Hay enviados extranjeros de narcos a Bolivia

La Policía investiga la presencia de colombianos y mexicanos involucrados en la elaboración y cristalización de droga en Bolivia.

image



FELCN. Efectivos de Umopar descienden de un helicóptero, el viernes. Realizan operativos en parques nacionales.

Por Roberto Charca H. – La Prensa – 23/10/2011

Felipe Cáceres, viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, afirmó que hay emisarios de organizaciones criminales extranjeras para la elaboración y cristalización de droga en Bolivia.

Cáceres, en una entrevista con La Prensa dijo que son estos extranjeros quienes reclutan a bolivianos para procesar la hoja de coca en tiempo récord y posteriormente enviarla a Estados Unidos, Europa y otros países donde existe demanda por la droga.

“Los súbditos colombianos tienen mucha información de las áreas de producción en nuestro país. Son, los narcotraficantes, emisarios de organizaciones criminales del exterior, pero está descartada la presencia de carteles. Son organizaciones”.

Tecnología. El viceministro Cáceres recordó que hay mayor presencia de colombianos porque cuentan con tecnología de punta para la fabricación de cocaína. “Antes, extraían la pasta base pisando toda la noche y con una decena de personas. Ahora, con la tecnología de punta, sólo requieren de dos horas y dos personas para producir 100 kilogramos de droga por día”.

La autoridad recordó que debido a la lucha frontal que asumió el Gobierno, éstos se han internado en los parques nacionales, donde ahora opera la fuerza antidroga.

PRODUCCIÓN. Sobre la producción de hoja de coca en el país, Cáceres explicó que existe coca excedentaria en los Yungas de La Paz y el trópico de Cochabamba. Empero, existe también droga que es internada desde el Perú para su cristalización. “Asumimos con hidalguía que hay coca excedentaria, pero también recordamos que se han erradicado más de 8.700 hectáreas de forma concertada en la gestión 2011”.

3 parques nacionales son vigilados y rastrillados por efectivos antidroga de Umopar en Bolivia.