Anuncios

Ley complementaria se definirá en función a empadronamiento biométrico

García Linera condiciona celebración de Congreso a avance de registro biometral. La segunda reunión de evaluación se realizará entre el 20 y 24 de agosto

image

El Presidente de la Corte Nacional Electoral, Antonio Costas, declara a la prensa, luego de sostener por tres horas, una reunión con el Presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, en el Palacio Quemado.

La Paz 24 jul (ABI).- El proceso de empadronamiento biométrico que empezará en agosto será sometido a evaluaciones diarias de cómputo y en función a su avance se convocará al Congreso para tratar una ley complementaria a la del Régimen Electoral en caso de contingencia, anunció el viernes el presidente de la Corte Nacional Electoral (CNE), Antonio Costas.

    «Este proceso de empadronamiento va a estar sujeto a una evaluación que se la realizará de manera permanente. Ya se establecieron algunos hitos para reuniones de coordinación en este sentido. En función a ello, el Congreso tomará las medidas que le parezcan adecuadas», dijo Costas.

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

    García Linera anunció que la segunda reunión de evaluación se realizará entre el 20 y 24 de agosto y que, en base de sus conclusiones, «se podrán asumir medidas de contingencia que garanticen las elecciones nacionales en diciembre».

    Costas dijo haber  recibido respaldo pleno del gobierno del presidente Evo Morales para «llevar adelante el padrón biométrico al 100%».

    «La implementación del proceso es lo más importante y se ha recibido la ratificación de la autoridad del Poder Ejecutivo de la que hemos recibido apoyo para llevar adelante este trabajo», manifestó.

    Costas encontró razonables las dudas planteadas por García Linera, con quien se encontró este viernes, sobre la reducción dramática de puestos de registro de electorales en la migración del padrón manual al biometral.

    «Existe preocupación sobre la captura de datos. Mientras más de 4 mil notarios hacían el registro electoral en ritmos convencionales, con el biométrico sólo tendremos un numero de 2.350 terminales que vamos a utilizar», explicó.

    La CNE calcula empadronar entre 3,5 millones y 4 millones de electores en 75 días de inscripción.

   El primer día comenzará a inscribirse con 550 equipos en las ciudades intermedias del país.

    Desde el 5 de agosto se registrará en áreas dispersas, en las capitales de departamento y localidades que estén más próximas a esos centros urbanos.

    El 15 de agosto se trabajará con todo el potencial de 2.300 máquinas empadronadoras, de acuerdo con el cronograma.

    Al menos 1.500 equipos tecnológicos provistos por la empresa argentina NEC, contratada para el suministro del soporte tecnológico del padrón biométrico, han sido desaduanizados y, según fuentes de la CNE siguen llegando accesorios para tener listas las terminales de inscripción para utilizarlas dentro de una semana.

    Costas destacó el apoyo del Poder Ejecutivo en la Aduana y el sistema de transporte para agilizar la llegada de los implementos tecnológicos.

García Linera condiciona celebración de Congreso a avance de registro biometral

    La Paz, 24 jul (ABI) – El vicepresidente de Bolivia, Alvaro García Linera, condicionó el viernes la celebración de un Congreso para debatir la norma complementaria a la Ley de Transición Electoral, que regirá las elecciones de diciembre que viene, a una evaluación, la última semana de agosto, de los desempeños del empadronamiento biométrico, que iniciará a principios de ese mes y cuya vigencia reafirmó la Corte Nacional Electoral (CNE).

    «Mi pedido a todo el mundo, a inscribirse desde el primero de agosto. Si eso funciona, padrón biométrico cien por ciento en diciembre (para las elecciones) y evaluaremos a fin del mes de agosto las dificultades y debilidades» del empadronamiento. «Y, a partir de esa evaluación, también tomaremos alguna decisión de contingencia que ayude a la realización de las elecciones», afirmó el también titular nato de Congreso bicameral boliviano.

    García Linera urgió a la ciudadanía comprometerse con el nuevo registro biométrico y asegurar, así, la celebración, sin posposiciones, de las elecciones generales de fin de año.

    «Si el ciudadano comienza a inscribirse desde el primer día, de manera masiva y militante esto está garantizado». Caso contrario, «va a haber dificultades, por lo tanto no hay una cifra exacta para evaluar (a fines de agosto). Hay que evaluar el contexto, en su conjunto, y a partir de ello tomar decisiones para ver si se convoca o no se convoca al Congreso para debatir una ley complementaria» en el Congreso, sostuvo.

    El proceso de empadronamiento biométrico que empezará en agosto será sometido a evaluación diaria y en función de su avance, el Poder Legislativo definirá si llama otra vez a sesión de Congreso para aprobar una ley complementaria al Régimen Electoral que permita el uso del actual padrón con el que procederá a la inscripción de electores, apuntó el presidente de la CNE, Antonio Costas, tras una junta con García Linera, en Palacio de Gobierno.

    «Este proceso de empadronamiento va a estar sujeto a una evaluación que se la realizará de manera permanente. Ya se establecieron algunos hitos para reuniones de coordinación en este sentido. En función a ello, el Congreso tomará las medidas que le parezcan adecuadas», dijo Costas, también en conferencia de prensa.

    El vicepresidente boliviano insistió en que la fecha pautada para la verificación de los comicios no se  moverá, por ningún motivo, del domingo 6 de diciembre y consideró que las críticas de la oposición no tienen sino ese propósito.

    «Lo habíamos dicho, que detrás de toda esta parafernalia respecto al padrón era que no querían elecciones. La oposición ha hecho crítica y sale con su sonajera cada rato porque no quiere elecciones. No le importa el padrón biométrico y o el viejo padrón. Lo que la oposición no quiere es que haya elecciones, porque se siente derrotada, porque no tiene líder, no tiene programa, no tiene organización ni tiene moral para pedir el voto a los ciudadanos», puso en evidencia.

    Como medida protectiva, García Linera no descartó la convocatoria a un Congreso que trate, antes del término de expiración, en octubre, una norma que reavive el padrón manual para aplicarlo, eventualmente, en zonas o porcentajes donde el registro biometral no alcance a aterrizar.

    «No vamos a permitir que se viole la Constitución, que se burle al pueblo, que siga habiendo senadores (donde se concentra la oposición más radical a las iniciativas legislativas del gobierno del presidente Evo Morales), que no trabajan, que ganan dinero del pueblo y que quieren, encima, seguir viviendo así, un año más. Eso no va. Elección sí o sí el 6 de diciembre, con padrón biométrico y si hay alguna dificultad con alguna estructura complementaria», advirtió.

     Por su parte, Morales pidió a sus colaboradores modificar su agenda para el 1 de agosto y abrir un espacio para convertirse en el primer ciudadano boliviano inscrito en el nuevo padrón electoral biométrico.

Anuncios