Las ganancias de la estatizada YPFB-Andina caen en 21%

Hubo baja en ingresos operativos y aumento en gastos de administración. YPFB Andina tiene participación en los megacampos gasíferos de San Alberto y San Antonio. Un Director de YPFB corporativo opinó que en Andina no existe una buena gestión administrativa.

Repsol pierde beneficios en 62%

image

Andina: la planta de refinación de Río Grande, ubicada en el departamento de Santa Cruz

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

La Prensa

Marco Belmonte

Las ganancias de la estatizada YPFB-Andina caen en 21%

YPFB Andina tiene participación en los megacampos gasíferos de San Alberto y San Antonio. Un Director de YPFB corporativo opinó que en Andina no existe una buena gestión administrativa.

En un año de administración compartida con el Estado, la empresa petrolera YPFB-Andina S.A. redujo sus utilidades en 21 por ciento, en tanto que la compañía Chaco logró un beneficio superior en 67 por ciento, tras su nacionalización, decretada el 1 de mayo de 2008.

Así lo revelan los estados financieros al 31 de marzo de este año, a los que accedió La Prensa. Ambas compañías, por razones contables, organizan su gestión anual desde marzo.

Los balances de Andina muestran que en el periodo comprendido entre marzo de 2008 y el mismo mes de 2009 obtuvo una utilidad neta de 1.139,2 millones de bolivianos.

La cifra resulta inferior a los 1.445,9 millones de bolivianos obtenidos entre 2007 y 2008, cuando Andina era administrada sólo por capitales privados.

De acuerdo con los estados financieros, uno de los factores que influyeron en este descenso fue la caída de los ingresos operativos de 4.037 a 2.817 millones de bolivianos y el incremento de los gastos de administración de 73,7 a 96,2 millones de bolivianos.

Por eso, la utilidad operativa en los ingresos de la compañía por la producción y venta de hidrocarburos en los mercados interno y externo disminuyó de 2.126 a 1.742 millones de bolivianos en solamente un año.

Fernando Vincenti, integrante del Directorio de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), opinó que la empresa no goza de una buena administración y sus gastos son elevados, razones por la que registró menores ganancias.

Señaló que, si bien los precios de exportación disminuyeron al igual que los volúmenes de gas vendidos, la situación afecta a todas las compañías petroleras por igual.

Esta empresa tiene participación en dos de los más grandes campos gasíferos del país, San Alberto y San Antonio, y no se explica cómo pudo obtener menos ingresos.

Además de estos campos, controla los de Arroyo Negro, Camiri, Guayruy, La Peña, Los Penocos, Los Sauces, Río Grande, Sirari, Víbora, Yapacaní, Boquerón, Cascabel, Cobra, Enconada, Palacios, Patujú, Puerto Palos y Tundy.

Hasta el 1 de mayo de 2008, la empresa estaba controlada por la española Repsol, pero en esa fecha llegó a un acuerdo con el Gobierno para que YPFB tenga el 51 por ciento de participación en la sociedad.

La firma nació tras la capitalización de Yacimientos, en 1996, en la primera gestión del ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada. Ese año, al consorcio YPF-Pérez Companc-Pluspetrol se le adjudicó parte de YPFB con un compromiso de inversión de 264,8 millones de dólares.

Petrolera Chaco

A diferencia de Andina, la Empresa Petrolera Chaco obtuvo el año pasado una ganancia de 817,7 millones de bolivianos, resultado superior a los 489,4 millones de bolivianos obtenidos un año antes. Los resultados generados, conforme a los balances, son fruto de un incremento de sus ingresos de 1.636 a 1.803 millones de bolivianos y de la reducción de sus gastos directos de producción de 57,1 a 51 millones de bolivianos y de otros gastos directos de operación de 32,8 a nueve millones de bolivianos.

La utilidad operativa de la firma, vinculada a la producción y venta de gas natural, petróleo y derivados en el mercado interno y externo, subió en un año de 1.116,3 a 1.300 millones de bolivianos.

Chaco opera 15 campos: Bulo-Bulo, Carrasco, Carrasco FW, Humberto Suárez Roca, Kanata, Kanata FW, Kanata Norte, Los Cusis, Montecristo, Junín, Patujusal Oeste, Patujusal, San Roque, Santa Rosa W y Vuelta Grande.

Su producción de crudo y condensado bordeaba hasta el año pasado los 5.900 barriles por día (bpd), 5,18 millones de metros cúbicos por día (MMCD) de gas natural y 355 toneladas métricas de gas licuado de petróleo (GLP).

La ex capitalizada suministra el 65 por ciento de este último carburante al mercado.

Esta empresa fue nacionalizada el 1 de mayo del año pasado y el Gobierno tomó posesión de sus instalaciones por la fuerza en enero de este año. La firma Panamerican Energy, que tenía la mayoría accionaria, inició un proceso de arbitraje al Estado.

Chaco fue capitalizada en 1996 por el consorcio Amoco Bolivia Petroleum (EEUU), con un compromiso de inversión de 306,7 millones de dólares. Según el Ministerio de Hidrocarburos, la suma fue de 835 millones de dólares, a la que se añadió la deuda flotante de YPFB de 440 millones de dólares, de manera que al final se obtuvo por la empresa 1.275 millones.

Con los decretos 29541 y 29542, la petrolera estatal obtuvo el control de las ex capitalizadas y la mayoría en la junta de accionistas. Además operará y asumirá la gestión y la administración compartida con Repsol en el caso de Andina.

Antes, YPFB, como socia minoritaria en estas compañías privadas, estaba relegada a aceptar las condiciones que imponían los empresarios extranjeros que dirigían la administración.

El ex ministro de Hidrocarburos Álvaro Ríos explicó que las mayores ganancias de Chaco están vinculadas a que desde 2007, merced a una disposición gubernamental, se autorizó a la empresa a exportar su producción. Hasta entonces debía abastecer principalmente el mercado interno. Esta situación y los elevados precios internacionales del gas y el petróleo contribuyeron a que mejorasen sus ingresos.

Se trata, dijo el ex Ministro, de una empresa rentable pero sin una proyección de largo plazo porque los campos que opera ingresan en un periodo de declinación. “Si no invierte, de acá a ocho o nueve años la empresa tenderá a desaparecer”. Por eso, lo más aconsejable es que comience a reinvertir las ganancias obtenidas a la fecha.

La realidad de Andina es diferente porque tiene participación en los dos megacampos chaqueños.

Según Ríos, la empresa tuvo utilidades menores que las de Chaco porque su producción y volúmenes vendidos se mantienen constantes y comenzó a depreciar sus inversiones.

Aun así, sus perspectivas son menos complejas porque tiene un socio estratégico, Repsol, con el que comparte riesgos.

La firma tenía que iniciar en 2008 la perforación del campo Víbora con el equipo alquilado de Venezuela y que fue luego dejado en manos de YPFB-SIPSA.

Repsol pierde beneficios en 62%

La petrolera española Repsol, socia de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), redujo sus utilidades en el segundo trimestre del año en España en 62 por ciento como resultado de la caída de precios del petróleo y el gas y una menor demanda de éstos.

En términos monetarios, el descenso llegó a 265 millones de euros (unos 374 millones de dólares), una cifra superior a los 209 millones de euros que esperaban en promedio los analistas del rubro.

En todo el semestre, la producción de gas y líquidos de la división de exploración y producción de Repsol bajó 1,8 por ciento, a 329.000 barriles de crudo equivalente al día, debido, de acuerdo con Repsol, a los cambios en los contratos en Bolivia y Libia en 2008.

Desde el 1 de mayo del anterior año, la empresa española redujo su participación de 51 a 49 por ciento en la empresa Andina, que ahora es controlada por Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos.

Al margen de estas cifras, la producción de su filial argentina YPF cayó 2,1 por ciento, a 612.000 barriles de petróleo equivalente al día.

La firma Repsol informó que cerró el trimestre con una deuda financiera de 10.405 millones de euros, de los cuales 6.748 millones corresponden a la consolidación de Gas Natural. Al cierre del anterior año, su deuda ascendía a 3.334 millones de euros.

Por divisiones, la transnacional destacó que las áreas de exploración y producción se vieron afectadas por la caída de casi 60 por ciento de los precios de crudo y gas. En el área de downstream (refinación, marketing y química), la compañía dio cuenta de la “brusca” baja de la demanda de productos petrolíferos y márgenes internacionales de refino, aunque destacó una mejora en marketing y GLP (propano y butano). La petrolera señaló que en los últimos meses las ventas en downstream están comenzando a dar señales de recuperación.

YPFB Transporte sube ingresos el primer semestre

En el primer semestre de este año, la nacionalizada empresa YPFB Transporte S.A. obtuvo una utilidad neta de 122,4 millones de bolivianos, provenientes de sus operaciones de movilización por ductos de gas natural, petróleo y otros derivados.

Así lo determinan los estados financieros de la firma al 30 de junio de este año, a los que tuvo acceso La Prensa y que periódicamente se reportan al Registro del Mercado de Valores.

El año pasado, la empresa cerró la gestión con una ganancia neta de 322,3 millones de bolivianos (aproximadamente 45 millones de dólares), cifra inferior en 52,4 por ciento a los 677,5 millones de bolivianos que obtuvo la ex empresa capitalizada Transredes durante la gestión 2007. Hace unas semanas, el 21 de julio, en una audiencia ante la Comisión de Desarrollo Económico de la Cámara de Senadores, el presidente de YPFB Transporte S.A., Cyro Camacho, manifestó que el Estado brasileño continúa reduciendo la importación de gas natural boliviano, lo cual afecta en forma directa la producción de líquidos, entre ellos gasolina, diésel y gas licuado de petróleo.

Los volúmenes que deja de comprar el país vecino también tienen efectos en la disminución del uso del transporte por gasoductos y oleoductos y, en consecuencia, en las ganancias de YPFB Transporte.

En junio, la empresa afrontó las denuncias de su ex presidente Gildo Angulo relativas a que la compañía estaba en quiebra técnica por las deudas que sostenía de más de 900 millones de dólares, las que superaban a sus utilidades.

Balance Chaco (en millones de Bs)

Variable Marzo 2009 Marzo 2008

Activo corriente 145.389.337 436.976179

Activo no corriente 134.303.411 166.252.489

Total activo 6.860.449.907 6.725.632.400

Pasivo corriente 92.829.059 222.343.142

Pasivo no corriente 555.526.351 553.200.608

Total pasivo 1.582.632.711 1.837.208.700

Patrimonio 5.277.817.196 4.888.425.700

Ingresos 1.803.282.594 1.748.513.768

Ganancia bruta 1.676.078.671 1.591.314.135

Utilidad operativa 1.300.046.924 1.116.330.763

Utilidad neta 817..742.885 489.459.359

Fuente: BALANCE FINANCIERO ANUAL

Balance YPFB-Andina (millones de Bs)

Variable Marzo 2008 Marzo 2009 Activo corriente 6.058.212 5.959.255

Activo no corriente 4.389.039 4.527.849

Pasivo 2.613.123 3.225.659

Patrimonio 7.834.128 7.261.445

Ingreso operativo 2.817.703 4.037.470

Utilidad operativa 1.742.081 2.126.267

Utilidad neta 1.139.271 1.445.911

Más datos: la empresa está controlada en un 51 por ciento por Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y un 49 por ciento por Repsol.

Fuente: BALANCE FINANCIERO ANUAL

Información

Las dos petroleras terminan su gestión anual el 31 de marzo de cada año.

Posteriormente, tienen plazo hasta junio para entregar sus balances auditados.

El Registro del Mercado de Valores fiscaliza la información remitida por ellas.