Minera San Cristóbal advierte que acciones en su contra afectará miles de empleos en Bolivia

Conflicto en Potosí. Los campesinos del pueblo de Yura tomaron la planta de Punutuma que surte de energía a San Cristóbal, informó el gobierno.

San Cristóbal advierte que cualquier acción contra su producción afectará miles de empleos en Bolivia

    La Paz, 12 ago (ABI).- La subsidiaria de minera japonesa Sumimoto, que opera el yacimiento andino de San Cristóbal, expresó el miércoles su preocupación por las amenazas de «algunas organizaciones sociales» de Potosí, epicentro de un conflicto creciente, de interrumpir el suministro de energía eléctrica a la región para presionar al gobierno de Evo Morales la atención a un petitorio regional y recalcó que, ajena al embrollo, genera miles de empleos en el suroccidente de Bolivia.

    En una cartilla informativa expedida en La Paz, enviada vía electrónica a la ABI, los «ejecutivos» de San Cristóbal «expresaron su profunda preocupación no sólo por la continuidad de sus operaciones, sino por la seguridad de su personal y de la población ubicada en su área de operación».



    El consorcio advirtió, tácitamente, que cualquier óbice a las operaciones de la empresa, que explota un emporio argentífero y de zinc, representaría la pérdida de miles de empleos directos e indirectos en Potosí.

    «La Minera San Cristóbal opera en Bolivia desde julio de 2007 y que desde la etapa de construcción la empresa, subsidiaria de Sumitomo Corporation de Japón, ha generado más de 6.200 fuentes de empleo directo -5.000 en la etapa de construcción y 1.200 empleos permanentes en la actualidad- y 3.000 empleos indirectos», puso en relieve.

     También subrayó que «los empleados de MSC gozan de una fuente laboral bien remunerada y con excelentes estándares de calidad».

    La empresa minera tomó distancia del «conflicto que vive el departamento de Potosí», que, dijo, es totalmente ajeno a las actividades» de San Cristóbal.

    Subrayó que ante cualquier eventualidad «se están tomando las medidas necesarias para precautelar, por sobre todo, la seguridad de los empleados a quienes fundamentalmente se debe la compañía».

    Ahondó su preocupación por versiones que avisan de la decisión de un Comité Cívico Potosinista, galvanizador de una huelga departamental y un corte de rutas que ha aislado al departamento del resto del país sobre la intención de tomar físicamente la mina.

    La cartilla destacó el palmarés de San Cristóbal, cuyas operaciones «aportan, en promedio diario, y en base de las actuales cotizaciones de los minerales» 130.000 dólares diarios por concepto de regalías» al departamento.

    De este montante, 85% ingresa la Gobernación de Potosí y el restante 15% el municipio de Colcha K, en cuya jurisdicción se emplaza el yacimiento.

    «Los ejecutivos de la empresa manifestaron extrañeza porque la empresa se ve perjudicada nuevamente en este año por demandas que salen de su competencia y que impiden el normal desenvolvimiento productivo», afirma el comunicado.

   La minera japonesa «colabora y desea seguir colaborando al desarrollo del departamento de Potosí, en particular, y de Bolivia, en general?, apuntó por último.

Minera San Cristóbal paraliza operaciones por conflicto potosino

CAMPESINOS AMENAZAN CON CORTE DE ELECTRICIDAD

image

Foto: Debido a los conflictos en Potosí la minera San Cristóbal dejó de operar.

El Potosí

EFE y Erbol, La Paz. Una filial minera de la japonesa Sumitomo, la más importante del sector en Bolivia, paró sus operaciones debido a que campesinos que respaldan las protestas en la región andina de Potosí ocuparon una planta eléctrica, informó ayer el Gobierno.

El ministro de Minería, José Pimentel, dijo en una rueda de prensa en el Palacio presidencial que los campesinos del pueblo de Yura tomaron el martes la planta de Punutuma que surte de energía a San Cristóbal, la filial de Sumitomo, que exporta a diario plata por un valor de 2 millones de dólares.

Se trata de medio millar de campesinos que han provocado que la empresa San Cristóbal suspenda por precaución sus operaciones ante la posibilidad de un corte de energía, según Pimentel.

Potosí es la principal región minera de Bolivia donde operan varias firmas trasnacionales, la mayor de ellas Sumitomo, cuya filial San Cristóbal hizo inversiones por 1.400 millones de dólares para explotar la principal mina de plata a cielo abierto del país.

Investigación

El Fiscal General, Mario Uribe, instruyó ayer al Fiscal de Distrito de Potosí, Sandro Fuertes, investigar hechos que podrían afectar los derechos de las personas y el patrimonio del Estado por el persistente paro indefinido en el Departamento potosino. La decisión fue tomada “ante la persistencia del conflicto regional que vive el Departamento de Potosí, donde continúan bloqueos, huelgas y movilizaciones, con amenazas que ponen en riesgo la afectación de bienes protegidos por el Código Penal, así como el normal funcionamiento de los Centros Mineros de Producción, las vías de transporte y de los servicios públicos, que pueden hechos de violencia y la comisión de hechos ilícitos”, indica el comunicado oficial de Uribe.

El documento remitido a Fuertes señala que la autoridad deberá dar cumplimiento de la Ley Orgánica del Ministerio Público.