Órgano Electoral rechaza presión y amenaza con sancionar a boicoteadores

El MAS ratificó su pedido de un padrón superior a 4 millones de votantes. El Código Electoral dice que impedir la campaña proselitista es un delito sancionado con 5 años de cárcel.

image

Registro: una notaria toma las huellas dactilares de un ciudadano

La Prensa

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

El Órgano Electoral Plurinacional (OEP) rechazó ayer la presión de los movimientos sociales afines al Gobierno que piden la habilitación de un padrón mixto y advirtió a los sectores que impidan la realización de campañas proselitistas que serán sancionados como establece el Código Electoral.

El miércoles, el Gobierno, a través del vocero gubernamental, Iván Canelas, exigió al OEP que registre a más de cuatro millones de votantes; sin embargo, la entidad garantizó que hasta el 15 de octubre, último día del empadronamiento, habrá inscrito a más de 3,5 millones.

El jueves, al menos 200 comunidades de la provincia Obispo Santistevan de Santa Cruz, los colonizadores y los indígenas del oriente boliviano aumentaron la presión para abrir la lista de votantes antigua porque en el campo no se inscribió a la totalidad de las personas en edad de votar.

El presidente del OEP, Antonio Costas, reiteró ayer el compromiso de superar este parámetro, aunque dejó establecido que el organismo electoral “no acepta presiones” de sectores sociales. En referencia al líder campesino Isaac Ávalos, dijo que éste tiene una actividad más política que sindical, y ratificó que no se dejará a ningún votante rural fuera de la nueva base de datos.

El oficialismo considera que si el ente electoral registra solamente a 3,5 o 3,8 millones, habrá un bache de 700.000 votantes, quienes estarían en áreas rurales, donde el presidente Evo Morales tiene más respaldo político.

El diputado del MAS Gustavo Torrico ratificó ayer que el OEP debe empadronar a más de cuatro millones de personas hasta el 15 de octubre porque es la única forma de garantizar la participación de todos los ciudadanos.

El parlamentario recordó que la entidad electoral indicó en abril de este año, cuando se debatió la implementación de este sistema en el Congreso, que tenía la capacidad de registrar a más de cuatro millones de personas para las elecciones.

El candidato presidencial por Unidad Nacional, Samuel Doria Medina, dijo que se debe dejar de lado las presiones. El hecho de llegar a tres millones ya es un éxito para el empadronamiento.

El parámetro de inscripción es 3,5 millones de votantes, que es la cifra del padrón depurado de los referendos constituyente y dirimente del 25 de enero.

El domingo se evaluará el proceso de empadronamiento en el Palacio Quemado. Esa reunión será decisiva para continuar con el registro biométrico o para habilitar el padrón viejo. En el Congreso nacional está congelado un proyecto de ley propuesto por el MAS para la habilitación de la lista de votantes antigua si no concluye a tiempo la reinscripción de votantes.

Costas estableció que el Órgano Electoral Plurinacional no puede ser evaluado por el Ejecutivo porque, según la Constitución, esta institución se constituye en poder del Estado y, en ese marco, dijo que el domingo informará sobre los avances y perspectivas del registro.

Advertencia

El Presidente del OEP, en declaraciones a radio Panamericana, advirtió ayer a los sectores sociales que impidan la realización de campañas electorales que serán sancionados como establece el artículo 201 del Código Electoral.

“Toda persona, cualquiera sea su condición laboral, social o política, que en forma directa o por interpósita persona y por cualquier medio obstaculice, obstruya o impida la realización del proceso electoral, que evite que las autoridades electorales y los sujetos electorales ejerciten sus obligaciones y derechos en un determinado espacio territorial del país, será sancionada con privación de libertad de hasta cinco años”.

El martes, la Central Obrera Regional (COR) de El Alto anunció que impedirá que la oposición realice proselitismo en esa ciudad. Con esa urbe, ya son cuatro las regiones que vetaron la campaña electoral opositora.

Antes de El Alto, los campesinos de las provincias Aroma y Omasuyos de La Paz y los cocaleros del Chapare cochabambino determinaron cerrar el paso a la actividad preelectoral opositora. El jueves, la población de Caracollo (Oruro) se sumó a la lista con la agresión a seguidores de Reyes Villa que hacían tareas proselitistas.

Costas dijo que cuando reciba la denuncia oficial, derivará el caso al Ministerio Público para que identifique a los agresores y los remita a instancias judiciales.

“Vivimos en un Estado de derecho, no se puede impedir el ejercicio de un derecho consagrado en la Constitución”.

Costas pide resguardo de centros

El presidente del Órgano Electoral Plurinacional (OEP), Antonio Costas, pidió a la Policía y al Ejército que resguarden los recintos de empadronamiento, después de que dos incidentes afectaran a funcionarios electorales en Collana (La Paz) y en Potosí.

La autoridad electoral, en contacto con radio Panamericana, denunció que en la ciudad de Potosí, un grupo de docentes presionó a notarios y operadores para que registren con preferencia a personas que no habían sido notificadas previamente.

Otro incidente se produjo en la localidad de Collana, donde dos funcionarios electorales fueron agredidos físicamente por pobladores de la zona en estado de ebriedad.

Frente a esta situación, Costas dijo que solicitó a la Cuarta División de Ejército de Potosí que proporcione seguridad a los centros de empadronamiento y anunció que hará la misma solicitud al Comando Nacional de la Policía.

Apuntes

El OEP calcula que hasta el 15 de octubre registrará a 3,5 millones de electores.

El Gobierno y los sectores sociales afines al MAS piden un padrón de cuatro millones.

La entidad electoral anunció ayer que ya inscribió a 1,3 millones de votantes.