Indígenas plantan a Evo y convocan a una movilización

Las condiciones de ambos sectores trabaron el inicio del diálogo. Evo criticó la falta de coordinación en la dirigencia indígena y éstos le piden quitar el cerco policial. El ministro de Gobierno señaló que el cerco policial permanecerá.

La Razón – Iván Paredes – La Paz

INDÍGENAS PLANTAN A EVO Y CONVOCAN A UNA MOVILIZACIÓN



Los indígenas que defienden el TIPNIS no asistieron ayer a dos invitaciones del presidente Evo Morales para iniciar el diálogo. Anoche subió la tensión en plaza Murillo y los dirigentes llamaron a la población a ejercer presión para apoyar sus demandas.

image Movilizaciones. Un grupo de indígenas trató de romper el cerco policial e ingresar al centro político.

La jornada transcurrió entre discrepancias del Gobierno y los indígenas sobre la logística para instalar el diálogo y concluyó sin resultados y con mayor tensión.

A las 00.15 el Ejecutivo invitó a dialogar a 20 dirigentes indígenas en la Vicepresidencia, pero la propuesta fue rechazada 15 minutos después por los marchistas, quienes exigían que la negociación se desarrolle en Palacio de Gobierno y con un centenar de dirigentes originarios.

El presidente Evo Morales, tras anunciar el descubrimiento de reservas de petróleo en el norte de La Paz, ingresó a las 10.30 a la Vicepresidencia y esperó 20 minutos a los marchistas, quienes no llegaron al lugar.

Luego ofreció una conferencia de prensa en la que insistió que el diálogo debería darse en la Vicepresidencia y anunció que esperaría “toda la mañana” a los indígenas. Explicó que en Palacio no se podía efectuar la reunión porque se realizan obras de mantenimiento.

Cerca de las 13.30 abandonó el lugar tras el plantón indígena.  

Respuesta. Los originarios insistieron en que la cita debía realizarse en Palacio de Gobierno y enviaron una carta al Mandatario explicando que la marcha llegó a La Paz con ese objetivo.

“Que hagan las refacciones, pero no creo que el trabajo sea en todo el Palacio, hay bastantes ambientes donde podemos sentarnos a discutir los 16 puntos”, explicó el presidente de la Subcentral del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), Fernando Vargas.

Ante la insistencia indígena, el Gobierno cedió y a las 16.30 invitó a una delegación de 20 dirigentes de los marchistas a reunirse una hora y media más tarde en instalaciones de Palacio de Gobierno.

Una vez más los indígenas rechazaron la invitación y esta vez pidieron al Gobierno que permita el ingreso de los dirigentes que un día antes se quedaron fuera de la plaza Murillo, además de la instalación de una pantalla gigante para que los marchistas en vigilia puedan hacer el seguimiento del diálogo.

Los indígenas le volvieron a plantar, y a las 18.00 Morales emitió un mensaje en el que lamentó que los dirigentes no hayan asistido a la reunión. Criticó la falta de coordinación entre los dirigentes.  

Pedido. A las 19.30, la dirigencia indígena que desde su arribo a La Paz se instaló al frente de Palacio, pidió al Gobierno “dejar el juego” de envío de cartas. “Queremos diálogo, pero ante todos nuestros hermanos”, afirmó Adolfo Chávez, presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB).

Además, exigieron retirar el cerco policial instalado en las cuatro esquinas del centro del poder político. Ante los pedidos de los indígenas, a las 21.30 el ministro de Gobierno, Wilfredo Chávez, dijo que los “caprichos” no deben afectar la seguridad de la plaza Murillo, y descartó el ingreso de más protestantes a kilómetro 0. Además, calificó como un “show” el pedido de instalación de una pantalla gigante.

Quince minutos después, el presidente Morales, en un breve contacto con la prensa, recordó las invitaciones al diálogo que realizó el Gobierno y lamentó la inasistencia de los marchistas.

“No quieren diálogo. Estoy preocupado por su decisión”, aseguró en el Salón de los Espejos de Palacio, donde se habilitó un ambiente para el esperado encuentro.

La declaración presidencial molestó a la dirigencia indígena en el centro de plaza Murillo, que pidió a los sectores sociales movilizarse en la urbe paceña para presionar al Gobierno con el objetivo de iniciar el diálogo con los miembros de la Comisión Política y sin cerco policial.

Chávez pidió a Morales “dar un paso al costado” si es que “no puede gobernar para todos”.

La Central Obrera Boliviana (COB), mineros, maestros urbanos y universitarios anunciaron movilizaciones en respaldo a los indígenas, quienes llegaron el miércoles a La Paz después de 66 días de caminata desde Trinidad. 

La cronología

00.15 El Gobierno invitó a la dirigencia a dialogar a partir de las 10.30 de hoy en la Vicepresidencia y con una delegación de 20 representantes de la marcha.

00.30 Los marchistas respondieron que el encuentro sea en Palacio de Gobierno y con un centenar de representantes indígenas.

10.30 La dirigencia indígena no asiste a la convocatoria presidencial. Morales, desde la Vicepresidencia, critica la actitud, pero vuelve a invitar al diálogo.

13.30 Morales abandona la Vicepresidencia. Fue el primer plantón de los indígenas al Mandatario.

16.30 El Ejecutivo cede e invita a 20 dirigentes a Palacio de Gobierno. 

17.00 Responden con el condicionamiento de permitir el ingreso a plaza Murillo de más indígenas, e instalar una pantalla gigante para transmitir el diálogo 

18.00 Los indígenas plantan por segunda vez a Morales, y piden retirar el cerco policial.

21.30 Desde Palacio, Morales pidió a los indígenas superar sus diferencias.

Policía neutraliza movilización

Después de los intentos frustrados de diálogo entre Gobierno e indígenas, un grupo de marchistas intentó romper anoche el cerco policial que resguarda la plaza Murillo. La Policía lanzó gases lacrimógenos para neutralizar la movilización.

A las 22.00, cerca de 50 indígenas y dirigentes de otros sectores sociales intentaron sumarse a la vigilia instalada en la plaza Murillo el miércoles, y que le costó el puesto al coronel Wenceslao Zea, hoy excomandante de la Policía de La Paz. En la calle Ayacucho, a unos pasos del centro del poder político, entre empujones y pedradas, los indígenas intentaron romper el cerco policial, que fue reforzado.

Los uniformados reaccionaron y lanzaron gases lacrimógenos para dispersar a los marchistas, que también respondieron con agresiones físicas y verbales.

El viceministro de Gobierno, Roberto Quiroz, informó de que dos uniformados resultaron heridos. Ambos recibieron golpes en su cabeza y fueron trasladados al Hospital Obrero para que reciban atención médica, explicó.

Los indígenas, que están en vigilia en la plaza Murillo, también participaron de los incidentes en un intento por fortalecer su presencia en el centro político. “Esto es un abuso de nuevo”, protestó Adolfo Chávez, líder de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB).

El ministro de Gobierno, Wilfredo Chávez, señaló que el cerco policial permanecerá.

La intransigencia impide abrir diálogo entre Evo e indígenas

Los marchistas quieren ingresar a la plaza Murillo.

TIPNIS. El presidente Evo Morales esperó en tres ocasiones a los originarios, pero éstos piden que se deje pasar a todos los marchistas para luego instalar el diálogo.

image La Policía cerró el paso de todos los accesos a la plaza Murillo por temor a incidentes. Wara Vargas / Página Siete

Página Siete / La Paz – 21/10/2011

Los indígenas que defienden el TIPNIS insisten en ingresar a la plaza Murillo para iniciar el diálogo con el presidente Evo Morales en Palacio Quemado, pero el Gobierno quiere negociar solamente con un grupo de dirigentes y a puertas cerradas, sin transmisión en directo, como demandan los originarios.

Durante la jornada de ayer hubo tres convocatorias gubernamentales para la instalación del diálogo; sin embargo, las tres citas fracasaron por falta de acuerdo en la definición de las reglas de juego de tal encuentro.

Los indígenas mantienen su decisión de que se abra el cerco policial para ingresar a plaza Murillo, donde han instalado una vigilia desde el miércoles. Una vez que el Gobierno acepte esta condición, entonces determinarán cuántos dirigentes ingresarán a Palacio; se habla de al menos 50.

Esta petición fue rechazada por el presidente Evo Morales, quien en una conferencia de prensa, realizada en la noche, lamentó que los indígenas no hayan accedido al llamado a dialogar. “Finalmente siento que no quieren diálogo”, sentenció.

Morales rechazó el pedido de instalar una pantalla para seguir de cerca del diálogo y los acusó de buscar que esta cita se convierta en un “acto político”.

Asimismo, informó que cuenta con una carta de otros miembros de la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), en la que desconocen a la dirigencia que participa en la movilización indígena.

Morales convocó a los marchistas a las 10:00 en la Vicepresidencia, pero los indígenas indicaron que sólo dialogarán en Palacio Quemado y con el Jefe de Estado. Entonces, el Ejecutivo decidió llamar a otra cita a las 18:00 en Palacio, en la cual participarían solamente 20 personas.

Mediante otra carta, los marchistas respondieron que aceptan el diálogo, pero pidieron que se permita el ingreso de más delegados y la columna de marchistas.

El Gobierno hizo otra cita para las 21:00 en Palacio, pero los indígenas pusieron como condición que ingresaran sus compañeros a la plaza Murillo.

Los indígenas, además, pretenden que las negociaciones con el Gobierno sean transmitidas por pantallas gigantes en la plaza de armas, además de equipos de sonido.

YPFB descarta exploración en el TIPNIS

El presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, Carlos Villegas, descartó que se realice exploración petrolera en el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

Villegas afirmó que “en el TIPNIS existe un pequeño sector de potencialidad hidrocarburífera, pero antes de la emergencia que estamos viviendo (con el tema de la carretera) hemos excluido al TIPNIS de las áreas exploratorias”, aunque aclaró que “en las áreas colindantes con el TIPNIS, que son de mayor potencial hidrocarburífero, es ahí donde vamos a hacer (exploración)”.

El ejecutivo señaló que los proyectos de exploración están contemplados en el Parque Aguaragüe, pero que se cumplirá la consulta previa. “Los proyectos exploratorios están funcionando en la medida en que nosotros realicemos rigurosamente la consulta previa con la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG) para poder iniciar las actividades hidrocarburíferas”, afirmó.