Gobierno, Alcaldía y Gobernación acuerdan estrategias para ayudar a damnificados

Dejaron tensiones políticas para preparar un plan de emergencia.

Autoridades del Gobierno Nacional, de las Alcaldías de La Paz y El Alto y de la Gobernación de La Paz, acordaron el lunes por la noche una estrategia conjunta para ayudar a los más de 5.000 damnificados por el "megadeslizamiento" registrado la noche del sábado en siete barrios de la ladera este de la ciudad Sede de Gobierno.

image El presidente de Bolivia junto al alcalde de La Paz, Luis Revilla y el gobernador César Cocarico hablan sobre el apoyo a los damnificados de los deslizamientos – Apg Agencia

En conferencia de prensa en Palacio de Gobierno, el presidente Evo Morales, junto al gobernador, Cesar Cocarico; el alcalde de La Paz, Luis Revilla y el alcalde de El Alto, Edgar Patana, informó del acuerdo para ayudar a las víctimas del desastre  que calificó como un terremoto, por las severas consecuencias.

Morales visitó a mediodía a las familias afectadas de Valle de las Flores; Kupini; Pampahasi Bajo Central; Metropolitana; Cervecería; Santa Rosa de Callapa, Callapa y 23 de Marzo, para ofrecer toda la cooperación del Gobierno y pidió a las autoridades municipales y de la Gobernación a trabajar de manera conjunta.

"Este tema del deslizamiento es como un terremoto, he visto en algunos lugares ladrillos tendidos algunas casas por caerse y algunas casas solidas pero bajo una nueva grada que se suspende en un nuevo barranco de unos 20 a 30 metros", lamentó.

A su juicio, es una "obligación" de las autoridades organizarse y movilizarse de manera conjunta en coordinación con las juntas vecinales para atender de manera inmediata las necesidades de las familias afectadas.

Precisó que los tres niveles de Gobierno establecieron como prioridad el resguardo de las familias, para evitar víctimas fatales por nuevos deslizamientos en los barrios aledaños al de Kupini, epicentro del derrumbe.

"He pedido un informe al Alcalde de La Paz para saber cuáles serían las nuevas zonas o barrios que  puedan sufrir de deslizamientos, y pedí esa información para ver como movilizar a las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional junto a los trabajadores de la Alcaldía como también de la Gobernación para prevenir y sacar a las familias de esas zonas", apuntó el Mandatario.

Dijo que se estableció como "interlocutor válido" a las juntas vecinales para que trasmitan a las autoridades las necesidades de los damnificados.

"El tema de evitar problemas esta casi resuelto el Alcalde mediante sus operadores estará  en contacto permanente con el servicio de Defensa para coordinar si se requiere la presencia inmediata de Fuerzas Armadas o soldados en directa coordinación con autoridades del Gobierno Departamental y Municipal", manifestó.

El Mandatario detalló que el segundo punto acordado es la implementación de una campaña conjunta de solidaridad para recolectar vituallas y ropa para los damnificados.

"Sé que algunos medios de comunicación están haciendo una campaña, sin embargo en esta reunión hemos decidió que el Gobierno Nacional juntamente con el Gobierno Departamental y Municipal de La Paz y El Alto harán una campaña de solidaridad  para los damnificados", dijo.

Precisó que en representación del Gobierno Nacional estará el Ministerio de la Presidencia y la Vicepresidencia, que coordinarán con un delegado del Gobierno Municipal y Departamental.

"No sólo será una campaña de solidaridad con los damnificados, sino La Paz siempre ha sido solidario con toda Bolivia, si la solidaridad se expresa muy bien con los hermanos paceños también será solidaria con algunas familias que se requiera atender en Bolivia", puntualizó.

Respecto al tercer punto acordado con alcaldías y Gobernación, Morales indicó que se coordinará con la gerencia de la Empresa Pública Social de Aguas y Saneamiento (EPSAS), un "plan de emergencia" para dotar de agua potable a la zona sur de La Paz.

"Estamos obligados a atender y dotar agua mediante cisternas. Siento y he visto que una de las necesidades es el tema del agua", afirmó.

Por otra parte, el Jefe de Estado  ratificó el compromiso del Gobierno de construir nuevas viviendas para los damnificados en terrenos saneados que otorgue la Alcaldía de La Paz o la de El Alto.

"Hemos propuesto que los afectados se hagan cargo de un censo interno por manzano para saber cuánta gente quedo sin casa, cuánta gente era inquilino y con las experiencias para que  el Gobierno nacional construya viviendas como lo hicimos en Urbanización del Bicentenario", aseguró.

Fuente: ABI