Caso Rózsa: suspenden audiencia por la llegada de ramo de flores

Audiencia conclusiva. Defensa de los acusados pide la exclusión de casi la integridad de las pruebas, por haber sido obtenidas ilegalmente, en las que el Ministerio de Público y Ministerio de Gobierno sustentan su acusación

image La defensa de uno de los acusados del caso Rózsa presenta sus incidentes en la audiencia conclusiva, durante la segunda jornada, ayer. Los Tiempos

La segunda jornada de la audiencia conclusiva del caso Rózsa fue interrumpida ayer de forma abrupta por el juez Ricardo Maldonado, debido a la llegada de un ramo de flores para el fiscal Marcelo Soza, pero con una tarjeta dirigida al abogado del Ministerio de Gobierno.



La tarjeta decía: “Dr. Fernando Rivera porque las miradas no matan, ch’askañawi”, y estaba firmada por “Kananchiri”.

El ramo de gerberas amarillas encargado a una florería fue recibido por uno de los policías y comunicado al juez, quien hizo un alto en la audiencia e informó que ante la llegada del ramo con una tarjeta “anónima” y por un similar hecho ocurrido el miércoles, se ponía en conocimiento del Ministerio Público para que asuma medidas.

Ante las palabras del juez, de entre los acusados, se levantó de su silla Mario Tadic y dijo que él fue quien encargó el envío, a través de un abogado, como “un acto de desagravio por el malentendido” de la víspera. “En la tarjeta no hay nada ofensivo. Es para que se vea que las miradas no matan. No es amenaza, sino un desagravio”, aseveró Tadic, en alusión al pedido de Rivera al juez, en la sesión anterior, de no “permitir las miradas asesinas” provenientes de los acusados.

Ante la admisión de Tadic y el aplauso de los otros acusados, Soza reaccionó y reclamó cómo el acusado, con detención preventiva y estando en audiencia, pudo encargar el ramo.

Rivera, por su parte, como “nombrado en la tarjeta” agradeció el ramo, pero dijo que éste tenía doble sentido y mensaje, y agregó que la audiencia era un acto serio, formal, no “un circo romano”, por lo que pidió al juez disponer acciones. “No sé si es un regalo o una amenaza, ¿cuál es el mensaje?”, expresó Rivera.

“Se dispone, ante el incidente ocurrido, debido a que corresponde el Ministerio Público investigar, la remisión de antecedentes y la remisión por parte del personal explosivos de la Policía del ramo y la tarjeta”, resolvió el juez al momento y luego declaró cuarto intermedio en la audiencia hasta hoy a las 9:00.

Consultado por la prensa, si tras este incidente iba disponer mayor seguridad y restricciones para los acusados, el juez dijo que no era posible que un privado de libertad, con un custodia asignado, haya tenido la posibilidad de enviar a una tercera persona para que compre un ramo de flores y encargue su entrega.

No obstante, precisó que los hechos que se conocen en este caso son de terrorismo y alzamiento armado, razón por la cual estos incidentes son “secundarios”, pero igual los remitió al Ministerio Público.

Rivera anunció que tomará acciones con relación a la tarjeta, por el mensaje subliminal. “¿Por qué el señor Tadic no firmó con su nombre la tarjeta y firma como Kananchiri? ¿Qué significa esto? Ya lo estamos investigando, hay una intencionalidad”, manifestó al señalar que quienes están siendo procesados son involucrados en terrorismo, personas muy peligrosas.

Defensa desbarata acusación

Los abogados defensores de los acusados que intervinieron ayer, al igual que los juristas que participaron en la sesión del miércoles, pidieron la exclusión de casi la totalidad de las pruebas, por haber sido obtenidas ilegalmente, presentadas por el Ministerio Público y el Ministerio de Gobierno en sus acusaciones. Además coincidieron en su pedido de nulidad de la acusación, debido a que pese al plazo (abril pasado) que se les dio al Ministerio Público y Ministerio de Gobierno, la nueva acusación tiene las mismas fallas.

Algunos de los abogados pidieron la exclusión del Ministerio de Gobierno, pues su participación en el proceso es ilegal porque el poder que presentó, luego del cambio de ministro (tras la renuncia de Sacha Llorenti), es general y no responde a las exigencias de una representación como la que se exige para actuados en un juicio penal.

En el caso de los acusados que guardan detención preventiva, los abogados solicitaron medidas sustitutivas como el arresto domiciliario, alegando que tienen problemas de salud.

Tres hospitalizados

• Debido a los problemas de salud que sufrieron tres de los acusados ayer durante la realización de la audiencia conclusiva, el juez informó que se dispuso la internación de éstos, dos en la clínica policial y de Ignacio Villa Vargas en la posta de penal de El Abra, donde guarda detención preventiva.

• Ayer, Kudelka tuvo que abandonar el salón para ser asistido médicamente. Villa Vargas, El Viejo, también dejó el salón y fue trasladado hasta El Abra.

Los Tiempos – 21/10/2011