Adicionar 1% al alza salarial le costará $us 30 millones al TGE

El Gobierno garantizó los recursos y afirmó que no se tocarán las reservas.

imageAyer. El ampliado de la Central Obrera Boliviana (COB) aceptó el acuerdo de ocho puntos que lograron los dirigentes del Comité Ejecutivo con el Gobierno.(foto Abi)

El uno por ciento adicional al incremento salarial del 10% para los sectores de salud y educación demandará del Tesoro General del Estado (TGE) 30 millones de dólares, que fueron garantizados por el Gobierno nacional.



“Son 30 millones de dólares (…), el financiamiento está garantizado para ese uno por ciento que el Gobierno ya ofreció (a los trabajadores)”, señaló el viceministro de Presupuesto y Contabilidad Fiscal, Emilio Pinto.

Luego de que, el fin de semana, el Órgano Ejecutivo ofreció a la dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB) adicionar en 1% al incremento salarial del 10% establecido por decreto en febrero de este año, el ente matriz de los trabajadores aceptó la propuesta y anunció levantar todas las medidas de presión en todas las regiones del país.

De acuerdo con el viceministro Pinto, existe otro 1% adicional a la propuesta del Gobierno, con lo que, de implementarse, el incremento al salario a los sectores de salud y educación llegará a un total del 12%.

“Este uno por ciento adicional estará en función de un estudio que se realizará en una comisión entre la Central Obrera y el Gobierno”, agregó.

Para llegar al 11% de aumento salarial, el Gobierno no recurrirá al financiamiento externo, porque los recursos serán erogados por el TGE, en el marco del Presupuesto General del Estado (PGE) aprobado para este año y que alcanza a 119.471 millones de bolivianos, que supera en 7,2 por ciento al programado del año 2010 (Bs 111.449 millones).

En ese sentido, el viceministro Pinto explicó que para llegar al 12% de incremento salarial se tomará en cuenta el presupuesto reformulado que se realizará en agosto próximo.

RESERVAS DEL BCB

Pinto dejó en claro que las Reservas Internacionales Netas (RIN) del Banco Central de Bolivia (BCB) no serán tocadas y en ningún caso se orientarán a subir salarios.

De acuerdo con el último reporte del ente emisor, las RIN, hasta el 31 de marzo de este año, sumaron un total de 10.486 millones de dólares.

El Gobierno asegura que estos recursos le garantizan al Estado solvencia y estabilidad financiera.

“No mejorará la capacidad adquisitiva”

El investigador del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla), Carlos Arce, calificó de irrelevante el incremento al salario de los trabajadores de salud y educación, que alcanza a un 11% para este año, porque no mejorará su capacidad adquisitiva.

Para Arce, el Gobierno tiene evidentes dificultades fiscales que no están relacionadas con el salario sino con aspectos como la orientación del gasto en rubros improductivos como el incremento de funcionarios en la administración estatal, Fuerzas Armadas y otros referidos a bienes como la compra de vehículos.

“La imposibilidad de generar más renta, porque no hay inversiones en los sectores productivos, le ocasiona una vulnerabilidad fiscal. Estos incrementos (al salario), en realidad, podrían ser mayores si es que se reorientara ese gasto (improductivo)”, afirmó Arce.

Fuente: CAMBIO