Autonomía, mucho más que capacidad para tomar decisiones

Ismael Schabib Montero*

Vicealmirante Ismael Schabib Como se sabe, el orden político descansa fundamentalmente sobre los principios de libertad y autoridad. Estudiosos de la materia señalan que la libertad tiene por corolario la razón libre y la autoridad la fe que obedece. Ambos principios están indisolublemente ligados… la autoridad supone inevitablemente una libertad que la reconozca o la niegue; a su vez la libertad supone también una autoridad que trate con ella, la refrene o la tolere. El exceso extremo de autoridad es la esclavitud, el exceso extremo de libertad es la anarquía.

La democracia es un buen tema para teorizar, como se sabe, este concepto se origina de las voces griegas démos, pueblo, y kratos, autoridad, se entiende entonces que democracia es el Gobierno en el que el pueblo ejerce la soberanía, el poder está distribuido…es lo contrario de la autocracia, que significa un Gobierno en el que un solo hombre reúne todos los poderes. Modernamente el concepto de democracia se ha enriquecido, se entiende que en ella se respetan los derechos y las libertades de todos. Otro concepto importante es el de Pluralidad, el respeto y preferencia por lo diverso, y por la minoría, en contraste con la uniformidad. Es importante agregar que el respeto, entendido como enaltecimiento, obediencia, es fundamental para la democracia, el respeto por el otro, el respeto a la ley, a la moral y las buenas costumbres.



Al unitarismo se lo relaciona con la autoridad centralizada y al federalismo con la autoridad compartida y el respeto la individualidad, a la identidad. El centralismo se presta para la autocracia, para la dictadura, la autonomía y el federalismo tienen mayor afinidad con la democracia.

Por alguna razón en algunos círculos de la sociedad boliviana se entiende al federalismo como un paso a la disolución del Estado, nada más alejado de la verdad, modelos de federalismo clásico son los de EEUU de Norte América y Suiza, demuestran lo contrario. En el caso de los estadunidenses, tienen como genes las trece colonias que se establecieron en la costa Este, atlántica, habitada por europeos que huían de la intolerancia religiosa y política, cuando decidieron emanciparse de Inglaterra percibieron que las trece unidades políticas si querían sobrevivir en libertad, debían formar una federación. La principal razón por la que las trece colonias se volvieron un Estado Federal se originó en la necesidad vital de darse seguridad, de ser mas fuertes y por conveniencia económica, especialmente las colonias más pequeñas y débiles, ese fue el resultado después de reunirse varias veces para coordinar acciones contra Inglaterra, se sabe que inicialmente la mayoría de las colonias querían ser países unitarios. Buscaron un modelo en que el poder no se concentre en un solo lugar, no querían replicar el despotismo que habían sufrido en Europa. Sin embargo de que cada Estado tiene en el Gobernador a su principal autoridad ejecutiva, su propio parlamento y sistema de justicia, están subordinados a los poderes federales, que es una instancia a la que excepcionalmente se recurre, como fue el caso de Florida, el año 2000, cuando los candidatos a la presidencia Al Gore y Jorge W. Bush empataron en las elecciones en ese Estado y las autoridades judiciales desde Washington dirimieron el asunto a favor del segundo. La victoria de Bush en el Estado de Florida lo hizo Presidente de los EE.UU. en virtud del número de escaños.

Algo en que los especialistas en la materia están de acuerdo es que, en los países federales lo menos descentralizado que se tiene es la administración, por que los recursos económicos captados desde el exterior se concentran en el gobierno central en su condición de canal de contactos y desde ahí se hace la distribución, excepto, por supuesto, los impuestos que pudiera crear la gobernación en cada Departamento o los municipios.

Los especialistas coinciden en que la descentralización y la autonomía vienen a ser una especie de concesión en los países que nacieron centralistas, unitarios, entendiéndose que lo más parecido al federalismo logrado por países que nacieron unitarios, es la autonomía departamental, teniéndose como ejemplo el caso de España.

Se sabe de países que nacieron unitarios y se volvieron autónomos, pero no, de países federales que se hubieran convertido en unitarios. Por lo general se sostiene que los países, con federalismo clásico, nacieron federales, el caso de Rusia, que de ser un país socialista, centralizado, pasó a ser una federación, (aplicación del federalismo como teoría) por el colapso de la Unión Soviética, no es un ejemplo de federalismo clásico y se ajusta al modelo de un Estado que colapsó, fracasó y renació federal en busca de un mejor destino.

El federalismo como teoría, privilegia la libertad, la individualidad, la identidad, y la pluralidad. Los países federales del planeta tierra, son los más extensos territorialmente, porque el Gobierno centralista, unitario, pierde poder en la distancia y la diversidad, por el debilitamiento de las líneas de tensión, pero en los países federales, en cada Estado componente, se reproduce el poder.

Se puede llegar a la conclusión que Bolivia al convertirse en autónoma ha llegado a lo máximo que puede alcanzar un país que nació unitario, y que la autonomía es lo más parecido al federalismo, incluso se la considera como una forma de federalismo. Sin embargo se tiene que reconocer que ningún modelo funciona sin vocación y respeto al Contrato, es decir a la Constitución, como lo estamos experimentando, solo tenemos autonomías en teoría, este gobierno concentra cada día más el poder, estamos en plena involución, el caso del TIPNIS es una de las pruebas donde no se ha respetado la autonomía de los pueblos indígenas de las tierras bajas, con la elección de los magistrados del Poder Judicial de una lista de masistas, a pesar de la derrota de los déspotas en las elecciones, se ha ultra centralizado Bolivia, porque la independencia de poderes, que ya no existe, se encuadra en el concepto de libertad y pluralidad.

El federalismo es un modelo de gobierno donde se descentraliza el poder, se lo comparte con las regiones, tiende a democratizarlo por naturaleza, porque privilegia la libertad en la toma de decisiones hasta cierto nivel del poder, no la disolución del Estado, mientras que en el gobierno unitario se privilegia la centralización, es proclive a la autocracia, al autoritarismo y la dictadura, como ocurre en los países socialistas. Se concentra la toma de decisiones en unos cuantos, es un coto de botella. El federalismo y la autonomía llevan el poder a la periferia. El asunto de ser autónomos o federales no es sólo capacidad de los departamentos o Estados para tomar decisiones sino también, capacidad para vivir ejerciendo valores.

*Vicealmirante de la República de Bolivia