La división en la FAM arriesga apoyo de la cooperación extranjera

La directiva del MAS, elegida en Cobija, buscará a la comunidad internacional para mostrar su legalidad. Revilla cree que la FAM ya no goza de confianza.

image

El alcalde de Cercado, Edwin Castellanos (izq.), y el alcalde de La Paz, Luis Revilla (derecha), están enfrentados (foto Opinión)



La Prensa

División de la FAM pondrá en riesgo su cooperación externa

Preocupación: La FAM de Castellanos anuncia que hablará con la comunidad internacional, para demostrar su legalidad.

La elección del alcalde de Cochabamba, Edwin Castellanos (MAS), como presidente de la FAM trajo consigo un escenario de división en la organización que durante 10 años ha podido financiar sus actividades gracias a la cooperación internacional.

El presidente saliente de la FAM, Luis Revilla, quien desconoce la elección de Castellanos, asegura que se afectó la confianza de agencias de cooperación de Holanda, España y Dinamarca. Por su parte, Marcelo Galindo, asesor de Castellanos, en entrevista con la gubernamental red Patria Nueva, anunció que el nuevo directorio se constituirá esta semana en La Paz, donde entre otras reuniones también buscará “hablar con la comunidad internacional, para que se demuestre y, además, se pueda discutir ese tema (división) y podamos los bolivianos, ojalá, volver a la unidad de los municipios”.

Castellanos también participó en la entrevista con los medios gubernamentales, pero fue Galindo —ex alcalde de Quillacollo— quien entregó los argumentos que avalarían la legalidad de la elección del directorio de la FAM, que se realizó el viernes en Pando.

Para los directivos de la organización municipalista fue difícil calcular ayer el monto de los recursos de cooperación internacional, debido a que son varias agencias y diferentes “bolsas de cooperación”, merced a programas específicos y “con objetivos específicos”.

image

Reunión de la FAM: fue el 22 de junio, figura Castellanos (d) y preside Revilla

Pero Revilla fue tajante sobre el futuro de la FAM al mando de Castellanos: a la cooperación “no creo que le interese financiar a un partido político, porque para eso financia directamente al partido, no necesita financiar una institución”, dijo Revilla.

“Esto (la división de la FAM) afectará la confianza de los cooperantes, son paises que apoyan el proceso de descentralización”, añadió en referencia a la designación de Castellanos, quien tuvo apoyo de una centena de delegados ediles. El MAS controla alrededor de 228 municipios de los 337 que existen en Bolivia.

El Alcalde de La Paz explicó que la FAM ganó credibilidad para acceder a recursos externos y así financiar programas en todos los municipios de Bolivia, gracias a la pluralidad de un directorio que tiene representación de alcaldes de todas las tendencias políticas, del área urbana y rural, con un trabajo institucional que antepuso intereses municipales antes que regionales y partidarios.

Omar Rocha, concejal paceño de UN, en declaraciones a radio Panamericana recordó que la FAM es un referente internacional del municipalismo y no debe ser confundida con un sindicato o un movimiento social. “Es una organización de carácter institucional”. Añadió que dado el carácter asociativo de la FAM, esa institución “ no le va a a servir al MAS para hacer política”.

El municipalista Iván Arias, en declaración al mismo medio, no dudó en calificar la elección de Castellanos como un “asalto” a la institucionalidad. Añadió que el acto eleccionario de Cobija sólo puede aceptarse como unas “primarias” del MAS para elegir de forma interna un candidato a la FAM para el congreso convocado para el 20 de agosto. En esa fecha, según el análisis de Revilla, un alcalde del MAS pudo ganar las elecciones y entrar por la puerta “y no por la ventana”, y asumir el control de la Federación sin exclusiones y respetando estatutos y legalidad.

El MAS asegura que la fecha legal para la elección fue el 30 de julio, y desconoció la postergación de ésta.