos gobiernos han expresado su deseo de recomponer esas deterioradas relaciones y ya han instalado «una primera ronda».

     Reiteró la decisión política del Gobierno boliviano de reencauzar las relaciones bilaterales con Estados Unidos, erosionadas por la expulsión mutua de embajadores, en septiembre del año pasado.