Gobierno cubano exigirá eficiencia y productividad a sus empleados

fidel_raul_castro El gobierno de Cuba exigirá a sus trabajadores demostrar eficiencia y productividad para conservar el empleo y a los despedidos les pagará una compensación que en su escala máxima llegará a 60 por ciento del salario durante cinco meses, anunció hoy el diario oficial Granma.

El matutino expuso una nueva política laboral, que evalúa al trabajador sólo por sus rendimientos. Así quedó descartada tácitamente la línea anterior, llamada "integralidad", según la cual las mejores oportunidades se otorgaban considerando también criterios políticos, como la reacción del empleado ante las convocatorias sindicales.

Preparando el terreno para el despido masivo de más de medio millón de empleados públicos en los próximos seis meses, el diario precisó que la permanencia en la plaza se basará en la "idoneidad demostrada", que mide eficiencia, calidad, productividad, conocimientos, disciplina y calificación, todo relacionado con el resultado concreto del trabajo, evitando "cualquier manifestación de favoritismo, de discriminación de género o de otro tipo".



Los despedidos recibirán un mes de salario, a partir del cual, si no consiguen empleo, también cobrarán 60 por ciento en una escala según la antigüedad, que termina a los cinco meses para quienes tenían más de 30 años de servicio.

Esta fórmula también modifica una política anterior, en la cual había un seguro de desempleo que en algunos casos se prolongaba indefinidamente. El diario precisó que los inconformes con la decisión de su caso podrán reclamar ante los tribunales de trabajo.

Hay centros laborales con más vigilantes que empleados productivos y para hacer el trabajo de uno hay tres contratados, señaló Granma. "Es el resultado de deficiencias en la planificación de la economía" y la situación financiera internacional. Ahora se trata de lograr al menos un balance de 80 por ciento del personal directamente ligado a la producción.

El diario recordó que el entorno internacional de Cuba está condicionado por el bloqueo comercial de Estados Unidos y luego el derrumbe soviético. Pero ya en los años 80 había exceso de personal "y enfoques paternalistas que desestimulan el trabajo, provocan altos índices de ausentismo e indisciplinas". El país ha mantenido su política social, pero "no se ha logrado una expresión productiva en correspondencia con ese esfuerzo".

"La eliminación de las plantillas infladas, subsidios excesivos y gratuidades indebidas, unida a liberar al Estado de un grupo de actividades, deben permitir el financiamiento de los incrementos de salario en el futuro inmediato", dijo el vicepresidente y ministro de Economía, Marino Murillo, citado por el periódico.

Granma recordó que los despedidos tienen alternativas como su reubicación en el sector público, si hay plazas disponibles y el trabajador cumple los requisitos; el autoempleo y la microempresa privada, cuyas líneas generales se anunciaron el fin de semana pasado; el cultivo de tierras en usufructo y otras, como el arriendo de la vivienda.

Los despidos serán ejecutados por el jefe del centro de trabajo, en consulta con el sindicato y según la recomendación de un comité de expertos, integrado por trabajadores electos en asamblea y otros designados por la empresa.

"En este proceso nadie quedará a su suerte", añadió el diario. El procedimiento deja a salvo los derechos de pensión por edad, enfermedad o invalidez y trámites de ayudas económicas excepcionales de la seguridad social.

Evo Morales defiende el modelo de Cuba

El presidente boliviano Evo Morales defendió el sistema cubano y afirmó que "si Cuba no tuviera bloqueo económico (impuesto por Washington) sería modelo de país" en contraste con la crisis que viven las naciones de Europa o Estados Unidos, reportó AFP desde La Paz.

"Por qué miramos solamente a Cuba, por qué no a otros países. Hay problemas en Francia, hay problemas en España, en Hungría, tantas movilizaciones, hasta policías parando", añadió.

La Jornada – México D.F.