Se aplazó la Evonomics

Arce Catacora La Evonomics o “Evonomía”, como bautizó a la política económica de Evo Morales el ministro “Superluchín”, acaba de ser reprobada en un sondeo por la gran mayoría de los encuestados. El 63% de los consultados dijeron estar disconformes con dicha política, contra apenas un 23% de personas que apoyan la gestión de Luis Arce Catacora. Importante síntoma de la desaprobación popular, que viene a sumarse a la caída del respaldo presidencial evidenciada por anteriores encuestas, así como a las rechiflas masivas sufridas por el mandatario en diversos actos públicos.

Es en este contexto que el presidente lanza el globo de ensayo de un referéndum para preguntar a la población si está de acuerdo en que el gobierno utilice parte de las reservas internacionales en la financiación de “proyectos productivos”, medida planteada como panacea para la creación de empleo, con lo que se procura dar respuesta a la inquietud mostrada por las encuestas.

Más aún: se busca plantear una pregunta lo suficientemente demagógica para que sólo pueda ser contestada de manera afirmativa por la mayoría del electorado, lo que convertiría al eventual referéndum en una especie de consulta ratificatoria del mandato de Morales.



Tal es la herramienta estratégica encontrada por los asesores caribeños y nacionales para resolver o contener el derrumbe del proyecto evista. De paso, una victoria en la consulta daría carta blanca para un festín burocrático con nada menos que 2.000 millones de dólares, que en buena medida irían a parar, a no dudarlo, a los sectores del “núcleo duro de la revolución” que el vicepresidente propuso empoderar económicamente hace pocos meses.

Si el proyecto ya no parece eterno, al menos que dé sus últimos frutos para los compañeros…

notishots@gmail.com