El presidente y los indígenas reinician el diálogo en el Palacio de Gobierno

La reunión se realiza en el Palacio de Gobierno desde las cinco de la mañana, mientras más de un centenar de marchistas mantiene la vigilia en la Plaza Murillo.

image



Reunión del presidente Evo Morales con indígenas (Foto ANF)

La Paz, 22 Oct. (ANF).- El presidente Evo Morales reinició este sábado el diálogo entablado el viernes con los representantes de los indígenas defensores del TIPNIS en busca de solución al pliego petitorio de 16 puntos.

La reunión, como la del viernes, se realiza en el Palacio de Gobierno desde las cinco de la mañana, mientras más de un centenar de marchistas entró al tercer día de vigilia en la Plaza Murillo.

El presidente y los dirigentes indígenas definieron el viernes la agenda y la metodología de la negociación, poco después de que el mandatario anunciara su decisión de dar marcha atrás en la construcción del polémico tramo dos de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos.

Evo Morales envió el viernes a la Asamblea Legislativa Plurinacional sus observaciones a la Ley Corta, una de las cuales declara al territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) como una región “intangible”, como solicitaban los marchistas.

El vicepresidente Álvaro García Linera anunció la inmediata convocatoria a una sesión plenaria de ese organismo para considerar las observaciones, acatando de esta manera el deseo presidencial.

El mandatario y los representantes de la marcha decretaron un cuarto intermedio hasta las 05:00 horas de hoy después de reunirse durante dos horas en la noche del viernes.

“De una manera muy especial se va a tratar uno por uno los 16 puntos, a partir del primer punto. Va a ser un tratamiento de manera integral”, dijo el dirigente chiquitano, Adolfo Moye, al referirse al plan de trabajo.

Por su parte, el presidente de la Subcentral TIPNIS, Fernando Vargas, dijo el viernes por la noche que es posible que los indígenas que se encuentran en Plaza Murillo no se retiren, pese a la existencia de un compromiso con el presidente Evo Morales, hasta que se tenga “un resultado positivo a las demandas” indígenas.

Evo Morales saludó en la noche del viernes a los marchistas de la vigilia, a quienes reiteró que no fue él quien ordenó la represión del 25 de septiembre pasado en Yucumo. Los indíigenas lo aplaudieron en una sola ocasión, cuando anunció su decidió de dar marcha atrás en la construcción de la carretera.