Déficit fiscal boliviano será de 880 millones de dólares

deficit El gobierno boliviano prevé cerrar el año con un déficit fiscal equivalente a 4,2% del Producto Interno Bruto (PIB), unos 880 millones de dólares de los cuales 500 millones provienen de la subvención a los carburantes, informó el Ministerio de Economía.

El presidente Evo Morales descartó un aumento salarial superior al 10% que decretó para este año y explicó el martes que el déficit pone en situación delicada a las finanzas públicas.

Desde hace más de una semana, las protestas callejeras en demanda de un mayor aumento salarial han sumido en el caos a las calles del centro de esta capital. Los seguros de salud mantienen una huelga desde la semana pasada en todo el país.

En los primeros cuatro años de gestión (2005-2009) el gobierno de Morales cerró superávit fiscal. El mayor fue de 4,5% del PIB en 2006, debido a los buenos precios de las materias primas.

Pero en 2010 el déficit cerró en 4,9% y para este año se espera un déficit de 4,2%, según el Ministerio de Economía, no obstante un aumento en los ingresos por el gas, el principal producto de exportación.

Según la petrolera estatal los ingresos por el gas aumentaron 53% en el primer trimestre del año con relación a igual período del año pasado.

El Ministerio de Minería también prevé superar el máximo de 2.642 millones de dólares por la exportación de minerales alcanzado el año pasado. La minería ocupa el segundo lugar en las ventas bolivianas al exterior.

Morales tuvo que derogar un aumento en los precios de los combustibles que decretó a fines de diciembre ante duras protestas en varias ciudades. La medida pretendía reducir la subvención a los carburantes.

El miércoles miles de manifestantes tomaron las calles del centro de La Paz para exigir atención a sus demandas. El gobierno y la Central Obrera Bolivia (COB) mantienen una negociación que aún no arroja resultados.

El Nuevo Herald – Miami