Soboce advierte con paralizar operaciones

Causa. Es por el congelamiento de cuentas y la expropiación de sus acciones en Fancesa. Podría afectar al sector de la construcción en el país.

imagePlanta. Instalaciones de Soboce en el municipio de Viacha, La Paz. Foto: Ángel Illanes

La Razón

La Sociedad Boliviana de Cemento (Soboce) advirtió que se vería en la necesidad de paralizar operaciones a consecuencia del congelamiento de sus cuentas y la expropiación de sus acciones en Fancesa. El anuncio afectaría al sector de la construcción.

"Si esta medida que persigue garantizar el pago de una deuda inexistente cumpliese su cometido, se podría paralizar al mayor proveedor de cemento del país, ocasionando daños también al sector de la construcción, con graves consecuencias sobre la economía nacional", se lee en un comunicado publicado ayer en los medios impresos por la cementera.

Soboce se refirió de esa manera a las determinaciones asumidas el 15 de abril por la jueza 3° de Partido en Materia Civil y Comercial de Sucre, Betty Nogales, quien ordenó el congelamiento de cuentas de la firma, la anotación de los activos de la planta de Viacha, la retención de sus dividendos en la Fábrica Nacional de Cemento de Sucre (Fancesa) y la retención del pago de las acciones revertidas de Soboce en Fancesa.

Operaciones. A través de sus cuentas, Soboce mueve a diario, en todo el sistema financiero, entre 500.000 y 600.000 dólares en operaciones de comercialización de cemento, hormigón premezclado y áridos. Además, compra cerca de 4.000 toneladas de materias primas y paga sus cuentas de electricidad, gas y transporte, entre otros.

En 1999, las autoridades de la Universidad Mayor de San Francisco Xavier de Sucre firmaron un convenio con Soboce, donde se establecía que la cementera se hacía cargo de Fancesa a cambio de 12,5 millones de bolivianos por siete años, dado que la casa de estudios era socia, junto a la Alcaldía de Sucre y la extinta Corporación Boliviana de Fomento (CBF). El convenio, que fue ampliado en la gestión 2006, se rompió por la transferencia del 33,33 por ciento de las acciones de Fancesa a la Gobernación de Chuquisaca.

Por este caso, el mayor accionista de Soboce, Samuel Doria Medina, fue imputado el 4 de abril por contratos lesivos al Estado, dado que el Gobierno denunció que el valor fijado para las acciones buscaba beneficiar a Soboce. Junto a Doria Medina se imputó también al rector de la Universidad San Francisco Xavier, Wálter Arízaga, y a otros dos ex rectores: Jaime Robles y Jaime Barrón.

En el comunicado, la compañía cementera agrega que defenderá “sus legítimos intereses y derechos” ante lo que considera un intento de intimidación y de crear “situaciones que puedan provocar una desorganización en la provisión del cemento”.

Soboce teme posible paralización en la producción de cemento

image Podría volver a registrarse escasez de cemento por congelamiento de cuentas de Soboce

El Diario

La Sociedad Boliviana de Cemento (Soboce) advirtió que ante la expropiación de sus acciones en la Fábrica Nacional de Cemento de Sucre (Fancesa) y el congelamiento de sus cuentas; por parte de la juez Tercera de Partido en Materia Civil y Comercial, Betty Nogales, podría avecinarse una paralización en su producción que podría afectar al sector de la construcción en el país.

El viernes, Nogales ordenó la congelación de las cuentas bancarias de Soboce a raíz de un presunto daño económico de más de 100 millones de dólares que supuestamente se habría ocasionado a la ciudad de Sucre, debido a que esta empresa fue accionista de Fancesa en los últimos 10 años. La medida precautoria fue solicitada por la alcaldesa de Sucre, Verónica Berríos, y luego de ser emitida, la juez fue suspendida en sus funciones por el Consejo de la Judicatura.

“Si esta medida que persigue garantizar el pago de una deuda inexistente cumpliese su cometido, se podría paralizar al mayor proveedor de cemento del país, ocasionando daños también al sector de la construcción, con graves consecuencias sobre la economía nacional”, señala una solicitada de prensa de Soboce, publicada en varios medios escritos.

En ese sentido, la agencia de noticias ANF reporta que la empresa alega que la determinación de la juez se da en una fase de calificación de daños, la cual no habría iniciado hasta la fecha, ya que la Alcaldesa de Sucre retiró el informe que supuestamente cuantificaba los daños ocasionados por Soboce al municipio.

Asimismo, Soboce informó que el Concejo Municipal de Sucre observó aquel informe que hace referencia al supuesto daño económico que habría cometido e incluso los concejales habrían dictaminado tomar acciones legales en contra de la Alcaldesa, por presuntas irregularidades.

El congelamiento de las cuentas de Soboce en el Sistema Financiero; la anotación de los activos de la planta de Viacha; la retención de sus dividendos en Fancesa y la retención del pago por las acciones revertidas de Soboce a Fancesa son calificadas por esta empresa como un hostigamiento e intimidación, los que, aseguraron, combatirán y extremarán esfuerzos para impedir que continúe.