Chicas malas, muy malas: Shania Twain

Millones de discos vendidos, campañas publicitarias, premios, dinero, fama. Un origen bastante humilde y doloroso son algunas de las piezas que forman el rompecabezas de su vida. Este rompecabezas se llama Shania Twain “una chica mala, muy mala….



El nombre con la que esta bella mujer canadiense fue bautizada es Eileen Regina Edwards. Desde muy pequeña parecía que el destino estaba ensañado en hacerla sufrir, pero ante todos los obstáculos Shania logró salir adelante.

Cuando apenas tenía dos años sufrió el divorcio de sus padres, teniendo que irse de su ciudad natal para seguir de la mano a su madre. En su nueva residencia y su vida la madre encontró el amor a lado de un indígena llamado Jerry Twain, un indígena Ogygia.

Fue precisamente de ese indio que tomó su actual apellido Twain. La situación económica fue cruda e intensa, por lo que la niña tuvo que trabajar y hasta aprender a cazar y cortar madera.

Noticias de TV: Azteca.

 Ayuda Videos