Mas privilegios para cocaleros del Chapare; reciben centenar de vehículos donados por Venezuela

Por notas reversales entre Bolivia y Venezuela, se viabilizó la entrega de 140 vehículos nuevos a las seis federaciones de productores de coca del trópico de Cochabamba.

imageTractores dentro de la casa de un dirigente del MAS. – Dico Soliz Los Tiempos

Nota de Los Tiempos:

Destinan a cocaleros vehículos donados

UNOS 140 MOTORIZADOS

Por Gisela Alcócer Caero

A través de la firma de notas reversales (cartas diplomáticas) entre la Cancillería de Bolivia y la Embajada de Venezuela, se viabilizó la entrega de 140 vehículos nuevos a las seis federaciones de productores de coca del trópico de Cochabamba y a organizaciones del movimiento campesino e indígena. Antes de la entrega, el Gobierno liberó del pago de impuestos a estos vehículos que en una primera instancia debían beneficiar a los diplomáticos venezolanos.

Según el artículo 158, numeral 14 de la Constitución Política del Estado vigente, es atribución del Poder Legislativo “ratificar los tratados internacionales suscritos por el Poder Ejecutivo”, razón por la cual todos los acuerdos internacionales que suscriba el gobierno del presidente Evo Morales, deben ser aprobados por los legisladores, para que sean los miembros del primer poder del Estado los encargados de fiscalizar el destino de los bienes o recursos obtenidos por nuestro país.

Sin embargo, esta situación no ocurrió con los 140 vehículos que fueron importados por la Embajada de Venezuela, pues según informó el canciller, David Choquehuanca, en una nota enviada al presidente Evo Morales, el 21 de enero de 2009, esta entrega se efectuó a través de cuatro notas reversales  intercambiadas directamente entre el Ejecutivo y los diplomáticos.

Estas cartas son la GM-080/2007 de 14 de marzo de 2007; la Nº 11.2.B9.E1-445/2007 de 22 de marzo de 2007; la GM-330/2007 de 20 de agosto de 2007 y la Nº11.2.B9.E1-1374/2007 de 22 de agosto de 2007. Según explica el Canciller en la nota enviada al Presidente, a través de ellas “se concede en forma excepcional el derecho a la Embajada de la República Boliviariana de Venezuela  de importar 40 vehículos en primera instancia y 100 vehículos en segunda instancia, para uso oficial y que posteriormente podrán ser transferidos en calidad de donación a las Federaciones de Productores de Coca del Trópico de Cochabamba y a organizaciones del movimiento campesino e indígena”.

En la primera nota reversal a la que hace referencia el canciller Choquehuanca (la GM-080/2007 de 14 de marzo de 2007) se establece que “El Gobierno de Bolivia concederá de forma excepcional a la Embajada de Venezuela el derecho de importar 40 vehículos libres de impuestos, para uso oficial de esa misión diplomática; los mismos que posteriormente serán transferidos en calidad de donación” a las federaciones cocaleras de Cochabamba. Esta decisión provocó un daño económico al Estado debido a que se dejó de percibir el monto establecido por los impuestos.

No existe ningún informe oficial que explique cuál fue el destino que le dieron a esos vehículos, pues aunque el diputado Edwin Jiménez solicitó información al respecto en dos oportunidades (el 12 de marzo y el 13 de julio de 2007) el Ministerio de la Presidencia no dio ninguna respuesta al respecto.

Tractores

Al igual que no existe información clara sobre el destino de estos 140 vehículos donados por la Embajada venezolana, tampoco existen datos claros sobre la entrega y distribución de tractores donados y comprados por el Gobierno de Bolivia, entregados a las centrales campesinas y municipios agrícolas del país. El diputado Edwin Jiménez (Podemos) solicitó en dos oportunidades información al respecto y el Gobierno no dio ninguna aclaración pese a que tiene un plazo de 15 días para responder las solicitudes de informe escrito.