Se complica el Sanabriagate

Ex-director-de-Felcn1 El escándalo del narco-general René Sanabria tiende a complicarse cada vez más para el gobierno de Evo Morales. Primero fue el descubrimiento de 40 narco-policías ligados a Sanabria, que a todas luces indicaba que no se trataba de un simple caso aislado sino de una penetración sistemática del narcotráfico en las estructuras estatales. Ahora el escándalo toma una nueva ramificación, al descubrirse que una autoridad del Ministerio de Minería ayudó a enviar el container cargado de cocaína de Sanabria. En efecto, acaba de conocerse que en septiembre de 2010, el jefe regional del Servicio Nacional de Registro y Control de la Comercialización de Minerales y Metales (Senarecom) de Oruro, Juan Carlos Alborta Vigabriel, contactó al empresario boliviano Wálter O. C. con el supuesto propósito de exportar 210 bolsas con 10,5 toneladas de zinc a Miami. Embarque en el que, precisamente, fue enviada la droga del clan Sanabria. El dato demuestra que el hilo del ovillo es todavía muy largo, algo que coincide con la percepción de la ciudadanía boliviana, que en un 75% está convencida de que el narco-general coordinaba sus acciones con otras autoridades del régimen evista. La misma encuesta destaca la existencia de una mayoría de bolivianos (57%) que consideran necesario el reingreso de la DEA en el país. En otras palabras: el fracaso de la política antinarcóticos de Evo Morales es evidente para la población, que exige un cambio de rumbo. La pregunta es si esto será posible para la actual administración, o si los lazos estructurales del gobierno con el cultivo de coca y la narco-penetración en esferas estatales harán imposible cualquier giro en el tema, mientras no se produzca un cambio total en el liderazgo político-institucional del país.

notishots@gmail.com