Anuncios

Descartado el 20%, sectores debaten el incremento a pedir y choferes normalizan tarifas

Parámetro: El Vicepresidente confirmó que ya no habrá un aumento del 20 % como base de negociación. Choferes: Franklin Durán, afirma que “todo ha vuelto a la normalidad” y que los costos deben regularizarse.

image

Protestas: los vecinos de El Alto marcharon el jueves hacia la sede del Gobierno

La Prensa

Descartado el 20%, sectores debaten el incremento a pedir

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

Las organizaciones sociales analizarán por separado cuánto pedirán de incremento salarial para esta gestión, puesto que el Gobierno ratificó que el 20 por ciento que dio a cuatro sectores, y que debía servir como base para las negociaciones de aumento de los sueldos en general, también fue eliminado con la abrogación del Decreto Supremo 748, el 31 de diciembre, que disponía el alza de los hidrocarburos.

El vicepresidente Álvaro García Linera ratificó ayer que el aumento del 20 por ciento en el salario de salubristas, maestros, policías y militares también fue descartado con la abrogación del Decreto 748, que fijó el encarecimiento de los combustibles y derivó en el incremento de los costos de los pasajes, del pan y de otros productos de la canasta familiar, además de marchas de protesta, enfrentamientos, vandalismo y detenciones en diferentes puntos de las ciudades de La Paz y El Alto.

El ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Pedro Montes, anunció que entre el martes y miércoles de esta semana, esta organización se pronunciará al respecto, aunque entienden que con la abrogación de la norma, también se eliminó dicho porcentaje como base del incremento para el sector privado.

“Se realizará un ampliado y una conferencia para discutir el problema. Además, es necesario aclarar sobre los elementos paramilitares, de derecha, que ha buscado beneficiarse, cuando lo que la organización quiere es buscar la tranquilidad”, argumentó.

Por su parte, el ejecutivo de la Confederación Nacional de Trabajadores en Salud, José Gonzales, manifestó que su directorio sostendrá hoy una reunión extraordinaria para estudiar el asunto de la abrogación.

“También vamos a analizar el tema del incremento salarial para esta nueva gestión. Una vez reunidos, sacaremos un pronunciamiento oficial, porque creemos que para 2011, el Gobierno debería dar un incremento de acuerdo al costo de vida y a la canasta familiar”.

El dirigente puntualizó en que dicho incremento debería ser mayor a la inflación resultante de la gestión anterior.

Los maestros urbanos de La Paz también analizarán el tema esta semana, aunque lo harán a través de un consejo consultivo al que también invitarán a representantes de otras organizaciones sociales.

El dirigente de este sector, José Luis Álvarez, explicó que están “convocando a pactos intersindicales a fabriles, maestros, colegio de médicos, trabajadores de la universidad pública, campesinos y representantes del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), que han abierto por fin la posibilidad de luchar. El consejo consultivo será convocado para este viernes a las 18.30”.

Si bien no se refirió a un porcentaje de incremento para su sector, ratificó que éste debería surgir de un cálculo realizado por el Ministerio de Hacienda, sobre la canasta familiar requerida por una familia tipo de cinco miembros.

$us 200 millones eran para sueldos

El vicepresidente Álvaro García Linera informó ayer que 200 millones de dólares, de los 380 millones que se hubiesen recuperado con el incremento de los combustibles, eran destinados al pago del incremento salarial que anunció el Gobierno, como medida paliativa al consecuente aumento del costo de vida.

El presidente Evo Morales anunció el miércoles 29 de diciembre el incremento del 20 por ciento al salario mínimo nacional para 2011 y el aumento del sueldo, en la misma proporción, para los sectores de salud, educación, Policía y Fuerzas Armadas.

García Linera explicó que con la abrogación del Decreto 748, los precios en general se mantendrán en la escala en que estaban antes del 26 de diciembre, día en que se promulgó la norma, por lo que no será necesario dicho aumento.

“Parte del dinero que ya no se gastaría para la subvención íbamos a usar, casi 200 millones de dólares, para el aumento. Ahora, como dijo el presidente (Evo Morales), habrá que analizar en función de la inflación del año pasado, porque ya han bajado los precios de los alimentos”.

En su intervención, a través de la radio gubernamental Patria Nueva, agregó que el retorno a la regularización de precios debería ser controlado por los municipios, aludiendo específicamente al alcalde de La Paz, Luis Revilla, el que “en vez de estar promoviendo grupos de choque”, debería asumir esta tarea. “Tiene que hacer lo suyo, que regrese a sus funciones”.

Para destacar

La directiva nacional de los salubristas se reunirá hoy para analizar la abrogación del Decreto 748 y su pedido de aumento.

La Central Obrera Boliviana reunirá a su directorio y emitirá un pronunciamiento entre el martes y miércoles próximos.

El magisterio urbano de La Paz anunció la realización de un consejo consultivo para el próximo viernes.

En éste estarán invitados dirigentes de otros sectores como fabriles, campesinos y dirigentes indígenas.

Choferes normalizan tarifas y descartan ampliado del sector

Posición: Su dirigente, Franklin Durán, afirma que “todo ha vuelto a la normalidad” y que los costos deben regularizarse.

image Viaje: personas en la Terminal de Buses de La Paz, ayer.

La Prensa

El precio de los pasajes en el transporte local e interdepartamental retornó a la normalidad y los choferes ya no piden su incremento. El secretario ejecutivo de la Confederación Nacional de Choferes de Bolivia, Franklin Durán, contrariamente a lo anunciado en días anteriores, descartó la realización de un ampliado del sector, por considerarlo innecesario.

En una conversación telefónica con La Prensa, el máximo representante de los choferes dijo que, tras la abrogación del DS 748, que establecía la elevación de los carburantes, “todo ha vuelto a la normalidad”.

Consultado sobre la conformidad de las federaciones respecto de la regularización de los precios, se limitó a decir que no logró comunicarse con ninguno de los dirigentes, pero reconoció que existía el pedido de ciertas organizaciones para que no se convoque a reunión alguna. “Todo está en relación con la coordinación que hagamos, y las tarifas (de transporte) deben restablecerse”.

Entretanto, en la Terminal de Buses de la ciudad de La Paz, las empresas de transporte iban reanudando paulatinamente los viajes y el costo de los pasajes anteriores al gasolinazo, que hasta el sábado se vendían en el doble o más.

En un recorrido que este medio realizó por dicha estación, verificó que algunas empresas aún cobraban tarifas elevadas por los pasajes, mientras las ventanillas de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Telecomunicaciones y Transporte (ATT) y de Odeco permanecían cerradas.

Rosa, una pasajera, el viernes adquirió tres boletos de retorno a Santa Cruz en la empresa Crucero, a 220 bolivianos cada uno. Después de discutir, y con la ayuda de un efectivo de Tránsito, logró la devolución del 20 por ciento de lo que pagó.

Lo mismo hizo Juan Carlos, un joven que también el viernes compró en 250 bolivianos un pasaje a Iquique, Chile, en la empresa Salvador. Tras su reclamo, consiguió que se le devolviera 70 bolivianos. Así, apoyados por un policía de Tránsito, otras personas solicitaron devolución de las empresas Sama y Panamericana.

En este marco, el director de Tránsito de la Terminal de Buses, coronel Reynaldo Cossío, lamentó la ausencia del personal de la ATT en esta estación para controlar y regular las tarifas de transporte. “Ellos (los funcionarios) se excusan diciendo que no tienen personal, pero deberían estar aquí, porque nuestra tarea como Tránsito es otra, la de controlar la tarjeta de operaciones, el SOAT 2011, las pruebas de alcoholemia y la licencia de conducir”.

Reclamos en pasajeros de flotas

Las empresas de transporte nacional e internacional empezaron a regularizar el costo de los pasajes. Los propietarios reconocieron que la anterior semana, el alza de los mismos superó el 100 por ciento. Sin embargo, algunas aprovecharon los días de fiesta para seguir cobrando con incremento. Por ejemplo, en la empresa Naser, el pasaje a Oruro se vendía ayer a 30 bolivianos, mientras que en otras, como Andina, sólo a 23.

Lourdes, una ciudadana, se quejó por lo que considera un “atropello”, y sobre todo por la falta de control de la ATT y de Odeco. Carlos, un boliviano que reside en Brasil, dijo que el pasaje de Santa Cruz a La Paz le costaba 100 bolivianos, pero que la empresa Nobleza le cobró 130.

Alejando Herrera, encargado de la empresa Panamericana, dijo que el servicio se regulariza de a poco. “El precio del pasaje a Villazón volvió a ser 115 bolivianos y ya no 180; a Uyuni, de 150 bolivianos volvió a 100, y a Tupiza, de 180 a 115 bolivianos”.

Carlos Flores, chofer y propietario de un vehículo de Andino, dijo que el Decreto 748 era lapidario y que su sector iba a “morir de hambre” por el costo de operaciones. “Sólo para la compra de combustible teníamos que hacer un viaje y medio”.

Anuncios