A 61 años, se abre debate para ‘reinventar’ el Comité pro Santa Cruz

Desafíos. El propio presidente cívico Herland Vaca Díez, admite la necesidad de cambios. Surgen propuestas para este fin.

image 1984. Una de las movilizaciones cívicas por la descentralización, en la gestión de Jorge Landívar.



El Deber

El Comité pro Santa Cruz nació con sangre joven, universitaria, y ahora afronta el desafío de ‘reinventarse’ para sobrevivir. En sus inicios, la principal motivación fue sacar a Santa Cruz del olvido y la marginación en que se encontraba con relación al resto del país, hoy la realidad le exige nuevos retos.

EL DEBER abrió el debate sobre el futuro del Comité, que marcó hitos en la historia de Santa Cruz y el país, y que este 30 de octubre cumple 61 años de fundación.

El escritor Ruber Carvalho considera que el Comité ha entrado “en un maremágnum de no saber qué hacer, porque así anda el país, así anda Santa Cruz” y que la dirigencia política y empresarial “está en otra, buscando la forma de no caerse, de no perjudicarse”.

Carvalho se pregunta dónde quedaron los cruceños que hicieron posible el memorándum de 1904, los federalistas de la época igualitaria, los visionarios que conquistaron Moxos y fundaron grandes emporios, la gente que creó las cooperativas o la juventud como la que creó el Comité Cívico. “Desaparecieron o se los devoró la mediocridad de un Santa Cruz de 2 millones de habitantes, donde solo interesa hacer plata”, se responde.

Plantea como uno de los desafíos de la institución trabajar con vocación de poder para convertir a Santa Cruz en el centro de las decisiones políticas, administrativas y culturales en el país, no por ser centralistas, sino para tener ese ejercicio del poder. “Donde está el poder económico (como es Santa Cruz), debe estar el poder político, sino el poder es mentira”, enfatiza.

El abogado y miembro de la Sociedad de Estudios Geográficos e Históricos de Santa Cruz Isaac Sandoval, cree que en Bolivia uno de los conflictos no resueltos es el regional-estatal en el cual el Comité está inmerso.

“La correlación de fuerzas ha cambiado. La Santa Cruz de pobreza extrema en los años 50 ahora alcanzó las hegemonías económica en el PIB y demográfica con la presencia de gente de otras regiones y del exterior”, explica.

Frente a ello, surge el proyecto del Gobierno de imponer el comunitarismo-socialismo, contrario al proyecto de desarrollo cruceño que se ha dado hasta hoy.

En este nuevo contexto, Sandoval propone que el Comité replantee sus objetivos, innove su discurso y demuestre que el proyecto de desarrollo del oriente es sólido y que sustituirlo sería retroceder.

Cree que ya no es momento de pedir más servicios o más atención, sino de asumir esa pugna por la hegemonía política y en esa línea vigorizar la lucha por la autonomía que solo ha logrado un “avance relativo”.

El decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Gabriel René Moreno, Alfonso Coca, y el educador Álvaro Puente coinciden en la necesidad de abrir más el Comité a intereses de los diversos sectores sociales.

“Debería ser más popular, democrático y conciliador. Muchos lo usaron como trampolín político y, al final, la institución se fue deteriorando. Pero aún hay esperanza de que siga defendiendo a Santa Cruz”, dice Coca.

“Velar por los intereses regionales es precioso, pero es un peligro orientar a la sociedad según la ideología de unos pocos”, reflexiona Puente, al señalar que el verdadero rol del Comité no es ser oposición al Gobierno, sino trabajar por lo que genere crecimiento y desarrollo para todos como lo fueron en su momento las regalías petroleras del 11%.

   Cifras    

24

Sectores afiliados

Integra a entidades como gremiales, campesinos, indígenas, empresarios, comparsas, cooperativas, agropecuarios y otros. No a partidos políticos

19:30

Acto en el Comité

Este 31 de octubre se realizará el acto en conmemoración de la fundación del ente cívico. La UAGRM recibirá la Medalla al Mérito Institucional

‘Falta la mística de las luchas’

Es el fundador del Comité pro Santa Cruz y el único sobreviviente de su primer directorio, presidido por Ramón Darío Gutiérrez.

A sus 24 años y siendo secretario de Gobierno de la Federación Universitaria Local (FUL), Hernando García Vespa lideró la creación de la institución el 30 de octubre 1950, junto a otros universitarios. Hoy sigue apoyando al Comité, sin dejar de lado una mirada crítica a su labor.

“Falta volver a la mística de las históricas luchas cívicas de otros tiempos”, dice contundente este hombre que hace poco cumplió 84 años de vida.

“Como una primera tarea hay que consolidar un proyecto de desarrollo social, económico, cultural y, fundamentalmente, integrador. Como complemento, hay que identificar liderazgos fuertes con capacidad para llevar a buen puerto el destino de Santa Cruz”, explica.

Sin embargo, se muestra confiado en que el Comité sabrá superar la situación por la que atraviesa, pues considera que las instituciones privadas, así como las públicas, confrontan crisis que dejan vacíos de representación, pero que después “vuelven sobre sus pasos y se reencauzan hacia destinos superiores”. 

García Vespa nació en Beni, pero desde muy joven impulsó la defensa de los intereses de Santa Cruz.

Fue secretario general del primer directorio del Comité y luego ocupó otras carteras. También ha sido cónsul y dos veces ministro. Hoy se dedica eventualmente a asesorar sobre temas de interés regional y nacional, además de una amplia producción literaria.

   Luchas cívicas  

– Regalías. La defensa de las regalías petroleras del 11% en 1957 marcó una época de intensa movilización cívica en Santa Cruz hasta la promulgación de la ley en el Congreso Nacional en 1959. Esto benefició a todas las regiones  productoras de hidrocarburos.

– Municipios. El Comité pro Santa Cruz apoyó la restitución de la autonomía municipal en 1984 con la elección por voto universal de los alcaldes y los concejales. Hasta ese momento los alcaldes eran nombrados por el Gobierno central.

– Descentralización. Desde 1981 hasta 1995, se destacan las gestiones cívicas en la lucha por la descentralización administrativa en las presidencias de Percy Fernández, Jorge Landívar, Carlos Dabdoub y José Luis Camacho.

– Autonomía. El Comité impulsa el proceso autonómico durante las gestiones cívicas de Rubén Costas (actual gobernador) y Germán Antelo. Se convocaron a cabildos, siendo el más grande el cabildo del millón del 15 de diciembre de 2006.

   Historia  

– Creación. A las 17:00 del 30 de octubre de 1950, en el salón de actos de la Universidad Gabriel René Moreno y a iniciativa de la Federación Universitaria Local (FUL) se celebró el acto de fundación del Comité pro Santa Cruz, con la presencia de diversos representantes de la sociedad civil.

– Primer directorio. Fue elegido por voto directo de los asistentes al acto de fundación del Comité. Ramón Darío Gutiérrez J., presidente; reverendo Carlos Géricke Suárez, vicepresidente; Hernando García Vespa, secretario; y Mario R. Gutiérrez, Agustín Saavedra Suárez, Hernando Sanabria Fernández y Marcelo Terceros Banzer, vocales.

– Misión. De acuerdo con sus estatutos, el Comité Cívico es una institución esencialmente apartidista, sin fines de lucro, que busca el bien común y defiende los intereses de la región.

Asamblea. La Asamblea de la Cruceñidad es la máxima autoridad del Comité. Es convocada por el presidente para tratar los grandes temas de interés de la región.

Miradas   

Jesús Yavarí | Ex Dirigente Obrero

Santa Cruz es hoy un mosaico humano y como tal, el Comité debe cambiar. No puede seguir anquilosado y dando la espalda a esta realidad evidente. Hay que romper el esquema corporativo en la elección de sus dirigentes y buscar la democratización por el voto universal. Su rol debe centrarse en la lucha por un nuevo censo y la profundización de los procesos autonómicos.

Róger Otero A. | Secretario gral. comité

Este lunes 31 de octubre recibirá la Medalla al Mérito Cívico por las tres décadas de trabajo y su aporte a la institución. “El Comité es guía de los cruceños, busca su progreso en todas sus formas. Hoy está en un plan de fortalecimiento institucional que requiere del apoyo de todas las instituciones. Necesitamos que el Comité se robustezca para que actúe del mejor modo”, dice.

«El Comité se tiene que modernizar»

Herland Vaca Díez / Presidente del comité Pro Santa Cruz

-¿Cómo describe el momento por el que pasa el Comité pro Santa Cruz?

Está con los dolores del crecimiento, como un muchacho. Santa Cruz ha multiplicado mucho su población en los últimos años, hay gente de todos los pueblos del país y muchos extranjeros. Creo que los cruceños hemos sabido aprovechar y asimilar esa diversidad para crecer y no tener mayores trastornos.

-¿Cree que el Comité ha podido acoger a toda esa diversidad poblacional?

No, ha sido difícil, no es fácil para nadie, muchas instituciones y personas se sienten perplejos ante este crecimiento enorme. Es complejo, pero es necesario comprenderlo para poder planificar el futuro. Santa Cruz siempre planificó el futuro, el mejor desarrollo humano del país (excepto Tarija) lo tiene esta región. En los últimos 10 años, Santa Cruz ha asimilado casi un millón de habitantes y los ha soportado desde todo punto de vista.

-¿Este ‘boom’ demográfico obliga a replantear la estructura del Comité?

Sí, todos los habitantes tienen que sentirse representados por el Comité pro Santa Cruz. Su objetivo es buscar el bienestar de todos en la región y, por lo tanto, debe pensar en la inclusión.

Ahora, la inclusión tiene que ser cuidadosa, sobretodo para no perder la identidad y la cultura. Esta riqueza ancestral hay que preservarla y trabajar por ella.

-¿Esto plantea nuevos desafíos para el Comité?

Sí, el Comité se tiene que modernizar, tiene que ser una institución bien organizada, con un plantel de gente de todos los segmentos de la sociedad, con un grupo selecto de personas pensantes para que el Comité sea un centro de excelencia que oriente a la sociedad hacia mejores días, hacia la planificación y el desarrollo armónico.

Por ejemplo, debería darse más importancia a la educación y la cultura. El Comité tiene que hacer su trabajo, para que en el de-sarrollo económico y productivo no se descuiden estas cosas que también son fundamentales.

-¿No se ha logrado conformar ese grupo selecto de personas que elaboren políticas de desarrollo?

Todavía. Eso es un proceso, pero existen muchas personas jóvenes y mayores permanentemente prestas a colaborar y eso nos complace. Una sociedad avanza de forma segura cuando las personas miran el futuro de forma planificada. Y eso es lo que estamos haciendo. Muchos profesionales se acercan, estamos formando comisiones, hay muchos jóvenes preocupados por la realidad actual.

Algunas de las prioridades son salud, educación, seguridad ciudadana, medioambiente.

-¿Cuál es su desafío más inmediato?

Yo pensé que iba a ser el más fácil, pero está siendo el más difícil y es el ordenar la casa. Este es un proceso muy difícil, porque hay que pasar de una mentalidad de carretón a la de Fórmula 1. En el Comité hay personas que están pensando en otras cosas y no están viendo la realidad, tenemos que ordenar la casa para ponernos todos de acuerdo con el fin de fortalecer una institución que sirva de provecho a la región. Pensé que iba a ser más corto ese camino, pero también hay que tener paciencia.