Fundación Milenio: “Bolivia vive bonanza de extrema fragilidad”

El presidente de la Fundación Milenio, Roberto Lazerna, ayer en conferencia de prensa para presentar el informe económico del primer semestre de la presente gestión, sostuvo que “Bolivia vive una bonanza de extrema fragilidad”.

Añadió que la economía internacional creó oportunidades gracias a la capacidad de los precios de las materias primas, pero éstas no se supieron aprovechar y no se fortaleció la capacidad productiva.

Dijo que Bolivia vive un crecimiento de extrema fragilidad, la economía internacional creó oportunidades grandes gracias a la capacidad de los buenos precios de las materias primas, pero no se fortaleció la capacidad productiva.



Bolivia tiene frágil crecimiento económico, afirma Fundación Milenio

image De izquierda a derecha: Roberto Lazerna, José Luis Evia y Napoleón Pacheco de la Fundación Milenio.

Bolivia vive un crecimiento de extrema fragilidad, la economía internacional creó oportunidades grandes gracias a la capacidad de los buenos precios de las materias primas, pero no se supo aprovechar, no se fortaleció la capacidad productiva, afirmó el presidente de la Fundación Milenio, Roberto Lazerna.

Existen elementos que, permiten asegurar que la economía boliviana está relativamente bien, pero estamos en una situación de extrema fragilidad y vulnerabilidad, afirmó en una conferencia de prensa para presentar el informe de la economía nacional en el primer semestre de la gestión 2011.

La economía internacional creó oportunidades grandes por los precios de las materias primas: gas, minerales; pero no se supo aprovechar esta oportunidad en la mejora de la capacidad productiva y mejorar las perspectivas futuras de la economía, “nos dedicamos excesivamente al cambio institucional, político disminuyendo la gobernabilidad y capacidad de gestión.

Dijo que estamos en un momento en que la economía internacional está en dificultades con una variación en las bolsas de valores, el precio de los minerales que cae y se recupera, es una situación inestable que “anuncia una gran dificultad en la economía mundial y nuestra dependencia es mucho mayor de lo que era hace 10 años”.

DECEPCIONANTE

El coordinador del informe económico de la Fundación Milenio, José Luis Evia, mencionó que, según datos del INE, en el primer semestre, Bolivia creció un 5,03%, un promedio interesante si uno compara con las tasas de crecimiento de otros años, sin embargo, “dado el contexto internacional el dato resulta decepcionante”.

Se puede observar cómo las economías de otros países aprovecharon en su desarrollo, se puede advertir que nuestro desempeño (en el caso boliviano) no es tan importante, destacable como debería ser frente al contexto internacional, sostuvo.

Dijo que, el crecimiento de Bolivia está por debajo de la Argentina, Ecuador, Chile, Perú, Uruguay, y apenas encima de Venezuela, Brasil y Paraguay. El crecimiento e impulso del Producto Interno Bruto (PIB) fue por el consumo familiar de alimentos y ello está relacionado con el gran crecimiento de las importaciones.

José Luis Evia mencionó que, el crecimiento del país tiene que estar basado en el desarrollo de sus sectores productivos, es la única forma de crecer a largo plazo; un desarrollo basado en el consumo es de corto plazo y muy frágil ante cualquier eventualidad en la economía internacional, remarcó.

Existen algunos signos de estancamiento de los sectores exportadores que no crecen como se esperaba, si bien el PIB crece se debe a que el consumo de la sociedad se está expandiendo y se nota en el fuerte crecimiento de bienes de consumo (alimentos).

Destacó que hay una gran “volatilidad del sector fiscal debido a que el súper habit está ligado al precio de las materias primas”, la inflación se resiste a bajar, ciertamente es moderada, el crédito tiene un desarrollo considerable, la mayor parte de la cartera no va a los sectores productivos.

Lo que dinamiza la economía es el crecimiento del consumo, la construcción, el comercio, en suma los no transables; en general se pueden ver datos macroeconómicos que muestran cierta fuerza, solidez de la economía, pero cuando se analiza los temas sectoriales, los sectores de la producción no tienen crecimiento, comentó.

RECUPERACIÓN

Anotó que, la actividad del petróleo y gas natural, significó una recuperación importante; los demás sectores son aquellos no exportadores orientados hacia el mercado interno, “los no transables”, principalmente construcción y obras públicas, servicio y comercio que también tuvieron efecto en la economía nacional.

Si se compara el nivel de producción de gas natural de este año de 41.75 millones de metros cúbicos al día, no es diferente a la producción del año 2008, se logró una producción de 39,77 millones de metros cúbicos al día, puntualizó, explicó.

Sostuvo que pese a la recuperación, si se observa en un contexto de largo plazo “estamos estancados en un nivel de producción, no hay una expansión de la capacidad de generación de gas natural, esto se debe a la falta de inversión en el sector”.

La Paz, El Diario