Gobierno dice que cooperará para establecer responsabilidades en represión a indígenas

El ministro de Gobierno, Wilfredo Chávez insistió que también debe ser investigado alguna “infiltración política” en la marcha de los indígenas del Tipnis.

imagePor “ordenes superiores” se ejecutó la represión policial contra la marcha indígena el 25 de septiembre pasado (Foto Opinión)

Gobierno cooperará con informes para establecer responsabilidades en hechos de Yucumo



    La Paz, 23 oct (ABI).- El Gobierno prestará toda su cooperación a los investigadores para esclarecer las responsabilidades en el caso Yucumo, que se refiere a la intervención policial contra los marchistas indígenas del oriente, señaló el domingo el ministro de Gobierno, Wilfredo Chávez.

    Los hechos se produjeron el pasado 25 de septiembre.

    Chávez manifestó que el presidente Evo Morales ha instruido la conformación de una Comisión de alto nivel que se haga cargo de investigar este caso, con la participación de representantes de organismos internacionales.

    Anotó que en la actualidad, el Ministerio Público ha iniciado las indagaciones para las que tiene un tiempo límite de seis meses antes de emitir un informe.

     Enfatizó que a consecuencia de esos hechos, se produjo el cambio de dos autoridades, como eran el ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, y el viceministro de Régimen Interior, Marcos Farfán, además del subcomandante de la Policía, general Oscar Muñoz y otros policías de menor graduación.

    Chávez manifestó que lamentablemente algunos de los actores de los hechos Yucumo "han contaminado la investigación que está a cargo de la Fiscalía de Distrito de La Paz, aunque se espera que se subsanen los problemas hasta lograr un informe final".

    Con relación a la marcha de pueblos indígenas del oriente, el Ministro dijo que en La Paz se han infiltrado algunas personas que responden a mandatos de partidos políticos de derecha para provocar conflictos.

    "Con los indígenas del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure, se ha respetado los derechos humanos y constitucionales, pero algunos infiltrados han tratado de provocar conflictos", enfatizó.

    Reiteró que hubo una infiltración política en la marcha que será investigada.

    Se refirió al conflicto provocado la noche del jueves en las cercanías del Palacio de Gobierno, cuando grupos de marchistas junto a otras personas ajenas al movimiento intentaron violar las barreras policiales.

    "Dos policías resultaron heridos. Los propios marchistas denunciaron que gente extraña azuzaron los problemas y algunos estaban en estado de ebriedad", puntualizó.