“Del odio nace el amor”. AeroSur y LAB inician operaciones conjuntas

Lo que comienza con el alquiler de un avión del LAB a AeroSur, puede extenderse a nuevos acuerdos entre ambas empresas.

image

Opinión

Un avión que lleva los emblemas Lloyd Aéreo Boliviano y AeroSur, vuela desde ayer en rutas nacionales, fruto de una alianza comercial sellada entre ambas empresas antes rivales, pero ahora dispuestas a avanzar juntas.

El Boeing 727-200 del LAB, que fue entregado a AeroSur en calidad de alquiler, además es comandado por los pilotos de la aerolínea cochabambina que intenta generar sus propios recursos para salir de su larga y profunda crisis.

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

AeroSur anunció ayer su interés de realizar más inversiones en el Lloyd Aéreo Boliviano y habló de la posibilidad de equipar y apoyar a volar tres aviones más de la empresa cochabambina.

La información fue corroborada por el principal dirigente de la Federación de Trabajadores del LAB, Jorge Zabalaga, quien reconoció que hubo un acercamiento verbal sobre el tema y que la prioridad de la empresa es recuperar un avión de Malasia y la habilitación de tres aviones en Cochabamba.

Cuando OPINIÓN consultó al presidente de la empresa AeroSur, Humberto Roca, sobre la disponibilidad de invertir en el LAB, el empresario cruceño respondió: “por supuesto, este es el inicio de una relación de largo plazo entre las dos compañías. Pero para ello vamos a pedir las garantías y la seguridad de la inversión”, acotó.

“Estos seis primeros meses son en realidad un ajuste para mejorar y poder realizar un contrato vigente más largo y con mayores proyectos”, dijo Roca quien explicó que la aeronáutica está atravesando el peor momento de su historia y Bolivia no es ajena a ese problema, inclusive es peor porque existe una competencia desleal de una compañía del Estado, denunció.

Por su parte, el Supervisor de Mantenimiento del LAB, Hugo Bascopé, dijo que espera, al igual que decenas de trabajadores, que el vuelo de ayer sea el comienzo de las operaciones reales de la empresa para abrir las puertas de la compañía a la inversión y el apoyo financiero. Anunció que también esperan hacerse cargo del mantenimiento técnico de los aviones de AeroSur.

Requerimiento

Zabalaga explicó que el LAB requiere, al menos, 3 millones de dólares para comprar seis motores para habilitar dos aviones y comprar otros repuestos para reparar la tercera aeronave.

“Para recuperar el avión de Malasia se necesita una buena cantidad de dinero, ya que sólo el alquiler del hangar, donde se halla el Paitití, está encima de los 100 mil dólares”, añadió Zabalaga quien dijo que la prioridad de la empresa es completar a mediano plazo la flota aérea con cinco aviones, incluyendo el avión arrendado a AeroSur.

El pasado martes, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) emitió una resolución de homologación de acuerdo empresarial de arrendamiento de una aeronave entre AeroSur y el LAB.

El acuerdo empresarial, fue ratificado ayer, durante una pequeña ceremonia de inauguración en la terminal del aeropuerto Jorge Wilstermann, entre el presidente de la empresa cruceña AeroSur, Humberto Roca, y el gerente general del LAB, Carlos Cortez.

El documento establece un alquiler de una nave del LAB por seis meses con la posibilidad de ampliar el contrato por otro tiempo de acuerdo al requerimiento de las partes.

“Del odio nace el amor”

El presidente de AeroSur, Humberto Roca, durante su intervención en el vino de honor en inauguración de las operaciones del Boeing 727-200, con matrícula de vuelo CP-1366, dijo que del odio nace el amor en alusión a las relaciones tensas por la competencia que sostuvieron la empresa cruceña con su similar de Cochabamba, por varias décadas.

“Nuestra política siempre fue solidaria, como AeroSur no queremos matar al LAB. La mejor muestra de ello es este trabajo y la unión de dos empresas para hacer que el LAB vuelva a volar. El hecho de que el LAB esté volviendo a volar no es sólo una alegría, sino una enorme satisfacción y una muestra de solidaridad empresarial”, añadió Roca.

“Emoción en el LAB”

Al hangar de la empresa cochabambina asistieron decenas de trabajadores del LAB, que expresaron su alegría y su optimismo para despegar, “de una vez por todas”, de la profunda crisis en la que están sumergidos.

En la empresa existen 250 trabajadores, de ellos sólo 120 tendrán actividad remunerada, sin embargo se espera que en los próximos meses se expanda a todos los empleados.

Entre tanto, los 120 trabajadores serán responsables de las dependencias de mantenimiento, control operativo de los vuelos, despachos operativos de la nave y servicio en rampa. Además de la cabina de mando.