Caso Rózsa: sesión con restricciones; impidieron ingreso de veedores y periodistas

Abogados brasileños, que llegaron como veedores, no pudieron ingresar a la audiencia. Más de 100 policías dan seguridad a las sesiones. Hubo malestar entre los familiares y defensores de los acusados.

image Algunos de los imputados en el caso Rózsa durante la audiencia conclusiva, ayer. – José Rocha Los Tiempos

Los Tiempos – 12/04/2011

Caso Rózsa: sesión con restricciones

IMPIDIERON EL INGRESO A LA AUDIENCIA DE VEEDORES Y PERIODISTAS

Cochabamba. La audiencia conclusiva del caso Rózsa se inició ayer en esta ciudad con varios incidentes y la presencia de sólo 23 de los 39 acusados. Los abogados brasileños, representantes de la Orden de Abogados del Estado de Mato Grosso do Sul, que llegaron como veedores, no pudieron ingresar a la audiencia.

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

Otto Ritter, abogado defensor del general retirado Gary Prado, fue desalojado por policías por orden del juez, al igual que la diputada opositora Jéssica Echeverría.

Por otra parte, pese a que se aseguró que la audiencia, en la que se juzga a 39 personas por presunto terrorismo, sería pública, no se permitió el ingreso de la prensa y se restringió la presencia de familiares de los acusados y de otras personas.

En la audiencia, en la que se resolvieron tres incidentes y la declaratoria de rebeldía de tres acusados que no se presentaron, hubo otros incidentes entre abogados defensores, el juez Noveno de Instrucción en lo Penal, Rolando Sarmiento, y representantes del Ministerio Público, develados por abogados defensores al finalizar la jornada.

Según el director Jurídico del Ministerio de Gobierno, Fernando Rivero, la audiencia tuvo bastantes interrupciones y “actitudes dilatorias” de los imputados, como tratar de suspender la audiencia con actos ilegales.

image

El húngaro Elod Tóásó, ayer durante la audiencia. – Agencias Agencia

La investigación del caso se inició tras detectarse a un grupo que presuntamente tenía un plan terrorista y separatista desde Santa Cruz. El 15 de abril de 2009, la policía llegó al hotel las Américas donde fueron ejecutados tres miembros del equipo, entre ellos Eduardo Rózsa. Por sus vínculos con el grupo, 39 personas fueron imputadas, y 16 de ellas están prófugas.

Los dos abogados brasileños que llegaron para asistir a la audiencia, como veedores, no pudieron ni siquiera ingresar al salón, porque en la puerta personal de Migración les exigieron “visa especial”.

Según los presidentes de los Colegios de Abogados de Bolivia, Edwin Rojas, y de Cochabamba, José Antonio Rivera, lo sucedido es una arbitrariedad y un exceso, ya que las audiencias son públicas en procesos penales y todos los ciudadanos se constituyen en veedores y no se necesita “visa especial”.

Los abogados brasileños, que supuestamente ingresaron al país como turistas, tuvieron que desistir de su misión y  anticiparon retornarían de inmediato a su país y para hacer una representación ante el Ministerio de Justicia de Brasil.

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la entidad colegiada de Mato Grosso, Waldir Tercio de Albuquerque, dijo que llegaban como veedores, para verificar las denuncias de sus pares bolivianos sobre obstáculos en el ejercicio de su labor y expresó su extrañeza por el impedimento a que asistan a una audiencia pública.

Rivera dijo que no había por qué exigir “visa especial” porque los ciudadanos brasileños no necesitan visa para ingresar al país. Además, la Constitución y las leyes prevén que audiencias en procesos penales son públicas, salvo que existan menores implicados o el juez declare la audiencia en reserva.

Sobre su expulsión, el abogado Otto Ritter denunció que la audiencia se instaló ayer pese a  irregularidades, como no haber cumplido plazos para la notificación de los acusados y las restricciones al derecho a la defensa, como el caso de su defendido, el general retirado Gary Prado, a quien no se le consideró que se trata de una persona minusválida, se moviliza en silla de ruedas.

Restringen ingreso de la prensa

Una fuerte custodia policial y estrictas medidas de seguridad, que impidieron el ingreso de los medios de comunicación a la audiencia conclusiva en el caso de presunto terrorismo, tensó ayer la primera jornada de esta etapa del proceso que antecede al juicio oral, en el que los abogados de 23 de los imputados, coincidieron en reclamar por la violación del estado de derecho y la violación del derecho a la defensa.

Tras una exhaustiva inspección por parte de efectivos del cuerpo de bomberos al Salón Rojo del edificio antiguo de la Corte Superior del distrito de Cochabamba y la revisión, incluso, de los bolsos y bolsillos de abogados y parientes de los imputados, se les permitió el ingreso al salón que quedó pequeño ante la cantidad de acusados, abogados y policías.

Por la tarde, ante los reclamos de los periodistas y abogados de la defensa, el juez permitió el ingreso de los medios, pero sólo en grupos de cuatro para permanecer en la sala tan sólo 15 minutos.

OTROS DETALLES

• El Comando de la Policía de Cochabamba desde las 7:00 de ayer desplegó a sus efectivos en el edificio de la Corte Superior de Justicia y alrededores. Personal antiexplosivos verificó toda la infraestructura antes de la audiencia.

• Cerca de las  8:15 se cortó el tránsito y minutos después llegaron los imputados detenidos preventivamente en un bus de la Policía con fuerte resguardo policial, cada uno con chaleco antibalas y enmanillado a un efectivo.

• El imputado Juan Adalberto Tórrez Céspedes, llegó en ambulancia, pero sufrió una descompensación por lo que fue trasladado hasta la clínica policial.

• La audiencia se instaló a las 10:00 con la presencia de 22 imputados y concluyó cerca de las 18:00, con un intermedio de casi dos horas a mediodía. Hoy se reinstalará la audiencia a las 9:00.

Más de 100 policías dan seguridad a la audiencia

Más de una veintena de efectivos fueron llevados desde La Paz

La Razón

Más de un centenar de policías custodian a los 22 implicados en el caso Rózsa, que desde la noche del domingo están presentes en la capital del valle para asistir a la audiencia conclusiva.

El mayor Marco Ballón, jefe de Seguridad, indicó que el operativo de resguardo está a cargo de personal policial proveniente de La Paz. Son más de 22 policías que resguardan a los detenidos y forman el primer anillo de seguridad.

Además, 70 policías de unidades especializadas como la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP), Explosivos de Bomberos y Radio Patrullas 110. De ellos, 50 están en inmediaciones del ex Salón Rojo, ubicado en el primer piso del edificio antiguo de la Corte de Justicia, lugar de desarrollo de la audiencia conclusiva, y 20 resguardaron la parte baja y calles. El tráfico vehicular en el sector fue cerrado.

El juicio conclusivo en el caso Rózsa comienza con tropiezos

Audiencia. Tres veedores que llegaron de Brasil fueron desalojados

La Razón, A. Melgarejo – Cochabamba

Varios conflictos marcaron este lunes la primera jornada de la audiencia conclusiva de la etapa preparatoria del juicio oral en el caso Rózsa. Hubo malestar entre los familiares y defensores de los acusados.

Tres observadores brasileños no pudieron participar en la audiencia, el abogado del acusado Gary Prado Salmón fue desalojado, la restricción dejó a los medios de comunicación al margen del evento y, al culminar el día, los abogados defensores anunciaron que procesarán al juez que atiende el caso, Rolando Sarmiento, por prevaricato.

La audiencia se instaló a las 10.00, una hora después de lo previsto, en medio de un fuerte resguardo policial, en un ambiente saturado y protestas por la decisión del juez de restringir el ingreso a las personas. Los 22 implicados se presentaron con abogado y dos custodios y al menos 120 personas participaron de la audiencia.

De inicio, dos personeros de Migración y efectivos policiales desalojaron a los abogados brasileños que llegaron para observar el proceso invitados por sus colegas de Bolivia. “Me han dicho que era una cuestión de una visa especial para participar, yo no conozco este tipo de visa”, declaró al salir el presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales del Colegio de Abogados del Brasil, Tércio Albuquerque.

Sarmiento, juez noveno de Instrucción Penal Cautelar, aseguró que no vio a ninguno de los veedores. “No han tenido contacto conmigo ni he tenido la posibilidad de verlos”, dijo.

Cerca de las 10.30, Otto Ritter, abogado de Prado Salmón, fue desalojado de la sala por dos policías. “Si su representado no esta aquí, usted no tiene nada que hacer”, le dijo Sarmiento, quien  rechazó la excusa por motivos de salud que presentó el acusado. “Éste es un abuso de poder”, reclamó.

Los gritos al interior del salón y reclamos fueron recurrentes, hasta que, en protesta, los detenidos comenzaron a entonar el Himno Nacional.

A las 11.00 comenzó la resolución de incidentes, excusas y recusaciones. Al llamado de los acusados, cuatro estaban ausentes, por lo que fueron declarados rebeldes. Uno de los declarados “rebelde y contumaz a la ley”, Juan Carlos Pereira, se presentó en la audiencia en la tarde, pero Sarmiento dijo que la medida ya había sido dispuesta.

En algo más de seis horas de audiencia el fiscal Marcelo Sosa sustentó la acusación, dijo que tiene pruebas suficientes y reclamó el juicio.

Los abogados de la defensa, además de rebatir los argumentos de Sosa y la parte querellante, presentaron incidentes y excusas. La defensa de Elod Tóazó, Mario Tadic e Ignacio Villa Vargas presentó incidentes por actividad procesal defectuosa, incompetencia en relación a la jurisdicción y territorio, y por violación de derechos constitucionales, mismos que fueron rechazados por inconsistentes.

Anuncian juicio por prevaricato

Advierte un abogado

Luis Orlando Reyes, abogado de David Sejas López y Alberto Melgar, denunció que “este proceso está cocinado” y que las decisiones del juez “están rayando en actos delincuenciales”, por lo que anunció un juicio en su contra por prevaricato.

Juez declara rebeldía de 4 acusados

Juan Carlos Santiesteban, Carlos Eduardo Pereira, Gary Prado Salmón y Lucio Áñez Rivera fueron declarados en rebeldía por el juez 9° de Instrucción en lo Penal de La Paz, Rolando Sarmiento, debido a que no asistieron a la audiencia conclusiva en el caso Rózsa, que se inició ayer en la capital del valle. Los abogados de la defensa refirieron problemas de salud de sus clientes, pero el magistrado rechazó el justificativo.

“Ellos han incumplido la citación, están ausentes, dicen que están en estado delicado de salud pero están trabajando, por lo que se emite la declaratoria de rebeldía a Juan Carlos Santiesteban, Carlos Eduardo Pereira, Gary Prado Salmón y Lucio Áñez Rivera”, dijo Sarmiento, quien emitió cuatro órdenes de aprehensión.

La decisión judicial provocó reclamos y protestas en el Salón Rojo de la ex Corte Superior. El abogado de Prado, Otto Ritter, intentó explicar airadamente la razón. “Mi defendido está impedido, está en silla de ruedas, no puede trasladarse, no puede ir a ninguna parte”, dijo, acción que provocó su desalojo con resguardo policial.

“No se nos permite explicarle que es nula esta situación, nos retiran, ese es el estado de derecho al que nos someten en un caso armado por el Gobierno y del cual tenemos prueba”, dijo Ritter.

Según el director jurídico del Ministerio de Gobierno, Fernando Rivera, los convocados tenían la obligación de ir a la audiencia y que presentaron justificativos sin respaldo, por lo que procedió la declaratoria de rebeldía.