Gobierno espera solución al conflicto laboral para dejar de castigar a los paceños

El ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, manifestó su esperanza de que este sábado se logre la solución del conflicto con la Central Obrera Boliviana (COB), que reclama un aumento salarial superior del 10 por ciento, para dejar de castigar a los paceños con marchas violentas y agresiones a policías.

image Maestros rurales destruyen y queman una motocicleta patrullera policial, en los enfrentamientos de ayer en la carretera La Paz- Oruro.

"Apelamos para que en esta jornada se encuentre solución porque creo que no se debe seguir castigando a los habitantes de la ciudad de La Paz", precisó.

Para el Ministro, es descomunal el uso de explosivos como petardos y cachorros de dinamita en las manifestaciones, por parte de grupos vandálicos que los usan no solamente para atacar a las fuerzas del orden, sin tomar en cuenta que afectan a los ciudadanos que concurren a sus fuentes de empleo y a los niños.

"Aguardamos con optimismo los resultados de la reunión entre las autoridades y los dirigentes sindicales que se inició en las instalaciones de la Vicepresidencia", reiteró.

Llorenti destacó la labor del Presidente que se reunió el pasado fin de semana por casi 18 horas en forma ininterrumpida con los dirigentes de la COB para alcanzar acuerdos.

A su juicio, la dirigencia laboral debe entender las limitaciones económicas del Estado, como sucede en cualquier familia, lo que requiere de responsabilidad para administrar los recursos con los que se cuenta.

La COB exige la aprobación de un incremento salarial del 15 por ciento.

Llorenti recordó que, desde 2006, el Gobierno ha aprobado anualmente incrementos salariales con índices superiores a los de la inflación a fin de garantizar el poder adquisitivo de los salarios.

Fuente: ABI