Fiscalía no identifica a dueños de terrenos de “megafábricas” de droga

Pasaron más de tres meses en uno de los casos y no hay datos de la hacienda. Las propiedades de los gigantes laboratorios aún no pasaron a control de la Dircabi.

image

Operativo: el ministro de Gobierno, Alfredo Rada (derecha), verifica el “megalaboratorio” en San Javier

La Prensa

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

La Fiscalía y la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) de Santa Cruz no logran identificar a los dueños de los terrenos donde se instalaron dos “megalaboratorios” de cristalización de droga hallados en la chiquitania cruceña.

La primera planta de purificación de pasta base de cocaína fue descubierta en la propiedad San Antonio, en San Miguel de Lomerío, el 27 de marzo.

Por tratarse de la factoría más grande en los últimos años hasta ese momento, el presidente Evo Morales y el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, se trasladaron al lugar para verificar.

La fábrica estaba asentada en seis de las 400 hectáreas de la hacienda; sin embargo, tras más de tres meses del hallazgo, los responsables de la investigación informan que aún no se identificó al dueño de esa propiedad.

Un funcionario de la Fiscalía de Santa Cruz ligado al seguimiento de ese caso explicó que “estamos en el dilema de la propiedad, hay ambigüedad sobre los propietarios, hay diferentes nombres”.

Justificó que tienen tres meses más para concluir la primera etapa de la investigación, entretanto, peritos miden el terreno y estudian el lugar.

Los imputados por este hecho tampoco revelaron a quién pertenece la extensión, aunque un medio de comunicación cruceño difundió que una mujer que vivía en la hacienda aseguró que un hombre de nombre Roberto C. vendió la propiedad a un extranjero. La Fiscalía cruceña desconoce esta versión.

En ese operativo fueron detenidos un boliviano y tres colombianos; los otros involucrados huyeron al monte.

El “megalaboratorio” tenía la capacidad de cristalizar 100 kilogramos de cocaína por día.

Las autoridades valuaron la factoría en más de un millón de dólares pues era una planta industrial, incluso con normas de seguridad y ambientes cómodos.

Tenía un comedor y una cocina con lavaplatos, horno, heladera, microondas. Se informó extraoficialmente que una mujer preparaba comida colombiana una vez por semana.

En la fábrica se hallaron bombas eléctricas de agua, compresoras, generadores de luz a diésel y gasolina, balanzas, camionetas, tractores y otros.

La hacienda aún se halla en calidad de secuestrada por el Ministerio Público. La asesora legal de la Dirección de Control y Administración de Bienes Incautados (Dircabi), Lina Acho, confirmó que esa propiedad no pasó a esa competencia.

Un bien es remitido a esa Dirección cuando un juez ordena la incautación, pero ese proceso tiene duración de meses, y pasa a manos del Estado cuando existe una sentencia.

El director nacional de Dircabi, Gonzalo Aguilar, explicó que la retardación de los trámites a veces es causada por los “buenos” abogados que suelen contratar los narcotraficantes con el fin de evitar la pérdida de sus patrimonios.

Otro más grande

El sábado 4 de julio, la FELCN halló otro laboratorio más grande que el de San Miguel, que estaba instalado en una extensión de 4.000 hectáreas.

El operativo se efectuó en la propiedad agrícola denominada El Triguillo, a 140 kilómetros de San Javier, en el municipio de San José de Chiquitos de Santa Cruz.

Esta factoría de cristalización de pasta base de cocaína también estaba armada con equipos sofisticados y tenía una pista de aterrizaje. En esta oportunidad fueron detenidos cinco colombianos.

La Fiscalía cruceña informó a este medio que aún no se identificó al dueño de las 4.000 hectáreas y de esa tarea están encargados los policías antidroga.

La fuerza antidroga reportó que en el primer semestre de este año se destruyeron cuatro laboratorios de cristalización, cuatro de reciclaje, 2.612 fábricas de cocaína y 3.535 pozas de maceración. Además, se secuestraron 1,8 toneladas de cocaína y marihuana; este resultado fue de 5.483 operativos en todo el país.

Caen tres colombianos más por narcotráfico

La Fiscalía de Santa Cruz informó que tres ciudadanos colombianos fueron enviados a la cárcel de Palmasola de Santa Cruz, implicados con el hallazgo del “megalaboratorio” en la chiquitania cruceña, el fin de semana.

El sábado 4 de julio, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) cruceña descubrió una moderna fábrica en el municipio de San José de Chiquitos.

En aquella oportunidad fueron capturados cinco varones colombianos y un boliviano, y otro tanto no establecido huyó a la selva.

El seguimiento de los efectivos antinarcóticos en la abundante vegetación permitió la detención de otros tres, también colombianos. Éstos fueron aprehendidos el miércoles cuando salían del monte hacia una carretera asfaltada; ayer fueron remitidos a la Corte Superior de Justicia.

El Juzgado Segundo de Instrucción Cautelar determinó la detención preventiva de estas personas en la cárcel de Palmasola.

La Fiscalía cruceña indicó que que hay más personas por perseguir, pues se trata de una “megafábrica” sofisticada.

Datos

Miles de litros de sustancias químicas fueron secuestrados en las dos “megafábricas”.

Un total de 11 ciudadanos colombianos y un boliviano fueron detenidos en los dos operativos.

El Gobierno se comprometió a reforzar la FELCN con más efectivos frente a la mafia extranjera.