Ven vendetta política en detención y traslado a La Paz de ex contralor

Proceso. Osvaldo Gutiérrez fue trasladado a la sede de Gobierno para que responda a denuncias realizadas por el Ministerio de Transparencia.

image Denunciado. La orden de aprehensión llegó el jueves y la Policía detuvo a Gutiérrez y lo llevó de inmediato a La Paz



Henrry Ugarte A., El Deber

Detienen y se llevan a La Paz a ex contralor

El ex contralor de la República Osvaldo Gutiérrez fue detenido ayer en Santa Cruz y de inmediato trasladado a la ciudad de La Paz para que declare ante el Ministerio Público por haber usado, supuestamente, recursos del Estado para viajar a dictar clases de la sede de Gobierno a la capital cruceña durante las gestiones 2005, 2006, 2007 y 2008.

La detención del ex contralor sorprendió a su abogado patrocinante, Jerjes Justiniano Atalá, que no pudo impedir el traslado de su defendido, mientras que representantes de algunos sectores cruceños calificaron de arbitrario el procedimiento policial.

El Ministerio de Transparencia Institucional y Lucha Contra la Corrupción denunció al ex contralor general por los delitos de uso indebido de influencias, beneficios en razón de cargo, conducta antieconómica e incumplimiento de deberes, luego de acumular una serie de antecedentes en torno a las irregularidades cometidas por la ex autoridad en el ejercicio de sus funciones.

Según argumentó en el momento de la detención el comandante de la Policía departamental, Humberto Echalar, sobre Gutiérrez pesaba un mandamiento de aprehensión debido a que fue citado en dos oportunidades, pero no se presentó a declarar en la Fiscalía de La Paz. Echalar fue escueto al justificar el traslado del detenido y afirmar que su declaración será tomada en la sede de Gobierno.

Según la denuncia realizada por la ministra de Transparencia Institucional y Lucha Contra la Corrupción, Nardy Suxo, y el argumento de la Fiscalía para la detención de Gutiérrez, suspendido en diciembre de 2008, éste usó recursos del Estado para dictar clases en la Universidad Gabriel René Moreno de Santa Cruz, durante cuatro años de contralor, cuya oficina está en la ciudad de La Paz.

“El ex contralor, que tenía sede en La Paz, viajaba todos los viernes a Santa Cruz, con viáticos y pasajes pagados por la Contraloría y retornaba cada domingo”, afirmó Suxo,  a tiempo de afirmar que cuenta con el respaldo documental de la línea aérea y la universidad señalada para probar la acusación.

En diciembre de 2008, la Cámara de Diputados suspendió a Gutiérrez del cargo de contralor con el argumento de que no concluyó y entregó en los plazos previstos las auditorías a las empresas petroleras. Desde entonces, ese despacho fiscalizador está a cargo de Gabriel Herbas, ex diputado del MAS.

Suxo declaró ayer a radio Panamericana que éste es el momento para que todos los acusados de corrupción se vean ante las leyes del Estado Plurinacional. También ironizó que Gutiérrez haya rehuido a la justicia recientemente con el argumento de que sufre de depresiones.

Los supuestos delitos que investiga el Ministerio Público contra Gutiérrez son: uso indebido de influencias, conducta antieconómica, incumplimiento de deberes y beneficios en razón del cargo tipificados en el Código Penal.

De acuerdo con el fiscal que conoce el caso, Harry Suaznábar, y que tomará la declaración del detenido en las próximas horas, entre 2005 y 2008 Osvaldo Gutiérrez habría gastado Bs 308.783 de la Contraloría para fines personales; sin embargo, el fiscal aclaró que el monto referido es preliminar.

La denuncia del Ministerio de Transparencia Institucional y Lucha Contra la Corrupción contra Gutiérrez fue emitida en 2009; sin embargo, según el fiscal Suaznábar, a la primera citación Gutiérrez se presentó a declarar, pero sin abogado, y la segunda simplemente no asistió; por eso lo detuvieron.

  Antecedentes y otros procesos 

Cargo. Por decreto supremo del 11 de marzo de 2005, Osvaldo Gutiérrez fue designado contralor general de la República, cargo que ocupó hasta el 29 de diciembre de 2008. Paralelamente al cargo de contralor desempeñaba funciones como docente de la Universidad Gabriel René Moreno, desde el año 1983 hasta la fecha.

Terrenos. El Ministerio Anticorrupción también acusa a Gutiérrez de haber cometido otros delitos como la autorización del doble pago por los terrenos del Plan Tres Mil de Santa Cruz de la Sierra, cuando era director administrativo del municipio cruceño. El daño económico ascendió a $us 3 millones.

Cochabamba. La Contraloría General del Estado instaló en mayo de 2009 un proceso penal contra el ex contralor Osvaldo Gutiérrez por la presunta comisión de varios delitos durante su gestión, entre los cuales se encuentra un supuesto incumplimiento de funciones por varios cambios efectuados en informes finales como la construcción de la primera fase del Proyecto Múltiple Misicuni; según la denuncia, el daño es por $us 8 millones.

Petroleras. Un caso se ventila en la Cámara de Diputados por daño económico al Estado por un monto de Bs 17 millones, por las auditorías inconclusas a las empresas petroleras.

Denuncia. Según denunció el año pasado el contralor Gabriel Herbas, su antecesor también tiene cuentas pendientes de viajes al interior y exterior para realizar cursos y seminarios de formación personal. 

Autoridades regionales ven vendetta

Autoridades y dirigentes cívicos de la región coincidieron ayer en calificar como una vendetta política la detención del ex contralor de la República Osvaldo Gutiérrez Ortiz, que fue llevado a La Paz para que declare ante el Ministerio Público por una serie de supuestos delitos cometidos en el ejercicio de sus funciones.

Según el presidente cívico Luis Núñez, la detención de Gutiérrez es parte de una venganza política del partido oficialista, que suma una víctima más en su plan de persecución a los opositores del régimen totalitario.

“Ojalá que investiguen y detengan con la misma agilidad y empeño a los otros que están cometiendo delitos estando en función de Gobierno”, dijo ayer Núñez.

Para el gobernador Rubén Costas, la nueva detención es parte del círculo que el Gobierno pretende concretar y cerrar del totalitarismo que permanentemente viene denunciando. “También es parte de la protección que tienen los verdaderos delincuentes, como sucede hoy con la justicia que los protege y parte del sistema que han logrado constituir totalmente engrasada para convertirla en una máquina infernal y llevar a La Paz a todos los que piensan de una forma distinta”, dijo el gobernador.