En España descubren 200 kilos de cocaína procedente de Bolivia escondida en habas

Efectivos del servicio de inspección sanitaria del puerto de Vigo han detectado hoy 200 kilogramos de cocaína ocultos en un contenedor camuflado entre un cargamento de habas secas procedente de Bolivia, informaron fuentes de la investigación.

image



En un control rutinario, los funcionarios de inspección sanitaria del puerto localizaron unas bolsas con cocaína, que luego sumaron un peso de 200 kilos, y según las primeras pesquisas todo apunta a que podría tratarse de un "gancho ciego".

Este método consiste, según las fuentes consultadas, en introducir en un punto concreto de la travesía la droga sin que el emisor ni el receptor tengan conocimiento, y algún contacto en el punto de destino la retire antes de proceder a la descarga.

La investigación sospecha de que la droga pudo haber sido introducida en Panamá, ya que allí hizo una de sus escalas el buque porta-contenedores antes de tomar rumbo al puerto de Vigo. EFE Agencia.

Atraso de un vuelo permite detener a dos venezolanos que llevaban droga

Los agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) detuvieron el viernes en el aeropuerto Viru Viru a dos venezolanos que llevaban droga líquida en sus estómagos.

El fiscal Marcelo Delgadillo contó que ambos extranjeros, que debían abordar al mediodía un vuelo con destino a Buenos Aires, debido a un retraso de la aerolínea empezaron a actuar de manera extraña, situación por la cual fueron detenidos e interrogados por los efectivos antidrogas.

Los policías, durante el interrogatorio, les preguntaron si llevaban sustancias controladas en sus cuerpos, a lo que ambos, en reiteradas ocasiones, se negaron. En la requisa de los equipajes y las pertenencias de los venezolanos no se encontraron rastros de ningún alcaloide, por lo cual se los sometió a un examen de rayos X y a una ecografía abdominal.

Ambos estudios no revelaron las sospechas de los policías, ya que la droga líquida que tragaron envuelta en condones resultó ser imperceptible para estos aparatos.

Sin embargo, uno de los detenidos sintió que una de las cápsulas que tenía se reventó y pidió ayuda a la Policía para no morir intoxicado. Ambos fueron operados y se les extrajo 120 cápsulas. Hoy serán presentados ante un juez. El Deber