Anuncios

El azúcar desaparece de tiendas; ingenios culpan a especuladores

Buscado: En varias ciudades de Bolivia se observa la escasez del producto aunque un ingenio importó 300 toneladas métricas.

image Producción: obreros trabajando en el ingenio azucarero de Guabirá, en Santa Cruz

La Prensa

El azúcar desapareció en varias zonas de La Paz, mientras en varias ciudades del interior del país se reportó la falta del producto a pesar de la internación de 300 toneladas métricas a cargo del ingenio Guabirá durante los anteriores cuatro días.

“Ya no se puede encontrar ni por kilogramo ni por libras”, declaró una comerciante de la Asociación de Gremiales Antonio Gallardo de la calle del mismo nombre, un sitio donde se venden alimentos por mayor y al detalle.

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

En la ciudad de La Paz, las amas de casa peregrinaron en busca de pequeñas cantidades de azúcar, y se formaron largas filas para adquirir el artículo en centros comerciales.

Desde la ciudad de Santa Cruz se informó que los consumidores protestaron frente a las agencias de ingenios azucareros por la baja oferta y reclamaron al Gobierno por una solución a la escasez posterior al gasolinazo.

Hasta hace tres meses, los comerciantes del lugar se proveían de unos 240 quintales por semana, de los que vendían un mínimo de 60 quintales.

El gerente general del ingenio Guabirá, Rudiger Trepp, afirmó que la falta de abastecimiento se debe a la especulación, ocultamiento y el contrabando.

“Nosotros estamos dejando en los mercados el kilogramo de azúcar a 4,50 bolivianos, pero la gente lo guarda para vender al doble de precio (nueve, 10 hasta 12 bolivianos). Entonces, con esa especulación exagerada y el ocultamiento que hacen los malos comerciantes no se puede luchar, porque se volvió un negocio lucrativo comprar a cinco y venderlo a 10”, destacó.

Por su parte, la presidenta de la Federación de Cañeros de Santa Cruz, Piedades Roca, coincidió en mencionar que la especulación es la causa para que el derivado de la caña haya desaparecido de los centros comerciales.

Trepp mencionó que otro de los problemas que impide una venta regular del azúcar es el contrabando. Los datos del ejecutivo muestran que en 2010, fueron vendidos al Perú entre 700 a un millón de quintales. “En 2010, en Bolivia, el azúcar costaba 150 bolivianos por quintal y en Perú subía a 280. Hay una gran diferencia de costos, por eso salió fuera del país. Si es que se controlara, habría para abastecer al país”, comentó.

Explicó que el ingenio Guabirá tenía previsto producir en 2010 cerca de tres millones de quintales, pero sólo alcanzó 2,6 millones de quintales, a causa de la sequía que afectó a la región. Lo mismo sucedió con otros ingenios.

Informó que del total de la producción nacional, el mercado interno demanda entre 7,5 a 8,5 millones de quintales por año. “Este 2010 —especificó— sólo hubo una producción total de ocho millones de quintales”.

El volumen habría sido suficiente para atender la demanda, pero el contrabando de un millón de quintales, además de las exportaciones de principios de zafra, disminuyó la oferta anual, según el representante.

Dijo que para contrarrestar esta baja, el ingenio Guabirá está importando 2.750 toneladas métricas, de las que en días anteriores llegó el primer envío de 300 toneladas. “Con esta azúcar procedente de Brasil, sumada a la producción de otros ingenios y del Gobierno, no faltará azúcar hasta la próxima zafra (mayo).

Además, fuera de ese volumen, estamos trayendo 15.000 toneladas. Con eso solucionaremos el déficit”, afirmó. Roca dijo que el contrabando fue uno de los grandes problemas de la temporada.

Tres tiendas de Emapa están cerradas

El gerente general de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa), Álvaro Rodríguez, informó que tres tiendas que comerciaban productos cerraron sus puertas debido a que los propietarios de esas viviendas suspendieron el alquiler de esos espacios por temor a posibles destrozos y saqueos.

Explicó que para subsanar este problema se habilitaron puestos de venta móviles con el objetivo de atender la demanda de la población, que constantemente realiza largas filas para adquirir los productos.

Especificó que de las nueve tiendas de Emapa en La Paz y El Alto, fueron cerradas las ubicadas en Villa San Antonio, Villa Fátima y cerca del mercado Rodríguez.

Según reportes de diferentes medios de comunicación, durante la jornada de este martes, decenas de personas realizaron largas filas en los puntos de venta para adquirir los alimentos, en especial el azúcar, un artículo muy preciado por los consumidores.

Finalmente, el representante de la empresa estatal argumentó que se cuenta con la suficiente cantidad de alimentos para atender la demanda de la población en general.

Pidió a la gente no preocuparse por el cierre temporal de las tiendas ni de los precios, porque se anuló el incremento que se dispuso tras la aplicación del alza de los carburantes, según ANF.

Fejuve oficiará de defensora

El presidente de la Federación de Juntas Vecinales de El Alto (Fejuve), Rubén Paz, anunció que controlarán los precios de la canasta familiar para que los comerciantes no abusen de la población con la elevación de los costos.

“En una resolución establecimos que saldremos en marcha de protesta y control de los precios de los productos de la canasta familiar”, informó.

Advirtió de que los afiliados a la Fejuve y ciudadanos alteños saldrán a las calles para hacer respetar la decisión contra el agio y el ocultamiento que afecta a los bolsillos de la ciudadanía.

Anuncios