Los hábitos de Sudán derrotaron a Regis

El idioma, la comida, el asfixiante calor y la arena del desierto motivaron al brasileño a retornar al país, donde espera jugar.

image

• El volante brasileño Regis de Souza en el entrenamiento de La Paz FC en Litoral.

La Razón

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

Comer pollo y papas fritas con las manos todos los días durante seis meses, era mejor que una fasoolinya (un guiso de granos de judías servido con pan). “En Sudán no se conocen los cubiertos y su comida tiene un mal aspecto”, recuerda el volante Regis de Souza, quien prefiere “borrar” de su mente el paso futbolístico por el país más grande de África.

Aunque la dificultad alimenticia le ayudó a incrementar sus ahorros. “Hubiese preferido que antes de viajar alguien me cuente cómo es ese país”, agregó el futbolista de 27 años, traspasado por La Paz Fútbol Club, a principio de año, al Al-Hilal Omdurman.

“Para allá no quiero volver más, nunca y a ningún país árabe”, se lamenta De Souza, mientras se toma la cabeza con ambas manos. El idioma fue una de las barreras. Se comunicaba con un traductor, “era incómodo, nunca me acostumbré a eso”, dice. Eso sin contar que cada vez le era más difícil resolver el acertijo de descubrir a las mujeres sudanesas.

“Todas estaban cubiertas de pies a cabeza. !Huy!, eso me ponía mal, no sabía si eran bonitas o no”, afirma el volante brasileño, quien cierra los ojos y se cubre el rostro con las manos.

Quizá el inconveniente que motivó a De Souza a tomar la decisión de pedirle al presidente del club, “Sale Hadris, más o menos es su nombre. Ni siquiera puedo pronunciarlo”, dice De Souza, volver al balompié boliviano por el resto del año, fue el clima.

Comenta el brasileño que la temperatura es tan asfixiante que supera “tres veces más el calor que hace en Santa Cruz”.

“Ni siquiera hay bichos por tanto calor que es inaguantable, todo el tiempo estaba con ventilador, es una temperatura que no te invita a nada. Todo el día estaba en el hotel”, recuerda.

El futbolista tiene contrato con el cuadro de Sudán hasta el 2012 y no tiene la menor intención de volver a África. Sin su permiso, su ficha de actuación fue traspasada al fútbol de Nigeria. “Las cosas en ese continente se manejan con mucha plata. No sé por qué mi pase está ahí, eso me dificulta, porque quiero jugar y aún no llegan mis papeles”, enfatiza.

Regis en África

PODER: “El presidente del club tiene más poder que el Mandatario de la República, él manda y todos cumplen”, comentó el volante Regis de Souza.

DEMANDA: Regis dijo que si hasta hoy no tiene novedades de su ficha, demandará a su club por cerca de $us 200 mil por los tres años y medio de contrato.

SUELDO: Por los comentarios del volante brasileño, quien trabaja en La Paz FC, su sueldo en Sudán era de aproximadamente $us 5.500 por mes.

SUDÁN: El país africano está situado al noreste del continente. Su capital es Jartum, se habla el árabe y el inglés. Tiene cerca de 41 millones de habitantes.

La Frase

Hubiese preferido que, antes de ir, alguien me cuente cómo era ese país.
Regis de Souza, volante brasileño.