Glencore quiere crear empresa mixta

SCHWEIZ GLENCORE El consorcio minero suizo Glencore International PLC conversa con el Gobierno de Bolivia para formar una empresa conjunta de minería, según un artículo publicado por el diario The Wall Street Journal.

El Órgano Ejecutivo no confirmó ni negó que se realicen las negociaciones, pero adelantó que ya se llegó a un acuerdo con la firma suiza para la conversión de tres contratos de arrendamiento y riesgo compartido a otros de operaciones en los que el Estado tendrá más participación y beneficios.

El viceministro de Desarrollo Productivo Minero, Héctor Córdova, manifestó que “con los contratos que se aprobarán a más tardar la próxima semana, se han hecho dos cambios importantes que permitirán mejores ganancias para el país”, aunque no adelantó cómo será el porcentaje de distribución.

No obstante, reveló que en los nuevos contratos están incluidas algunas cláusulas que abren la posibilidad de que Glencore realice actividades de prospección y exploración minera.

El documento de oferta pública inicial al que tuvo acceso el diario mencionado dice: “en 2009, el Gobierno de Bolivia promulgó una nueva Constitución que requiere que las entidades mineras formen empresas conjuntas con el Gobierno. Glencore ha iniciado negociaciones de buena fe acerca de este requisito, y se espera que una resolución del asunto sea anunciada por el Gobierno en el futuro cercano”.

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

A través de su subsidiaria Sinchi Wayra, la firma suiza administra cinco minas en Oruro y Potosí. Los cambios, dijo Córdova, ocurrirán en los contratos de Bolívar, Porco y Colquiri.

Al momento, las operaciones del consorcio suizo en Bolívar se llevan a cabo bajo acuerdo de riesgo compartido, mientras que en Porco y Colquiri imperan contratos de arrendamiento.

El contrato de Poopó no sufrirá cambios pues se trata de un acuerdo de arrendamiento con una cooperativa local.

Las minas que administra Sinchi Wayra producen alrededor de 205 mil toneladas de concentrados de zinc, 15.000 de concentrados de plomo y 6.000 de concentrados de estaño al año.

En abril, el Gobierno anunció su intención de revertir la administración de las minas estatales a manos de la Comibol, según el Ejecutivo, a raíz de un pedido de los trabajadores mineros.

Empero, la propuesta fue rechazada no sólo por los mineros contratados por Sinchi Wayra, sino también por los que trabajan en yacimientos que opera Panamerican Silver.

La empresa considera aumentar la producción en Bolivia a cerca de 300 mil toneladas de concentrado de zinc y 30.000 toneladas de concentrados de plomo para 2013, con una inversión de casi 65 millones de dólares.

Además, documentos de Sinchi Wayra revelan que existen proyectos de inversión en Colas Colquiri por unos 25 millones de dólares; en Poopó; en Soracaya, para explorar y confirmar reservas calculadas en 2,4 millones de toneladas de plomo, plata y zinc; y en Cerro Grande, para la exploración de reservas de estaño comprobadas.

En mayo, planea empezar a cotizar en Londres y Hong Kong y la compañía no prevé que la empresa conjunta tenga impacto material en la firma.

En 2007, Glencore perdió la administración de Vinto como resultado de la nacionalización.

Página Siete – La Paz