Fiscal ordena investigar la muerte en Bulo Bulo

Defensor. Villena pedirá datos a Defensa Social. Ministro Llorenti: los ataques a policías se repiten.

image

Autoridad. El fiscal Mario Uribe en una conferencia de prensa.



El jefe del Ministerio Público, Mario Uribe, instruyó ayer al fiscal de distrito de Santa Cruz, Isabelino Gómez, abrir una investigación penal contra el autor o autores de la balacera en Puerto Gretter, entre Bulo Bulo y Yapacaní, en la que murió Ricardo Cruz Martínez (13).

En una parte del instructivo, Uribe señala que “en conocimiento por los medios de comunicación de los hechos ocurridos la madrugada del 6 de abril en la localidad de Yapacaní, donde se produjo la muerte de una persona, que pueden configurar delitos, corresponde la intervención del Ministerio Público”.

La madrugada del último miércoles se registró un incidente confuso entre agentes antidroga, presuntos narcotraficantes y pobladores de Puerto Gretter, en Bulo Bulo. A raíz de ese hecho, un adolescente de 13 años perdió la vida.

Además, Uribe instruyó a Gómez “para que en estricto cumplimiento a sus atribuciones legales, ante noticia fehaciente de haberse cometido hechos de connotación penal, disponga de oficio el inicio de investigación penal en contra del autor o autores, conforme al Art. 289 del Código de Procedimiento Penal”.

Defensor. Al respecto, el defensor del Pueblo, Rolando Villena, señaló que estos hechos son recurrentes en esa zona, por lo que pidió a su representación en Santa Cruz que inicie una investigación del caso. Agregó que solicitará informes al Viceministerio de Defensa Social sobre el caso.

“Habrían confundido a este joven y a sus amigos con gente que protege a narcos”, dijo. Se reciben testimonios y se los enviará a la Fiscalía, indicó.

Llorenti: los ataques a policías se repiten

El ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, afirmó que incidentes como los ocurridos en Puerto Gretter, Yapacaní, donde un adolescente falleció a causa de disparos de armas de fuego, el último miércoles, son recurrentes.

“Hay el registro de varios incidentes en esta zona, varias patrullas han sido hostigadas en distintas circunstancias, pero esto (el incidente del miércoles) amerita una profunda investigación”, dijo. Llorenti aseguró que el Ejecutivo quiere “garantizar una investigación transparente, completa y concluyente en lo sucedido”. Por ese motivo se suspendió a los policías antidrogas que estuvieron en el lugar, indicó.

Se espera que la Fiscalía “haga una investigación completa y concluyente y de haber responsables, por supuesto, que sean debidamente sancionados”, manifestó. No quiso referirse a la actitud de la población que arremetió contra las fuerzas antidrogas, reiteró que se debe esperar los resultados de la indagación que se realice.

La Razón