¿El hijo secreto de Jackson?

SEGÚN ‘THE SUN’.

Video relacionado: Omer Bhatti, otro hijo de Michael Jackson

imageEste chico de la imagen podría ser el hijo secreto de Michael Jackson, Omer Bhatti. Este vídeo fue grabado en las navidades del 1998, 2 años después de que se conocieran.

El niño, que tenía entonces 14 años parece admirar enormemente a Jackson, y le sigue por toda la habitación. La relación entre ellos es muy estrecha, no sólo permanecen juntos toda la velada, sino que se abrazan en varias ocasiones.

Omer Bhetti, en la actualidad. The Sun

Ningún miembro de la familia ha confirmado que éste sea el hijo biológico de Michael Jackson, sin embargo, se especula con que esta mujer, que está jugando con Prince, podría ser la madre de Omer, la que, podrá haber mantenido una breve relación con el cantante en Oslo en el año 1984.

Pronto lo sabremos, según el diario ‘The Sun’, el joven está dispuesto a someterse a un test de ADN para esclarecer la verdad. Jermaine, el hermano de ‘Jacko’, ha asegurado, según el diario dritánico, que Omer será recibido con los brazos abiertos dentro de la familia.

De hecho, el joven, que ahora tiene 25 años, se sentó junto a los padres, hijos y hermanos durante el funeral de Michael Jackson.

Investigan a los médicos de Jackson

THOMAS WATKINS y JUAN A. LOZANO

AP. Los detectives que investigan la muerte del cantante Michael Jackson han obtenido nueva información, a medida que avanzan en lo que podría convertirse una investigación criminal.

Casi un mes después de la muerte del Rey del pop, agentes locales y federales llevaron a cabo una redada el miércoles en la clínica de Houston de Conrad Murray, el médico personal que Jackson contrató en mayo mientras se preparaba para una serie de conciertos en Londres.

Entre los objetos confiscados en la clínica hay copias de un disco duro y 21 documentos. El abogado de Murray, Edward Chernoff, dijo que las autoridades creían que las pruebas constituyen evidencia de homicidio. Chernoff no ofreció más detalles y la policía dijo que no considera a Murray un sospechoso.

Las autoridades están investigando a varios médicos que trataron a Jackson para ver si le facilitaron medicamentos con receta de forma inapropiada.

Desde que el cantante murió se han propagado muchos rumores sobre la causa de su muerte. Varios miembros de la familia Jackson han dicho que sospechan que ha habido juego sucio. Los investigadores parecen haberse centrado en un poderoso anestésico llamado propofol. El medicamento fue encontrado en la mansión de Beverly Hills que Jackson alquilaba, según una persona familiarizada con la investigación que no está autorizada a hablar públicamente.

La redada del miércoles en la clínica de Murray en una zona de bajos ingresos de Houston demuestra que Murray sigue siendo una figura central en la investigación.

El 25 de junio, Murray encontró a Jackson inconsciente en una habitación de la mansión, dijo su abogado, y trató de reavivarlo, hasta que llamó a una ambulancia.

La policía ha entrevistado dos veces a Murray, incluyendo en el hospital de Los Angeles donde Jackson fue transportado y declarado muerto. La oficina del juez de instrucción ha pedido su propia entrevista, la cual Chernoff ha concedido y que podría ocurrir el viernes sin estar Murray presente, dijo Miranda Sevcik, la vocera de Chernoff. El abogado respondería las preguntas por su cliente.

«Basándonos en la descripción del doctor Murray, minuto a minuto y asunto en asunto, de los últimos días de Michael Jackson, Murray no debería ser el objetivo de acusaciones criminales», dijo Chernoff en un comunicado un día antes de la redada. «El doctor Murray fue el único médico en ver a Michael Jackson cuando éste murió y parece que toda la furia va dirigida a él».

Lozano reportó desde Houston; y los periodistas de Associated Press Justin Pritchard en Los Angeles, Ken Ritter en Las Vegas y la corresponsal especial Linda Deutsch en Los Angeles contribuyeron con este despacho.

Agentes antidrogas registran la oficina del médico de Jackson

Reuters. Agentes de la Dirección de Control de Drogas de Estados Unidos y de la policía de Los Angeles registraron el miércoles una clínica en Houston de Conrad Murray, el médico que estaba con el ícono pop Michael Jackson cuando murió, en busca de pruebas de un posible homicidio.

Agentes federales entraron en la Clínica Médica Armstrong en el norte de Houston para cumplir con una orden judicial de registro en conexión con una investigación de la policía de Los Angeles por la muerte del cantante de «Thriller», dijo Rusty Payne, portavoz de la agencia de drogas DEA con sede en Washington.

La división de homicidios del Departamento de Policía de Los Angeles está involucrada en una investigación y el registro autorizado se dirigió a «buscar e incautar elementos, incluyendo documentos, que ellos crean constituyan evidencia del delito de homicidio», dijo Ed Chernoff, abogado de Murray.

Por su parte, Payne se negó a dar más detalles debido a que la orden judicial de registro de Texas se mantenía confidencial.

Una portavoz de la policía de Los Angeles confirmó que sus detectives cumplieron con la orden de registro con la ayuda de la Dirección de Control de Drogas (DEA, según su sigla en inglés), pero no dijo qué específicamente estaban buscando en la propiedad.

Un funcionario del orden público, quien declinó ser nombrado, dijo que el objetivo de la búsqueda era el potente fármaco propofol, un anestésico también conocido como Diprivan, que ha sido repetidamente mencionado en los medios de comunicación como un medicamento que Jackson supuestamente recibió antes de su muerte el 25 de junio.

La clínica de Murray -situada en un edificio insignificante en el noreste de Houston flanqueado por una tienda de licores y un pequeño supermercado- estaba rodeada de camiones de canales de televisión y helicópteros sobrevolaban el lugar.

Los agentes dejaron la clínica poco después del mediodía con una imagen forense de un disco duro de ordenador comercial y 21 documentos, dijo Chernoff en un comunicado.

Un agente del Departamento de Policía de Houston aseguró que «ellos cooperaron completamente». En declaraciones a una multitud de periodistas y curiosos que se apostaron en el lugar bajo el calor veraniego, les dijo que «ellos quieren que todos se vayan, por favor».

MEDICACIONES DE JACKSON

Jackson, de 50 años, murió de un paro cardíaco el 25 de junio en una mansión que arrendaba en Los Angeles, pocas semanas antes de una serie de 50 conciertos que planeaba realizar en Londres.

Desde entonces, investigadores de numerosas agencias de California y funcionarios federales de la DEA han enfocado su investigación en la causa de muerte buscando evidencias sobre el uso de los medicamentos recetados al cantante y los médicos que facilitaban los fármacos a Jackson.

Responsables de la ciudad de Los Angeles se han negado repetidamente a confirmar esas informaciones y la causa oficial de muerte está a la espera de los resultados de pruebas de toxicología.

Un portavoz para la oficina forense de Los Angeles, una de las que investiga la muerte de Jackson, señaló que dará a conocer un informe a finales de la próxima semana, pero no quiso comentar sobre si la causa de muerte ha sido determinada.

El representante agregó que la oficina del forense no estaba involucrada en el registro en la clínica en Houston.

Murray, quien fue contratado como médico personal de Jackson en preparación para los conciertos en Londres, dijo a la policía que no inyectó al artista analgésicos antes del paro cardíaco.

Tras un interrogatorio a Murray en junio, la firma de abogados de Chernoff divulgó un comunicado diciendo para para ese momento «investigadores dicen que el médico no es sospechoso en absoluto y que sigue siendo un testigo de esta tragedia».