Derogado pero no tanto

Bolivian president Evo Morales Como estaba previsto, el gobierno de Evo Morales hizo su show mediático del 1º de mayo anunciando la supuesta derogación del 21060. Claro que el mentado decreto queda derogado ma non troppo (derogado pero no demasiado), ya que el nuevo D.S. firmado por el presidente es una joya de la ambigüedad jurídica que le habría provocado envidia a Poncio Pilatos. Claro, en un régimen donde “le echamos nomás y que lo arreglen los abogados” no se puede pedir otra cosa…

El artilugio legal en cuestión dice que “El Gobierno del Estado Plurinacional (…) determina la eliminación completa de toda disposición o consideración legal fundamentada en el Decreto Supremo 21060 del 29 de agosto de 1985”. Para esto “Se dispone la conformación de una comisión de alto nivel, entre el Órgano Ejecutivo, la COB y otras organizaciones representativas de la sociedad, según corresponda a la temática, para ejecutar la revisión de leyes que aún respondan a los conceptos y el espíritu del Decreto Supremo 21060 y proponer las modificaciones, derogaciones, abrogaciones y relaciones que se requieran para enmarcarse en los preceptos constitucionales”.

Veamos: para empezar, el término eliminación no tiene validez jurídica, como bien señaló el politólogo Jorge Lazarte, ya que debería hablarse de derogación o abrogación. En segundo lugar, la única medida concreta establecida por el nuevo decreto es la conformación de una “comisión de alto nivel” que analizará la posible revisión de leyes. En resumen: un saludo a la bandera.



En todo caso, este nuevo bluff evista es menos malo que una derogación real del 21060, lo que habría significado el surgimiento de los cuatro jinetes del apocalipsis económico: dólar paralelo, control de precios, control de divisas por el Banco Central, instauración de monopolios estatales… Habrá que estar ojo al charque para que los genios del laboratorio del mal no pretendan implementar algunas de estas aberraciones desde la “comisión de alto nivel”…

notishots@gmail.com